Aída Trujillo

enero 21, 2013

Publicaciones en el periódico El Nacional, El planeta Tierra se fractura, según afirman los científicos

6 Octubre 2012, 9:00 PM

Mapa publicado en "El País" el 3 de octubre de 2012

Mapa publicado en “El País” el 3 de octubre de 2012

 

Vivencias cotidianas de allí y aquí

 

Escrito por: Aida Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

El planeta Tierra se fractura, según afirman los científicos

En un mundo en el que una gran mayoría se preocupa principalmente por obtener dinero y poder, impresiona el conocer lo que leí el otro día en el periódico El País. Según el mencionado escrito, los expertos dicen que nuestro planeta se está fracturando.

Ya no se trata de una quimera, lamentablemente. Lo que hace unos años se nos antojaba como algo harto lejano, va convirtiéndose, de forma vertiginosa, en una realidad probada científicamente.

Ilustración del cambio climático

Ilustración del cambio climático

Incluso los que no somos duchos en la materia, podemos comprobar los cambios climáticos que se están produciendo, día a día.

Hemos estado matando, y seguimos haciéndolo, poco a poco, nuestro planeta azul. A cambio, éste se está rebelando por los abusos a los que le hemos sometido y que, consciente o inconscientemente, continuamos cometiendo diariamente en su contra.

Muchas veces me pregunto sobre el conocido misterio de la Atlántida, el supuestamente desaparecido continente. ¿No habrá ocurrido, por entonces, algo similar a lo que está acaeciendo ahora? Obviamente, esta es una idea personal que nada tiene que ver con la ciencia.

La leyenda de la Atlántida es internacionalmente conocida

La leyenda de la Atlántida es internacionalmente conocida

El artículo al que me refiero, escrito por Alicia Rivera, asegura que “la insólita ruptura de una de las grandes placas tectónicas de la superficie del Índico causó el terremoto del pasado abril al suroeste de Sumatra. El 11 de abril de este año se registraron dos grandes terremotos de magnitud 8.7 y 8.2 en el océano Índico, en dicho punto.Tembló la tierra desde Australia hasta India y el sureste asiático, cobrándose muy  pocas víctimas y daños en comparación con la tremenda catástrofe del 2004, en la misma región, cuando el tsunami, desencadenado por el seísmo, se cobró miles de vidas.”

Tsunami 2004

Tsunami 2004

Estos pavorosos y extraños acontecimientos no han pasado inadvertido a los ojos de los científicos, quienes los consideran como algo excepcional. Han descubierto, además, que estas catástrofes son la consecuencia de un proceso de fractura de una de las grandes placas tectónicas, en este caso la Indo-australiana, que forman la corteza terrestre.

Las placas tectónicas son planchas rígidas de roca sólida que conforman la superficie de la Tierra, llamada litósfera, o litosfera, flotando sobre la roca incandescente y fundida que conforma el centro del planeta, llamada astenósfera.

Placas tectónicas de la Tierra

Placas tectónicas de la Tierra

La litósfera tiene un grosor que varía entre los 15 y los 200 Kms. y es más gruesa en los continentes que en el fondo marino. El movimiento de dichas placas explicaría, en gran parte, los terremotos y la actividad volcánica en nuestro planeta.

La litósfera está formada por un número de ellas, más o menos grandes. Estos fragmentos son, generalmente, pasivos e inactivos y se mueven sobre el manto.

Sin embargo, cuando entran en contacto entre ellos se rompen, produciendo terremotos, erupciones volcánicas y deformaciones en la corteza continental, la orogénesis.

Sus límites son: La Dorsal Oceánica, La Fosa Oceánica y determinadas fallas transformantes.

En ellas se pueden producir tres movimientos: el de separación, a lo largo de las dorsales oceánicas, el de aproximación, a lo largo de las fosas, y el de deslizamiento, a lo largo de las mencionadas fallas transformantes.

Escribiré más extensamente sobre este interesante tema. Pero hoy quiero limitarme a pedirnos, que cuidemos nuestro planeta, en la medida de nuestras posibilidades.

La Tierra, nuestro Planeta Azul

La Tierra, nuestro Planeta Azul

Poniendo un poco de nuestra parte, podemos conseguir parar esta barbarie ecológica.

Hace muchos años me ocurrió una anécdota que creo ser digna de mención. Hablando con un conocido, salió a relucir la necesidad de cerrar el grifo (la llave) del agua, entre cepillado y cepillado de dientes, para no desperdiciarla. Él, que era nada menos que un señor abogado, se echó a reír y pronunció: “¿Para qué…? ¡Total! ¡Si no me va a ver nadie!”

 

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: