Aída Trujillo

julio 31, 2011

Publicaciones en el periódico El Nacional, “Las trece rosas”, un trágico episodio acontecido al principio de la dictadura franquista en España, versión ampliada

Filed under: 18 de julio de 1936,75 aniversario de la Guerra Civil Española,Antigua cárcel de la Ventas de Madrid,asociaciones sin animo de lucro,Carlos Fonseca,Cementerio de la Almudena,Cine español,cine internacional,columnas publicadas en periodico el nacional,Dictadores,Dictaduras,Emilio Martínez Lázaro,escritores dominicanos,escritos de aida trujillo en el periodico el nacional de republica dominicana,España,España dividida 1936-1939,Fascismo,Fotografías,Fotos,Francisco Franco,Fundación “Las trece rosas”,fusilamientos y matanzas durante el franquismo,Historia antigua del Hotel Ritz de Madrid,Historia contemporánea de España,Historia de España,Jacobo García,Jesús Ferrero,José Luis Alcaine,La II República de España,Las trece rosas,Lápida conmemorativa de las 13 rosas,Libros,María Teresa Igual,Mari Carmen Cuesta,Memoria Histórica de España,Milicianas republicanas,Película “Las trece rosas”,periodico el nacional republica dominicana — Aida Trujillo @ 3:14 am
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

29 Julio 2011, 10:51 AM

Las 13 rosas

Las 13 rosas

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Escrito por: Aida Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

“Las trece rosas”, un trágico episodio acontecido al principio de la dictadura franquista en España

Éste histórico hecho está considerado de los más crueles de la represión franquista. El 5 de agosto de 1939, trece mujeres, la mitad de ellas menores, fueron ejecutadas ante la tapia del cementerio de La Almudena de Madrid.

Su historia sigue viva, en forma de libros, teatro, documentales y cine.

El caso fue investigado por el periodista Jacobo García, ya en el año1985. Lo narró, de forma novelada, el escritor Jesús Ferrero en su libro “Las trece rosas”.  En él dedica un capítulo a cada una de las muchachas, casi dotándolas de vida y palabra, de sentimiento y de dolor; y poniendo rostro a sus verdugos.

También lo documentó, sin ficciones, y por ello aún con mayor crudeza, el periodista Carlos Fonseca en ”Trece rosas rojas”.

“No conocía la historia, no la busqué; ésta me buscó a mí a través de unos documentos que guardaba un tío de mi padre que pasó 20 años en la cárcel. Localicé el sumario, investigué; los familiares pusieron, el material que tenían, a mi disposición” – comenta.

En su libro describe el sufrimiento de los testimonios de las familias, el momento de la condena, la partida de las chicas hacia la muerte, la locura posterior de las madres de las fusiladas ante su pérdida, la indiferencia absoluta del régimen vigente.

El destino de estas mujeres, que no pudieron llegar a la edad madura, ha sido citado también en libros de Dulce Chacón y Jorge Semprún.  La triste historia ha sido llevada a escena por la Compañía de Danza y Teatro Arrieritos.

Además ha servido de inspiración para una organización socialista recién creada, “Fundación Trece Rosas”, que está orientada a proyectos e iniciativas en las que se profundice en la igualdad y la justicia social.

En el 2007 se estrenó en Madrid, una película que, obviamente, fui a ver.  Estaba dirigida por Emilio Martínez Lázaro, fotografía de José Luis Alcaine, con guión de Ignacio Martínez de Pisón y asesoría de Fonseca.

El film contó con un gran reparto: Pilar López de Ayala, Verónica Sánchez, Marta Etura, Nadia de Santiago, Bárbara Lennie, Goya Toledo, Gabriella Pession, Félix Gómez, Fran Perea, Enrico Lo Verso, Miren Ibarguren, Asier Etxeandía, Alberto Ferreiro, Luisa Martín, Secun de la Rosa, Adriano Giannini, Gabriella Pession, Leticia Sabater.

Me acompañó mi hijo Nicolás, el más joven.  Me gusta que se entere de los distintos sucesos históricos y conceptúe, después, con pleno conocimiento y libertad, los hechos.

El largometraje narra la historia de estas jóvenes condenadas a muerte por un delito que no habían cometido. Detenidas al mes de acabar la Guerra Civil, fueron sometidas a inhumanos interrogatorios y recluidas en la cárcel madrileña de Ventas.

Julia Conesa

Julia Conesa

Procesión del Corpus del 1939, en la Prisión de Ventas de Madrid, según el libro de la agrupación Memoriaren Bideak, Trabajos Forzados

Procesión del Corpus del 1939, en la Prisión de Ventas de Madrid, según el libro de la agrupación Memoriaren Bideak, Trabajos Forzados

La carta de Julia Conesa

La carta de Julia Conesa

“Madrecita, me reuniré con mi hermana y papá en el otro mundo, pero ten presente que muero honradamente. Adiós para siempre. Tu hija que ya jamás te podrá besar ni abrazar. No me lloréis pero que mi nombre no se borre de la historia”.

Fueron éstas las últimas palabras que dirigió, a su progenitora, Julia Conesa, la noche del 4 de agosto de 1939. Hacía cuatro meses que había terminado la contienda.

Madrid, destruida, tras tres años de bombardeos y resistencia, intentaba adaptarse al orden impuesto por Franco, un régimen que duraría casi cuatro décadas.

Blanca Brisac

Blanca Brisac

Carta de Blanca Brisac a su hijo

Carta de Blanca Brisac a su hijo

Fue Blanca Brisac, quien dicen que mejor expresó su abatimiento, mientras escribía a su hijo esa misma noche, ya en capilla: “Voy a morir con la cabeza alta… Sólo te pido… que quieras a todos y que no guardes nunca rencor a los que dieron muerte a tus padres, eso nunca. Las personas buenas no guardan rencor… Enrique, que te hagan hacer la comunión, pero bien preparado, tan bien cimentada la religión como me la cimentaron a mí… Hijo, hijo, hasta la eternidad…”.

Apenas 24 horas más tarde, las trece muchachas y 43 hombres fueron ejecutados. Algunas compañeras de presidio, como Mª Pilar Barra, lo recordaron así: “Estando asomadas a la ventana de la celda, las vimos salir. Iban de dos en dos y tres guardias escoltaban cada pareja.

Se ha denunciado, en distintas ocasiones, que la Guardia Civil mató a inocentes, durante la dictadura, y los hizo pasar por antifranquistas para lograr ascensos

Se ha denunciado, en distintas ocasiones, que la Guardia Civil mató a inocentes, durante la dictadura, y los hizo pasar por antifranquistas para lograr ascensos

Algunas permanecimos arrodilladas sin decir nada. Hasta que María Teresa Igual, la funcionaria que las acompañó, regresó y nos informó de que, las jóvenes, habían muerto de forma serena.

Carmen Barrero Aguado

Carmen Barrero Aguado

Ana López Gallego

Ana López Gallego

Una de ellas, Anita, no falleció con la primera descarga y vociferó: ¿Por qué a mí no me matan? Fue terrible el perderlas y soportarlo con impotencia. Pero también lo fue ver la sangre fría de Teresa, relatando el hecho. Entre lo que nos contó fue que ellas iban ilusionadas pues pensaban que podrían despedirse de sus novios y maridos, también condenados, antes de ser ejecutadas. Pero éstos ya habían sido fusilados”.

Quince de los ajusticiados, aquel fatídico día, eran menores de edad, que se alcanzaba, entonces, a los 21 años. Por ello, a estas mujeres se las comenzó a llamar “Las trece rosas”.  Su historia se convirtió pronto en una de las más conmovedoras de esa época de odio fratricida y fascismo.

Existe una anécdota cruel y curiosa, al mismo tiempo, sobre cual fue el motivo que provocó que fueran ellas las elegidas para su fusilamiento.

Entre las 4.000 reclusas acumuladas en la cárcel de Ventas, en un espacio construido ex profeso para 400 personas, uno se pregunta: ¿Por qué ellas y no otras?

El escritor Jesús Ferrero plasma una posibilidad literaria y azarosa en su libro: “Roux, Cardinal y el Pálido habían comido opíparamente en el Ritz y se sentían alegres (…).

Imagen del Hotel Ritz, en la época

Imagen del Hotel Ritz, en la época

Una hora antes les había llegado la orden de elegir a quince mujeres, preferentemente menores de edad, para conducirlas a juicio. Ya en comisaría, una señora, que se sentía agradecida porque habían liberado a su hija, le regaló al Pálido un ramo de rosas. Eran quince…

El Pálido lo cogió y, mirando a Cardinal y a Roux, dijo: – Señores, ha llegado el momento de decidir quiénes van a ser las quince de la mala hora. Bastará con ponerle un nombre a cada una de las rosas… ”

– Empezaré yo – dijo tomando una flor – Y bien, esta rosa de pasión se va a llamar Luisa. No conseguí que esa bastarda pronunciara una sola palabra en los interrogatorios.  ¡Por poco me vuelve loco! –

Luisa Rodriguez

Luisa Rodriguez

Y ésta, Pilar -, dijo a su vez  Cardinal. – Y ésta, Virtudes –  susurró el Pálido con precipitación. – Y esta otra, Carmen – pronunció Cardinal – Lo merece más que nadie. Nunca me miró bien, esa condenada. — Y ésta, Martina – anunció Roux. – Está siempre ausente. ¡Seguro que ni siquiera se va a dar cuenta de que ha muerto! –

Martina Barroso

Martina Barroso

Virtudes González García

Virtudes González García

Otra de las prisioneras, amiga y compañera de las 13 Rosas, no fue fusilada con el resto de sus compañeras.  Su nombre  Mari Carmen Cuesta, de 15 años de edad en el momento de los hechos. Era de clase media alta, se afilió a las JSU durante la guerra y, a pesar de su corta edad, le otorgaron cargos de responsabilidad debido a su inteligencia y decisión.

Cayó presa junto a Virtudes, su amiga íntima. Estando recluída, le llegó la noticia de que su padre, militante comunista, había sido fusilado.

Carmen Cuesta, con 16 años, fue detenida en Madrid por pertenecer a las JSU. La mayor parte de sus compañeras fueron fusiladas en el Cementerio del Este.

Carmen Cuesta, con 16 años, fue detenida en Madrid por pertenecer a las JSU. La mayor parte de sus compañeras fueron fusiladas en el Cementerio del Este.

Sin que se conozca la razón, no fue incluida en el sumario, a pesar de ser una de las más activas del movimiento. Vivió hasta el último minuto el drama de las condenadas.  No se separó de ellas hasta que fueron conducidas a la capilla. Y desde su celda pudo escuchar los disparos que segaron la vida de sus amigas.

Con aquella situación, triste para unos y gloriosa para otros, se mezclaban las devastaciones de los edificios, la pobreza y el hambre.  Aquel verano sufrió las dolorosas consecuencias físicas y psicológicas de la contienda.

Abundaban ya la propaganda y la represión.

La Gran Vía de Madrid, bombardeada

La Gran Vía de Madrid, bombardeada

El día a día de Madrid estaba marcado por las persistentes denuncias de vecinos, amigos y familiares.  No faltaba la delación ni los procesos de depuración de la Administración.  Los espías estaban infiltrados por todas partes: en la Universidad, en las empresas y clubs privados, con sus redadas, detenciones y ejecuciones sumarias.

22 de febrero de 1939, noticia del desfile militar en Barcelona después de su toma

22 de febrero de 1939, noticia del desfile militar en Barcelona después de su toma

“¡Españoles, alerta! España sigue en pie de guerra contra todo enemigo del interior o del exterior, fiel a sus caídos. Con el favor de Dios, nuestra tierra natal sigue en marcha, una, grande y libre, hacia su irrenunciable destino…”, aullaban las radios de la capital.

Por su parte, en sus numerosos discursos, Franco advertía: “¡Juro aplastar y hundir al que se interponga en nuestro camino!”.

Toma de Madrid

Toma de Madrid

La conclusión general del espeluznantemente triste suceso fue que “Las trece rosas” se destacaron por su gran valentía y conciencia, y lucharon, con fuerza y tesón, contra el régimen antidemocrático que se avecinaba.

Sus nombres: Ana López Gallego, Victoria Muñoz García, Martina Barroso García, Virtudes González García, Luisa Rodríguez de la Fuente, Elena Gil Olaya, Dionisia Manzanero Sala, Joaquina López Laffite, Carmen Barrero Aguado, Pilar Bueno Ibáñez, Blanca Brisac Vázquez, Adelina García Casillas y Julia Conesa.

