Aída Trujillo

junio 18, 2010

Publicaciones en el periódico El Nacional de República Dominicana, la falta de luz y de agua y… la miseria

18 Febrero 2010, 12:25 PM

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Escrito por: Aida Trujillo

Tras muchos años de ausencia, de regreso a mi país natal, se celebra San  Valentín, día de la Amistad  y el Amor, al igual que en otros lugares del mundo.  Pero, a pesar del hermoso festejo, en Dominicana se me vuelve a romper el corazón de pena.

Existen, en nuestra querida patria, lugares en donde mucha gente está sufriendo la falta de energías fundamentales.  La información me llega a través de los noticieros y los periódicos.  Pero lo peor son los comentarios directos de quienes las viven en su día a día.  Últimamente el problema se ha recrudecido, llegando a límites intolerables.

Juan Dolio

Juan Dolio

Yo misma estoy padeciendo los estragos de 72 horas seguidas sin electricidad.  Muchas de ellas, también sin agua.  Con todo, me considero una privilegiada pues tengo la suerte  de haberme “cobijado” en casa de una amiga, Pepa.  Ella vive en un sector de Juan Dolio en donde hay luz permanente y en donde me ha acogido con los brazos abiertos.  ¡Gracias, Pepa!

A pesar de convivir con el agua contaminada y no apta para beberse, como ya sabemos, el poder aliviarse del calor y preservar el aseo del hogar, brinda un gran consuelo a no pocos compatriotas. Su carencia es inadmisible, así como la de la luz, en un país como el nuestro.

Las noticias tocantes al asunto no son alentadoras.  La crisis continúa sin que se manifiesten soluciones inmediatas.  Los testimonios y las imágenes de personas desesperadas son graves y tristes.

Señores…  ¡Seamos solidarios también con nuestro pueblo!

Hace algunos días visité el mercado de San Pedro de Macorís y me detuve a curiosear por sus alrededores.  El olor nauseabundo de las calles circundantes me hizo escapar mucho antes de lo previsto.  Tanta miseria, tanta porquería tirada por el suelo, tanta falta de higiene, me lastimó… Y aún más me lastima el hecho de saber que  ese estado de infección continua, parece indisoluble por el momento.  Nadie le pone remedio.  La gente lo tiene asumido.

Enfermedades, contaminaciones, bacterias, virus, parásitos y un sinfín de malestares que pueden determinar hasta la muerte, hacen de las suyas en núcleos como ese.

Pero no es sólo en San Pedro en donde he podido observar ese desastre cotidiano que, por serlo, se ha convertido en algo familiar para “el ciudadano de a pie”.  Como sabemos, nuestra capital y otros municipios, también cohabitan con él. Opino que eso es algo que no debe de ser tan difícil de erradicar.  Y que lograrlo repercutiría en beneficio de todos.

Hace un tiempo, Cecilio, un señor al que considero un sabio por su trayectoria, me dijo algo que me marcó profundamente.   “Por desgracia nos resulta imposible ayudar a todos pero…  ¡lo que sí podríamos hacer es intentar auxiliar aunque fuese a una familia!”  Él, con gran tesón, rescató a un matrimonio y a sus hijos de una especie de ratonera y les ayudó a construirse una vivienda digna y sin goteras.  Este señor no es, ni aspira a ser, un magnate pero pidió la colaboración de otros y lo consiguió.  Creo que merece la pena el considerar este ejemplo de adhesión humanitaria.

Si cada uno de nosotros socorriese a una sola familia, de tantas que viven en la miseria…  ¿cuántos miles, o millones, de ellas se verían beneficiadas?  Me pregunto si  de veras desequilibraría nuestro presupuesto el donar un galón de agua potable, una libra de arroz y otra de habichuelas cada tanto a algunas personas que no pueden adquirirlas por falta de recursos…

Creo que no es necesario irse muy lejos para ser solidarios. Esto no quiere decir que no lo seamos con otros países.

 
   
Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: