Aída Trujillo

agosto 2, 2016

“El otro Ramfis Trujillo, sus últimos días de vida”

51HbdID7DcL._SX260_[1]Rafael Leonidas Trujillo hijo (Ramfis)

https://www.amazon.es/El-Otro-Ramfis-Trujillo-%C3%BAltimos/dp/9945480049/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1466795160&sr=1-1&keywords=el+otro+ramfis+trujillo%2C+sus+%C3%BAltimos+d%C3%ADas+de+vida

He aquí un breve resumen de su contenido:

En la mañana del 17 de diciembre de 1969, Rafael Leonidas Trujillo Martínez, más conocido como Ramfis e hijo primogénito del dictador dominicano, Rafael Leonidas Trujillo Molina, colisionó de frente con el automóvil de la Duquesa de Albuquerque, en Madrid (España) en donde se encontraba exiliado tras el derrocamiento del mandatario en el año 1961. Sin embargo, aunque el accidente costó la vida a Ramfis, la muerte no le alcanzó hasta el 28 del mismo mes. Once días de lucha por recuperar la salud, cierta lucidez alternada con ensueños, recuerdos o pesadillas terribles, fueron bastantes para que su hija pudiese narrar muchas cosas que cualquier historiador desconoce.

Cómo empezó la creación de este libro:

Cuando viajé a Santo Domingo para asistir a la presentación de mi primera novela publicada, la ilustre señora Dª Carmen Imbert (El Matutino Alternativo), buena amiga mía, hija y nieta de aniquilados por la dictadura de mi abuelo, me hizo una pregunta que me chocó fuertemente.

-¿Y de tu padre qué? ¿No nos cuentas nada? Parece como si, consciente o inconscientemente le hubieses esquivado en tu narración-

Su comentario logró que volviese a plantearme un sinfín de cosas. Sin embargo, aunque aquella cuestión retumbaba en mi cabeza, intenté olvidarla y durante un tiempo lo conseguí.

Pero, inesperadamente, otra voz, la del escritor cubano-dominicano, Bismar Galán, que me ha acompañado en el proceso de edición de mis obras, volvió a plantearme el dilema, diciéndome que tenía que escribir un libro sobre mi padre.

Yo protesté -¿Pero tan mal me quieres, Bismar? ¿No habrán sido suficientes once años de sufrimiento? (Ese lapso fue lo que tardé desde que empecé “A la sombra de mi abuelo” hasta que se publicó).

Cuando regresé a España, en donde residía entonces y adonde he vuelto, logré “archivar” en algún lugar recóndito de mi mente lo que aquellas personas me habían planteado. Hasta que llegó el momento en el que tomé la decisión de escribirlo.

Ahora, además, también he conseguido subirlo a Amazon, en versión papel y en kindle, gracias a la gran ayuda que me han proporcionado mi gran amigo Julio Inoa y su hermano Jonathan. Sin ellos no lo hubiera conseguido. Las cuestiones técnicas no son “mi fuerte”.

Gracias, queridos amigos. Gracias les doy también a ustedes, los que leen mis escritos aquí, en Facebook, en mis libros y en las publicaciones que hago en el periódico “El Nacional Dominicano”.

https://www.amazon.es/El-Otro-Ramfis-Trujillo-%C3%BAltimos-ebook/dp/B01GF6LBYG/ref=sr_1_2?s=books&ie=UTF8&qid=1466795160&sr=1-2&keywords=el+otro+ramfis+trujillo%2C+sus+%C3%BAltimos+d%C3%ADas+de+vida

En la mañana del 17 de diciembre de 1969, Rafael Leonidas Trujillo Martínez, más conocido como Ramfis e hijo primogénito del dictador dominicano, Rafael Leonidas Trujillo Molina, colisionó de frente con el automóvil de la Duquesa de Albuquerque, en Madrid (España) en donde se encontraba exiliado tras el derrocamiento del mandatario en el año 1961. Sin embargo, aunque el accidente costó la vida a Ramfis, la muerte no le alcanzó hasta el 28 del mismo mes. Once días de lucha por recuperar la salud, cierta lucidez alternada con ensueños, recuerdos o pesadillas terribles, fueron bastantes para que su hija pudiese narrar muchas cosas que cualquier historiador desconoce.
VERSIÓN KINDLE.

diciembre 13, 2011

Agradecimientos por el almuerzo de Navidad, que nos fue ofrecido por Don Radhamés Gómez Pepín, Director del periódico El Nacional, en nombre de su propietario, Don José Luis Corripio Estrada

12 de diciembre de 2011, Cabarete        

Agradecimientos por el almuerzo de Navidad, que nos fue ofrecido por  Don Radhamés Gómez Pepín, Director del periódico El Nacional, en nombre de su propietario, Don José Luis Corripio Estrada

 

Se acercan, para mí, fechas que, hace algo más de un año, resultaban ser alegres. Épocas  que festejaba con mis hijos, familiares y amigos, como espero que ustedes las celebren: con gozo desbordante, la casa adornada para la ocasión, música, baile y sabrosos manjares.

Recuerdo que pasaba muchas horas en la cocina, desde por la mañana, preparando esa cena especial para mis seres queridos.

Sin embargo, a partir de las del 2010, me resultan dolorosas, tristes, angustiosas, nostálgicas,  por un motivo muy poderoso: el fallecimiento de mi hijo Jaime, en el mes de julio del mismo año.

Desde entonces no acepto invitaciones de ningún tipo, para celebrarlas. Por supuesto, tampoco adorno mi hogar ni preparo nada especial.

Al contrario, prefiero acostarme temprano para que, sobre todo la Nochebuena, a la que considero una fiesta absolutamente familiar, pase rápidamente.

No obstante, el sábado día 10 pasado, al suculento almuerzo, en el que no faltó el típico lechón asado dominicano, de “mi querido periódico”, como le suelo llamar, sí acudí, al igual que hice el año pasado.

Estoy tan agradecida a su propietario, Don José Luis Corripio Estrada, y a su director, Don Radhamés Gómez Pepín, por su trato y personalidad, que no he querido dejar de aceptar ese regalo que nos han hecho, invitándonos a los que colaboramos en él.

D. Radhamés Gómez Pepín, Director de El Nacional

D. Radhamés Gómez Pepín, Director de El Nacional

 

Hotel Barceló Lina

Hotel Barceló Lina

D. José Luis Corripio Estrada (Pepín), propietario de El Nacional y de importantes empresas en la República Dominicana

D. José Luis Corripio Estrada (Pepín), propietario de El Nacional y de importantes empresas en la República Dominicana

Asistí acompañada por mi hija Haydée, algo más animada que el año pasado, por su adorable presencia.

El ambiente y la amabilidad del personal del Hotel Barceló Lina, en Santo Domingo, resultó muy agradable y, la verdad sea dicha, ambas pasamos un rato realmente encantador.

Con mi hija Haydée, durante el almuerzo

Con mi hija Haydée, durante el almuerzo

Me alegró el haber tenido la oportunidad de reencontrar a personas muy valiosas como son el propio Sr. Corripio Estrada, tan simpático como de costumbre, a Don Rafael Molina Morillo, fundador de la Revista ¡Ahora!, del vespertino El Nacional y actual director del matutino El Día, y a otros honorables compañeros.

Con el Dr. D. Rafael Molina Morillo, ganador del Premio Nacional de Periodismo 2010

Con Dr. D. Rafael Molina Morillo, ganador del Premio Nacional de Periodismo 2010

Eché en falta a algunos de ellos, periodistas, escritores, o pertenecientes a otras profesiones, que también forman parte de nuestro equipo, cuyas obligaciones les habrán impedido el personarse en el convite.

Quiero agradecer, con estas líneas, a todos los lectores que me siguen cada semana, a través del diario o del blog, prometiéndoles que intentaré publicar artículos que les resulten cada vez más agradables e interesantes.

Con amor,     

Aída Trujillo Ricart

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.