Aída Trujillo

junio 10, 2010

Publicaciones en el Periódico El Nacional, terremoto de Haití 2010

21 Enero 2010, 11:08 AM

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Escrito por: Aida Trujillo

Imágenes y noticias horribles han seguido al terremoto que afectó a nuestros convecinos la pasada semana.  Y hoy me encuentro con que una réplica, bastante fuerte, ha conmovido de nuevo a ese país.  ¡Qué realidad tan dura están viviendo en Haití!

Terremoto en Haití

Terremoto en Haití

Leo en los periódicos noticias que me entristecen también.  Algunas me irritan.

La presunta ocupación norteamericana de Haití.  En vez de ayuda, ocupación, aunque la intención sea buena.   El propósito del anterior presidente “destronado”, Aristide, por regresar a su país, con las consecuencias que ello pueda implicar.  Bomberos que han sido enviados desde Perú y a quienes no han dejado pasar por ceder su puesto a políticos y periodistas.   Anotaciones absurdas de un obispo en España, además de personas, de allá, que me dicen que no se animan a mandar dinero por la corrupción que reina allí, etc., etc.

Oigo, además, comentarios de personas, incluso de nivel educacional elevado, que dicen estar convencidos de que, ese pobre país, se merece lo que le ha ocurrido.  Afirman que los hechos se han producido debido a sus creencias religiosas, contrarias a la fe católica.

Hasta el propio cónsul haitiano en Sao Paulo, Brasil, fue pillado “in fragrantis” haciendo unas declaraciones sorprendentes.  Las hizo cuando ignoraba que estaba siendo escuchado a través de una emisora.   Y posteriormente se apresuró a desmentirlas.

A través de esta columna pretendo no meterme con cosas de índole política.  Sin embargo, considero el asunto como algo HUMANO que nada tiene que ver ningún tipo de ideal gubernamental.

Y, claro, todo lo leído y escuchado me ha desbordado.  No tengo más remedio que plasmar mi indignación, en pocas palabras, en estas líneas.

¿Quién puede creer en pleno siglo XXI, de forma honesta, que cuando un pueblo sufre una catástrofe se la merece por sus creencias religiosas?  ¿Es necesaria una ocupación para restablecer a un país de su miseria?  ¿Se necesita que un dictador regrese para “tomar las riendas” y restablecer el orden y la estabilidad?

Personalmente pienso que no.  Pero es cierto que lo que escribo es sólo una humilde opinión, la mía.

Doy gracias de que existan personas en nuestro mundo que sí están dispuestas a brindar su ayuda incondicional a este pueblo y a tantos otros que la necesitan.  Eso me sirve, nos sirve, de gran consuelo.

Como ya comenté en una edición anterior, creo en lo que dijo Sondra Ray en una de sus conferencias en Madrid.  “En el planeta hay muchos dones.  ¡Lo que hace falta es AMOR!”

Pido a todos los gobiernos, los políticos, los ciudadanos del mundo que brindemos ese AMOR a Haití a través de la AYUDA, sin intercambio de ningún tipo.  Ese pueblo, hoy en día y por desgracia, no está en condiciones de intercambiar nada que no sea miseria y horror.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: