Aída Trujillo

junio 19, 2011

Publicaciones en el periódico El Nacional, Playa de Palenque

16 Junio 2011, 11:14 AM

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Escrito por: Aida Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

 

Beldades naturales de nuestro país: Playa de Palenque

Aunque pueda parecer increíble, hasta hace pocos meses, no tuve el placer de disfrutar de esta playa situada cerca de la capital, a unos 30 kilómetros hacia el oeste.

Y, lo más grande de todo ha sido que, quien me la descubrió, fue un gran amigo mío, español, médico y enamorado de nuestro país.  Sobre él escribiré pronto pues merece la pena el conocer a esa eminencia de la medicina y, al grandioso y culto ser humano que es el doctor Andrés Rodríguez Alarcón.

A los compatriotas que preguntaba, siempre me recomendaban ir al el este, cuyo litoral suele gozar de cristalinas aguas de color turquesa y de fina arena blanca, y no está lejos.

Sin embargo, mi amigo, se empeñó en que conociese una playa más popular, más familiar y con su “arena prietica”, como él la denomina. Me comentó que, allí, me iba a sentir más tranquila pues, casi todos los que la frecuentan, son dominicanos.

Desde el primer día que me llevó, junto a su esposa y unos familiares, me enamoré de Palenque y de su gente.

Nuestra bandera por encima nuestro

Nuestra bandera por encima nuestro

Ayuda en plena carreyera

Ayuda en plena carreyera

Es verdad que, aparentemente, el mar es más oscuro, debido al color de su fondo. No obstante, cuando penetras en él, te das cuenta de que es transparente y limpio.

Como es lógico, llegando casi a la hora de almorzar, el sol pega fuerte, pica.

Después de disfrutar de ello, coger un poco de color y bañarse en ese agua, de temperatura ideal, empiezas a regocijarte con sus atardeceres espectaculares y dorados.

Aunque aún no he tenido la ocasión de conocer esa faceta de esa parte de nuestra isla, me han comentado que, allí, playas, ríos y montañas se conjugan, invitando a la aventura.

Restaurante

Restaurante

Andrés, mi amigo, me recomendó un comedor, Mary Mar, regentado por el hijo de su dueña: Cheo.

Este hombre, de facciones exóticamente dominicanas, es más que amable y siempre está dispuesto a complacer y a servir bien a sus clientes.

El kiosco de las Kativias o cativias, como quieran escribirlas

El kiosco de las Kativias o cativias, como quieran escribirlas

En su kiosco se pueden degustar unas “kativias” realmente deliciosas.  El pescado que su madre cocina, a gusto del comensal, siempre está fresco y bien preparado. Suelen acompañarlo de tostones y moro de guandules, a menos que uno desee otra cosa.

Recién salidos del mar

Recién salidos del mar

El pasado domingo, cuando mi hija casi tuvo que obligarme a salir, pues suelo pasarme el día delante del computador, cambiamos el segundo plato por un “picapollo” que resultó ser excelente.  Los precios son muy razonables y las mesas están instaladas en plena playa.

En una ocasión, una amigade mi hija, Cristina, nos invitó a quedarnos a dormir en el hotel Playa Palenque, situado a pocos metros de allí. Sus habitaciones son limpias y confortables.

Hotel Palenque

Hotel Palenque

Tiene un jardín preciosos, digno de ser visitado, y una piscina pequeña situada delante del comedor. Allí, en otro plan, se come muy bien también. Sus propietarios, un señor suizo y su señora, una dominicana muy simpática, son verdaderamente encantadores. Los precios de este establecimiento también están bien en su relación calidad-precio.

Piscina del hotel

Piscina del hotel

Esta zona se caracteriza por el hecho, sinónimo de sosiego, de que el turismo masivo aún no ha echado raíces allí, pues la desconocen. En ella aún se puede vivir la originalidad de los pueblos indígenas que se destaca por ser sociable y hospitalaria.

Simpática foto de Cheo conmigo

Simpática foto de Cheo conmigo

Playa Palenque forma parte de las vírgenes y ocultas playas que embellecen esa región de nuestra isla. Vale la pena conocerla y disfrutar de ella.

Aída Trujillo Ricart             https://aidatrujillo.wordpress.com/

Anuncios

junio 13, 2011

Publicaciones en el periódico El Nacional, Romería del El Rocío en Almonte (Huelva)

9 Junio 2011, 11:14 AM

Virgen del Rocío

Virgen del Rocío

Ermita del El Rocío en Almonte

Ermita del El Rocío en Almonte

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Romería de El Rocío en Almonte (Huelva)

Escrito por: Aida Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

La Romería del Rocío es una manifestación religiosa, popular, católica y andaluza en honor de la Virgen del Rocío. Se celebra el fin de semana del Domingo de Pentecostés. La Virgen se encuentra en la ermita que está situada en la aldea de Almonte (Huelva) del mismo nombre.

Romeros cruzando el Parque de Doñana

Romeros cruzando el Parque de Doñana

“El Rocío” atrae alrededor de un centenar de cofradías de las poblaciones cercanas a Cádiz, Huelva y Sevilla.

Lince ibérico en el Parque de Doñana

Lince ibérico en el Parque de Doñana

Los peregrinos atraviesan a pie, o en barca, las marismas del delta del Guadalquivir, para llegar allí, en el límite del Parque Natural de Doñana.

Durante esta celebración, esta aldehuela, de alrededor de 2.000 habitantes, se convierte en la tercera ciudad de España más poblada.

La peregrinación tiene una duración de una semana, contando con el “camino” hacia ella. Allí se unen la pasión, devoción, tradición y diversión.

Este año, el momento culminante del fervor colectivo aconteció en la noche del domingo 12 al lunes 13 de junio.

Es la ocasión en la que, engalanada y adornada con sus collares barrocos, la “Paloma de las Marismas” sale de su santuario y desfila en medio del impaciente gentío.

Sus porteadores tropiezan constantemente, pues el paso siempre está obstaculizado por una marea de admiradores cuya razón, aturdida por la espera y las fiestas que preceden al acontecimiento, se tambalea con las primeras luces del alba.

Imagen representativa de la Hermandad del Rocio de Villamanrique

Imagen representativa de la Hermandad del Rocio de Villamanrique

La memoria popular ha rescatado del olvido, transmitiendo, de generación en generación, la historia que supuso el descubrimiento de la Santa Imagen, en la misma zona que ocupa actualmente su santuario.

No hay dudas sobre la pertenencia de esta imagen a Almonte, aunque se señala la participación e importancia de la villa de Villamanrique en su hallazgo.

Popularmente se describe que, a principios del siglo XV, Gregorio Medina, un cazador de Mures, la actual Villamanrique de la Condesa, tuvo que dirigirse a Las Rocinas, lugar frecuentado por los cazadores. Allí, en un hueco del tronco de un árbol centenario, la encontró y, en un principio, la confundió con una muñeca.  Pero era un representación de la Virgen del Rocío que permanecía escondida desde la época de los moros. Medía casi una vara de alto y estaba hollada por las inclemencias del tiempo.

El cazador volvió a Almonte y dio cuenta de su descubrimiento. Entonces, numerosos vecinos se trasladaron al lugar en cuestión y se llevaron la imagen. Como consecuencia, entre los de esa localidad y los de Villamanrique, surgió una disputa que se subsanó siguiendo una costumbre de la época.

Las fronteras y el yugo que unía a la pareja de bueyes, atados mediante unos cordeles

Las fronteras y el yugo que unía a la pareja de bueyes, atados mediante unos cordeles

Engancharon pues, en unas carretas, dos yuntas de bueyes para que su fuerza, cada uno tirando hacia un lugar opuesto, decidiera el sitio donde se emplazaría la Virgen.

Ambas potencias quedaron igualadas y este hecho se interpretó como una sentencia del deseo de la Virgen de permanecer en el mismo lugar en donde fue hallada. Decidieron, entonces, colocar la talla en el mismo sitio y construyeron una ermita, con la ayuda de las limosnas de los fervorosos.

Esta versión es parte de la historia oral que comparten los pueblos de la comarca.

Devotos de toda Andalucía, España y el mundo entero (existe incluso una Hermandad en Bruselas), acuden a la aldea de El Rocío los días anteriores al lunes de Pentecostés.

Escudo de la Cofradía del Rocío

Escudo de la Cofradía del Rocío

La gran Lola Flores era una de las asiduas e imprescindibles en las caminatas almonteñas.

La gran Lola Flores era una de las asiduas e imprescindibles en las caminatas almonteñas.

Allí se dan, y se daban, cita numerosos personajes famosos, pertenecientes a distintos mundos.  Se bebe vino, se come y se bailan sevillanas.  Lo que casi no se hace es dormir pues nadie desea perderse ni un minuto de la fiesta.

Durante el resto del año la tranquila localidad, acoge a los visitantes que desean conocer el centro de una pasión que trasciende lo religioso y se convierte, año tras año, en un verdadero acontecimiento social.

Un dato poco conocido es que, el 26 de junio de cada año, se celebra la tradicional “Saca de Yeguas”. Las manadas, compuesta por más de un millar de ejemplares, se trasladan desde las marismas de El Rocío hasta el pueblo de Almonte.

Las marismas y vistas al Rocío

Las marismas y vistas al Rocío

"Saca de yeguas"

"Saca de yeguas"

Esta celebración representa una de las peregrinaciones marianas más importantes del mundo y una de las romerías más multitudinarias.

Carmina Ordóñez

Carmina Ordóñez

Aunque se dice que “El Rocío es el camino”, y doy fe  de ello pues lo he recorrido desde Triana (Sevilla), junto a la malograda y querida Carmina Ordóñez, los días “grandes” se sitúan en  el fin de semana, prevaleciendo la madrugada del domingo al lunes.

Es entonces cuando la Virgen sale en una procesión que comienza con el espectacular  y muy peculiar “salto de la reja”.

"Salto de la reja"

"Salto de la reja"

Este acto termina bien entrado el día y, en él, los fieles se encomiendan a la “Blanca Paloma”, nombre que también tiene asignado esta Virgen, hasta el año siguiente.

Río Quema

Río Quema

Al que recorre el Camino del Rocío por primera vez, se le “bautiza” en el río Quema, aunque esté casi seco y el primerizo se llene de barro.  A mí me ocurrió.

La Raya Real es el camino del Rocío más conocido, el más cantado, el más espacioso, y el más simbólico de todos los que nos llevan a las plantas de la “Blanca Paloma”.

Rocío Jurado, antes de su fallecimiento, junto a su marido, el torero Ortega Cano

Rocío Jurado, antes de su fallecimiento, junto a su marido, el torero Ortega Cano

"La Raya Real"

"La Raya Real"

La verdad es que la atracción que esta fiesta ejerce sobre la gente es tan grande que, quien va una vez al Rocío, repite con seguridad.

Isabel Pantoja, con su hijo Paquirrín, de niño, vestido con traje campero

Isabel Pantoja, con su hijo Paquirrín, de niño, vestido con traje campero

Otra de las personalidades que no suele faltar a su cita con la Virgen del Rocío, es la Duquesa de Alba.

Otra de las personalidades que no suele faltar a su cita con la Virgen del Rocío, es la Duquesa de Alba.

La Infanta Elena, a caballo, y con el tradicional sombrero cordobés

La Infanta Elena, a caballo, y con el tradicional sombrero cordobés

La Reina Doña Sofía junto a la Infanta Cristina

La Reina Doña Sofía junto a la Infanta Cristina

junio 7, 2011

Publicaciones en el periódico El Nacional, Perdónenme porque, de nuevo, este escrito trata sobre la pérdida de mi hijo Jaime

2 Junio 2011, 12:42 PM

Jaime y yo, cortesía de Vilma, una divina "Dama del Golf" de Rep. Dominicana

Jaime y yo, cortesía de Vilma Márquez, una divina "Dama del Golf" de Rep. Dominicana

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Escrito por: Aida Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

 

Perdónenme porque, de nuevo, este escrito trata sobre la pérdida de mi hijo Jaim

Trabajando de ayudante de decoración en la película "Krapatchouk" de Enrique Gabriel

Trabajando de ayudante de decoración en la película "Krapatchouk" de Enrique Gabriel

En estos días, muchas noticias internacionales pero, sobre todo, nacionales ocupan las páginas de los periódicos más notables del país. He preferido hacer referencia a algo que no es trascendental para la gente en general. Solo para mí y los que queríamos a Jaime Mª, mi malogrado hijo.

He intentado escribir sobre algo que sea de más interés para mis lectores. Y, durante este mes, lo conseguí, no sin esfuerzos.

Escribí una primera y una segunda parte de lo que significa históricamente el 2 de mayo en España. Escribí sobre la historia de la tortilla de patatas, etc.

Tengo muchos más artículos que considero histórica y/o curiosamente interesantes.

Cartel de "Krapatchouk" en España

Cartel de "Krapatchouk" en España

Pero hoy ya no he podido más. Mis escritos salen normalmente los jueves, de modo que mañana se cumplirá un mes del nacimiento de mi hijo Jaime, al que perdí el 5 de julio del pasado año.

Al mes del nacimiento de Jaime Mª, con su traje de Bautizo

Al mes del nacimiento de Jaime Mª, con su traje de Bautizo

Detalle de un cuadro de Goya sobre el "Dos de mayo"

Detalle de un cuadro de Goya sobre el "Dos de mayo"

Él nació el dos de mayo de 1973, fecha histórica por excelencia, en España.  En ella me amparé para intentar olvidar que, para mí, ese día tenía, y sigue teniendo, otra importancia.

Ni siquiera me atreví a mencionar esto en mi blog, para no aburrir y porque, cuando lo intentaba, me echaba a llorar. Pero ya no he aguantado el nombrarle pues éste ha sido su primer cumpleaños fuera de este mundo, en otro plano.

Habría cumplido treinta y ocho años, en plena flor de juventud. Pero la muerte no respeta ni fechas ni circunstancias.

Espero que puedan comprender mi estado de ánimo, mi tristeza y desazón.

Me prometí, a mí misma, no mencionar el apellido Trujillo en esta página, si no era, como es natural, para firmar.  Y no voy a hacerlo, por mucho que se me provoque.

Esta columnita se llama “Vivencias cotidianas de allí y aquí” y la empecé, repleta de ilusión, para narrar cosas que ocurren “allí y aquí” hoy en día, o en el pasado, pero que nada tengan que ver con la política de mi país natal.

Quizás resulte, para muchos, bastante menos interesante que las que escriben mis compañeros. Pero sé que, a quienes les agrade, les resultará atrayente leerla.

Tristeza del alma

Tristeza del alma

Esta se la dedico a las madres que hayan perdido a un hijo que, como ellas saben tan bien como yo, es lo más doloroso que le puede ocurrir a una mujer.

Este año no he podido llamar a Jaime Mª para felicitarle. Pero le felicito, desde este mundo absurdo, por estar disfrutando de una vida más satisfactoria que esta.

Aunque, la verdad, le echo demasiado de menos.

Gracias por leer esto hasta el final. Prometo que, la semana próxima, procuraré tratar de un tema menos personal y que aporte algo de sabiduría, cultura, curiosidad, etc., a quien le apetezca.

junio 5, 2011

Listín Diario, Información sobre “Lo que se ha escrito sobre Trujillo”

Filed under: "A la sombra de mi abuelo",angelita trujillo,bernardo vega,blogs dominicanos,blogs internacionales,Cine dominicano,democracia,Dictadores,Dictaduras,El poder del Jefe,escritores centro y sudamericanos,escritores de trujillo,escritores dominicanos,escritores sudamericanos,escritos míos en este blog,Euclides Gutiérrez Félix,Festival de Cine de República Dominicana,Fotografías,Fotos,gente de republica dominicana,Historia de la Republica Dominicana,Imágenes,joaquin balaguer,Juan Bosch,La fiesta del chivo,Libros sobre Rafael Leonidas Trujillo Molina,Literatura dominicana,monarca sin corona,Muerte de Trujillo,periodico listín diario,periodistas dominicanos,premio nacional de novela de republica dominicana,rafael leonidas trujillo,Rafael Leonidas Trujillo Molina,René Fortunato,republica dominicana,Vargas Llosa — Aida Trujillo @ 2:23 am
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

4 Junio 2011, actualizado a las 1:01 PM

Rafael Leonidas Trujillo Molina

Rafael Leonidas Trujillo Molina

 

UNA MIRADA A LA TIRANÍA

LOS LIBROS SOBRE LA ERA DE TRUJILLO SON FRECUENTEMENTE SOLICITADOS EN LAS LIBRERÍAS DE TODO EL PAÍS

 

Fernando Quiroz
fernando.quiroz@listindiario.com

 

Santo Domingo

Los temas relacionados al dictador Rafael Leonidas Trujillo, a su régimen de muerte y miedo, y a la conjura que puso fin a su vida, han producido una amplia bibliografía en el país.

Bernard Diederich

Bernard Diederich

Bernard Diederich fue el primer corresponsal extranjero que dio a conocer la noticia al mundo sobre el ajusticiamiento de Trujillo, a partir de cuyo momento se apasiona por el tema y se convierte en un especialista del mismo. Escribió el libro “Trujillo, la muerte de un dictador”.

Entre las obras más solicitadas en la actualidad, que tratan sobre el sátrapa de San Cristóbal, figuran “Trujillo: monarca sin corona”, de la autoría del historiador y dirigente político Euclides Gutiérrez Félix.

Euclides Gutiérrez Félix

Euclides Gutiérrez Félix

Cuatro ediciones
Esta obra llegó a tener tres ediciones en menos de tres meses. Luego fue presentada una cuarta edición ampliada. Es un ensayo biográfico acerca del personaje que por 31 años dominó al país, y de su régimen. En él están comprendidas las más importantes figuras que bajo su dirección sirvieron, y los que fueron que llevaron a Trujillo al poder y lo convirtieron en instrumento y motor de ese episodio.

Igualmente, ha tenido gran impacto en ventas  “Trujillo. El tiranicidio de 1961”, del historiador Juan Daniel Balcácer, que en el 2008 recibió el premio Feria Internacional del Libro, Eduardo León Jimenes.

Escrito de Juan Daniel Balcárce

Escrito de Juan Daniel Balcárce

Uno de los capítulos más reveladores del libro de Balcácer es el ofrece un novedoso enfoque sobre el factor del “azar” en la historia, demostrando cómo una serie de hechos imprevistos por los conjurados impidieron que se pudiera poner en marcha la segunda fase de la conspiración, consistente en dar un golpe de Estado, apresar a los familiares de Trujillo y a sus colaboradores íntimos, además de establecer un gobierno de transición que preparara al país para realizar elecciones libres.

La familia

Angelita Trujillo, la hija del dictador, fue recientemente criticada por las versiones que relata en su libro “Trujillo, mi padre en mis memorias”, las cuales son consideradas como fábulas.  Llega, incluso, a presentar a un Trujillo muy caballeroso con las mujeres.

Angelita Trujillo y su libro

Angelita Trujillo y su libro

Aida Trujillo, nieta del dictador e hija de Ramfis, es otra familiar que ha escrito sobre el tirano. Su libro “A la sombra de mi abuelo”, fue seleccionado por un jurado  como Premio de Novela Manuel de Jesús Galván 2008, provocando ácidas reacciones en República Dominciana. Sin embargo, en su caso, ella misma llega a criticar los crímenes de la “Era”.

"Trujillo y Haití" de Bernardo Vega

"Trujillo y Haití" de Bernardo Vega

En el otro bando, un gran opositor a Trujillo, el profesor Juan Bosch, escribió “Trujillo, causas de una tiranía sin ejemplo”.

Trilogía de René Fortunato

Trilogía de René Fortunato

 

 

 

"Memorias de un cortesano de la Era de Trujillo" de Joaquín Balaguer

"Memorias de un cortesano de la Era de Trujillo" de Joaquín Balaguer

"La fiesta del chivo" de Vargas Llosa

"La fiesta del chivo" de Vargas Llosa

 

 

 

 

El autor narra principalmente su vida durante la era de Trujillo, la manera en que llegó a ser su hombre de confianza, además de anécdotas que solamente podían conocer los más cercanos al dictador.

Novela

En el ámbito internacional toma impulso el tema de Trujillo con la “Fiesta del Chivo”, una novela escrita por Mario Vargas Llosa, que luego fue llevada al cine.

Sobre el tema también han sido prolíficos Bernardo Vega, con “Trujillo y Haití”, y Víctor Grimaldi, con “Tumbaron al Jefe”.

"Causas de una dictadura sin ejemplo" de Juan Bosch

"Causas de una dictadura sin ejemplo" de Juan Bosch

Sobre el tema también han sido prolíficos Bernardo Vega, con “Trujillo y Haití”, y Víctor Grimaldi, con “Tumbaron al Jefe”.

Trujillo junto a Balaguer, año 1954

Trujillo junto a Balaguer, año 1954

Joaquín Balaguer

Joaquín Balaguer

 

 

 

"Tumbaron al Jefe" de Víctor Grimaldi

"Tumbaron al Jefe" de Víctor Grimaldi

 

 

Bernardo Vega

Bernardo Vega

junio 2, 2011

Publicación realizada por Monseñor Ramón Benito De la Rosa y Carpio a Listín Diario, en el 50 aniversario de la muerte de Rafael Leonidas Trujillo Molina, y mi respuesta

                    Puntos de vista 29 Mayo 2011, 10:46 PM

Rafael Leonidas Trujillo Molina

Rafael Leonidas Trujillo Molina

UN MOMENTO

Fin de una era

Monseñor Ramón Benito De la Rosa y Carpio

Monseñor Ramón Benito De la Rosa y Carpio

Mons. Ramón Benito De la Rosa y Carpio

Estudiaba en el seminario, en el año 1961, 21 años de mi existencia, y cuando supimos la noticia de la muerte de Trujillo hicimos fiesta en el seminario. 50 años después, los dominicanos celebran el fin de la Era de Trujillo.

El coche en donde Trujillo fue acribillado

El coche en donde Trujillo fue acribillado

Palacio Nacional de Santo Domingo

Palacio Nacional de Santo Domingo

Sin lugar a dudas, y como acontece con todos los gobernantes de la tierra, nos quedan cosas positivas de Trujillo: ahí está el Palacio Nacional, para poner un simple ejemplo, pero sin lugar a dudas que la Era de Trujillo nos trajo muchos males, no aprendimos a ser democráticos, a vivir en libertad, y todavía pienso que una de las consecuencias que nos dejó Trujillo es esta violencia, esta criminalidad que estamos viviendo actualmente, porque no aprendimos a respetar las leyes libremente, sino porque estábamos obligados en esa época, y porque vivíamos con orden obligados.

Ahora que vivimos en libertad sabemos la importancia de la democracia. Las dictaduras, aunque dejen bienes, hacen también mucho daño.

Ojalá no volvamos atrás y ojalá podamos seguir superando los daños que nos dejó la Era de Trujillo.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.

MI RESPUESTA AL LISTÍN DIARIO, ENVIADA EL 2 DE JUNIO DE 2011

(ESPERO QUE SE PUBLIQUE)

Estimado Sr. Franjul:

Me dirijo a usted para responder a un artículo que escribió, en su distinguido diario, nada menos que un sacerdote, en este caso, Monseñor Ramón Benito De la Rosa y Carpio.  No tengo el gusto de conocerle pero sé que es muy querido en nuestro país y que, por lo que he leído, su trayectoria ha sido intachable.

Monseñor De la Rosa y Carpio

Monseñor De la Rosa y Carpio

No quisiera, con esta misiva, herir a ningún creyente ni a nadie.  Si le escribo es porque me sorprendió que, un representante de Jesucristo, fuesen las que fuesen sus ideas político-sociales, afirme, sin ningún pudor (sic):  “Estudiaba en el seminario, en el año 1961, 21 años de mi existencia, y cuando supimos la noticia de la muerte de Trujillo hicimos fiesta en el seminario.”

¿Desde cuando un auténtico católico celebra la muerte de un ser humano?  ¿No nos manda, el V Mandamiento de la Ley de Dios, “No matarás”?  Que yo sepa, no existen excepciones a dicho mandato.  Quizás él, sí lo sepa.

Usted ya conoce sobradamente cual es mi idea sobre las dictaduras pues la he comentado, públicamente, en muchas ocasiones.  Pero, como creo en el fundador de la Iglesia, Jesús de Nazareth, me extrañó y decepcionó su escrito.

Jesús siendo apresado en el Huerto de Getsemaní

Jesús siendo apresado en el Huerto de Getsemaní

Como Monseñor sabe, mejor que usted y que yo, que cuando fueron a prender a Nuestro Señor, ocurrió lo que he copiado de los Evangelios:

“Viendo, pues, los que con Él estaban, lo que ocurría, le preguntaron: «Señor: ¿herimos a cuchillo?» Y sin esperar respuesta, uno de ellos, Simón Pedro, con su brío acostumbrado, desenvainó la espada, e hirió a un siervo del príncipe de los sacerdotes, cuyo nombre era Malco, seccionándole la oreja derecha.

«–¡Basta! –exclamó Jesús. Y, dirigiéndose a Pedro,dijo–: Vuelve tu espada a la vaina, porque todos los que se sirven de la espada, a espada morirán. O ¿piensas que no puedo orar a mi Padre, y me daría ahora más de doce legiones de ángeles? Pero, el cáliz que me dio mi Padre ¿no lo he de beber? Y ¿cómo se cumplirán las Escrituras, según las cuales conviene que así suceda?»

No quiso el Señor que sus enemigos tuvieran que echarle en cara el daño causado a un pobre hombre por sus discípulos; «y tocando la oreja del siervo, le sanó».”

Pintura obra de Francisco de Zurbarán

Pintura obra de Francisco de Zurbarán

No conozco ninguna historia en la que Jesús celebrase el fallecimiento de nadie.  Si Monseñor la conoce, me gustaría que nos la contase.  Otra cosa es sentir alivio por haberse librado de cualquier tipo de dictadura o imposición injusta.

También quiero recordarle, pues por su forma de expresarse parece haberlo olvidado, lo que fue la tristemente famosa “Santa Inquisición”, que de santa no tenía nada.  Tenía pensado hablar de ello en mi columna semanal en El Nacional, curiosamente.  He recabado, pues, bastante información que iré publicando por capítulos, pues la historia es muy larga, muy extensa y… ¡terrible!

Este tribunal eclesiástico fue establecido, como sabemos, para inquirir y castigar los delitos contra la fe. Sus orígenes se encuentran en la persecución de las herejías populares del siglo XII.

Desde sus comienzos hasta su total finalización, acontecieron millones de barbaridades, crímenes y refinadamente rebuscadas torturas pues, al parecer, no fue abolida definitivamente hasta el año 1834.  Muchos siglos dan para mucho.

Instrumentos de tortura de la Santa Inquisición

Instrumentos de tortura de la Santa Inquisición

Tomás de Torquemada

Tomás de Torquemada

Reina Isabel La Católica

Reina Isabel La Católica

Pero, lo que no he encontrado, por más que he investigado, es que la Iglesia celebrase su abolición, ni tampoco el fallecimiento del también tristemente famoso Tomás de Torquemada, el primer gran Inquisidor de España, en el siglo XV, y confesor de la Reina Isabel la Católica.

Quiero recordarle también que, en la época en la que su vocación le llamó a convertirse en sacerdote, Trujillo firmó el Concordato con la Iglesia (año 1954), cuyo Papa era entonces, Pío XII.  Éste bendijo el armamento de Hitler y la Iglesia gobernaba, junto a su dictador, Francisco Franco, en España.

Pío XII junto a Hitler

Pío XII junto a Hitler

Si me equivoco, también le ruego a Monseñor que me lo haga saber, para poder informar bien a mis lectores.  Pero lo de España lo he vivido y sufrido en carne propia y, lo de la unión de Trujillo con la Iglesia, también.

Francisco Franco bajo un palio

Francisco Franco bajo un palio

Estuve presente en ese viaje, aunque aún no había cumplido los dos años de edad, pues fui bautizada por Franco y su señora, Dª Carmen, antes de viajar a Roma.  Mi madre, que era muy católica, conservaba un pergamino con la imagen de Pío XII, en el que bendecía a Trujillo y a su familia.  Al fallecer ella, lo destruí, por la rabia que me producía ver tanta hipocresía.  Ahora me arrepiento de ello pues era un documento bastante valioso.

Los libros, a partir del siglo XVI, debían tener, antes del texto y después de la portada, una serie de páginas, denominadas preliminares, que le daban legalidad a la obra para poder ser leída, comprada y distribuida en el reino español.

Los libros, a partir del siglo XVI, debían tener, antes del texto y después de la portada, una serie de páginas, denominadas preliminares, que le daban legalidad a la obra para poder ser leída, comprada y distribuida en el reino español.

Trujillo junto al Papa Pío XII

Trujillo junto al Papa Pío XII

Monseñor prosigue, en el arriba mencionado artículo (sic): “Ahora que vivimos en libertad sabemos la importancia de la democracia. Las dictaduras, aunque dejen bienes, hacen también mucho daño.  Ojala no volvamos atrás y ojala podamos seguir superando los daños que nos dejó la Era de Trujillo”.

Hace cincuenta años que se supone que se supone que vivimos en democracia.  Que no se me malinterprete.  He afirmado, y sigo haciéndolo, que no creo en dictaduras, ni de derechas ni de izquierdas.  Pero tampoco creo en las religiosas, que pueden llegar a ser aún peores.

Juan Pablo II junto a Fidel Castro

Juan Pablo II junto a Fidel Castro

Juan Pablo II junto a Pinochet

Juan Pablo II junto a Pinochet

Pío XII junto a Mussolini

Pío XII junto a Mussolini

Imagino que en el 1884, cincuenta años después de ser abolida definitivamente la Inquisición, muchísimas personas pensarían lo mismo que Monseñor.  “Ahora que vivimos en libertad, que no nos van a mandar a la hoguera por cualquier cosa (una herejía era fumar tabaco, por ejemplo), que no nos van a torturar por no pensar como ellos quieren, sabemos la importancia que esa abolición tiene. Ojala nunca volvamos atrás y podamos superar los múltiples daños causados por ese malévolo tribunal eclesiástico.”

Señor Franjul, le agradezco su atención y le mando un cordial saludo,

Aída Trujillo Ricart

Artículo en el blog de Eva Álvarez

http://oincorrectas.blogspot.com/

Tal y como Eva lo ha publicado

Tal y como Eva lo ha publicado

El blog de Eva álvarez

Aída Trujillo

Cada día me gusta más Aída Trujillo. No sabía nada de ella cuando hace dos años me compré su libro, “A la sombra de mi abuelo”. Todo a mi alrededor eran voces criticando que Aída hubiera recibido el Premio Nacional de Literatura.

“¿De qué irá ese libro?”, me pregunté ante tanto revuelo y cómo siempre he opinado que no hay mejor manera de conocer la verdad que yendo directamente a la fuente, me acerqué a una conocida librería y adquirí dicha novela.

Desde la primera página me sentí encandilada por la forma en que la autora narraba, con un toquecito de magia, esa mezcla de realidad y ficción que conforma “A la sombra de mi abuelo”. Agradecí conocer la vida de Aída y me sentí cercana a su persona, aunque recién leí su novela y ante el desconocimiento de gran parte de la sociedad sobre hechos claves de la historia, fui de la opinión de que no tenía que haber recibido ese premio, ya que podía dar la falsa impresión  de que enaltecía la dictadura.

Con el paso de los meses, pude ver y leer entrevistas con Aída y definitivamente, me sedujo aún más. La imagen de una madre abnegada y cariñosa, que siempre luchó para conseguir sus sueños y a la que nunca le importaron el qué dirán ni las opiniones familiares a la hora de construir su propio pensamiento, no pudieron menos que ganarse mi admiración y respeto.

Soy una persona que odia las injusticias y que sólo tengo que escuchar cómo un grupo que se cree con la razón absoluta dice blanco, para decir negro. Pues bien, mi paciencia se colmó cuando empezaron a salir algunas personas, que se veía a años luz que no habían leído la novela de Aída, criticando su galardón. A esas alturas, mi mente ya había masticado que esa magistral separación del abuelo y el político era más que merecedora del Premio de Literatura Nacional y que si a alguien le llevaba a equívocos, que se tomara el interés de leer el libro y asunto aclarado.

Cuando Angelita Trujillo publicó su historia paralela, Aída habló valientemente, rechazando las atrocidades de su tía.

Ahora, ante sus nuevas declaraciones, también ha hablado protestando la ratificación del sinfín de mentiras de Angelita.

Aída es una mujer valiente, con criterio propio, enemiga de las dictaduras y amante de la democracia. Tiene estilo propio y su forma de vida bohemia, en la que compagina su carrera de escritora con su tablao flamenco, despiertan pronta simpatía.

En próximos meses publicará su nueva novela, en la que le deseo grandes éxitos, porque sin duda transmite esa autenticidad que muchas veces es tan difícil de apreciar en los que nos rodean.

Publicado por Opiniones incorrectas en 13:51 0 comentarios

Enviar por correo electrónico Escribe un blog Compartir con Twitter Compartir con Facebook Compartir con Google Buzz

Etiquetas: Aída Trujillo

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.