Pudiendo haber permanecido en la tranquilidad de su hogar, se echaron a la calle para defender la II República, durante la defensa de Madrid, poniendo en riesgo sus vidas.

Ilusorio cartel en Madrid

Ilusorio cartel en Madrid

Se señalaba por entonces, como propaganda fascista, que el régimen franquista protegía, en gran medida, a las mujeres. Sin embargo, la realidad fue que las trató con igual inquina que a los hombres.

Milicianas republicanas durante la Guerra Civil

Milicianas republicanas durante la Guerra Civil

La miliciana representaba, a su modo de ver, la antítesis de la fémina, cuya misión en la vida era, según él, ser madre y buena esposa. Franco hizo todo lo posible por destruir el espíritu de libertad de las mujeres que se había creado con la República.

¡Descansen en paz!

julio 27, 2011

Publicaciones en el periódico El Nacional, Guerra Civil Española, 75 aniversario

Filed under: 18 de julio de 1936,75 aniversario de la Guerra Civil Española,Batalla del Jarama,batallas españolas,blogs dominicanos,blogs internacionales,cine internacional,columnas publicadas en periodico el nacional,democracia,Diccionario biográfico de España,Dictadores,Dictaduras,El Valle de los Caídos,escritores dominicanos,escritos de aida trujillo en el periodico el nacional de republica dominicana,España,España dividida 1936-1939,Fascismo,Fosas comunes,Fotografías,Fotos,Francisco Franco,General Goded,General Mola,General Queipo de Llano,Guernica de Picasso,Historia contemporánea de España,Historia contemporánea de Europa,Historia de España,Imágenes,La II República de España,la peseta,Memoria Histórica de España,periodico el nacional republica dominicana,Picasso,Puerta de Alcalá,Santiago Casares Quiroga,Tumba de Franco en El Valle de los Caídos — Aida Trujillo @ 2:34 am
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

22 Julio 2011, 2:02 PM

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Escrito por: Aida Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

 

Guerra Civil Española, 75 aniversario

 

Francisco Franco

Francisco Franco

Último parte que hizo Franco, de la Guerra Civil

Último parte que hizo Franco, de la Guerra Civil

La Puerta de Alcalá durante la guerra civil

El 18 de julio de 1936, España comenzó a escribir la página más dramática de su historia contemporánea, tristemente inolvidable tanto como para la clase política como para la sociedad.

Han transcurrido 75 años desde entonces, pero aún permanecen capítulos no cerrados, que mantienen abiertas muchas heridas. Ejemplo de ello son las fosas comunes, el polémico Diccionario Biográfico Español y/o los derechos y compensaciones a las víctimas del terrible suceso.

España dividida

España dividida

Esta fecha marca un aniversario que grabó fuertemente al país y a sus ciudadanos. Fue cuando inició la guerra civil, el gran “enfrentamiento entre hermanos”, como muchos lo siguen llamando, que se prolongó hasta el 1 de abril de 1939.

General Queipo de Llano

General Queipo de Llano

Los generales que encabezaron la sublevación, alzamiento o pronunciamiento, término que después utilizó el franquismo, fueron Mola, Queipo de Llano, Goded y Franco.

General Goded

General Goded

General Mola

General Mola

Éste último encabezó el ejército de África y finalmente tomó el poder, instaurando una férrea dictadura que duró hasta noviembre de 1975, cuando él falleció de muerte natural.

Desde Canarias fue de adonde se propagó la rebelión en la península, el 18 y 19 de julio, ya que ésta fue la primera comunidad en la que triunfó.

Entonces, Galicia, Navarra y Castilla-León se sumaron a los sublevados. Posteriormente, se unieron ciudades como Oviedo, Granada y Zaragoza, mientras en otros lugares resistían al alzamiento. Cabe señalar el fracaso de la sublevación inicial en Asturias, Cantabria, un sector del País Vasco, Cataluña, Levante, Madrid, Castilla la Mancha, Murcia y parte de Andalucía.

Aquella cruenta contienda se cobró al menos medio millón de muertos, obviamente no solo caídos en combate. Fueron muchos los fallecidos por causa de la hambruna, enfermedades y otros motivos provocados por la espantosa situación.

Refugiados de la Guerra Civil española caminando hacia la frontera francesa.

Refugiados de la Guerra Civil española caminando hacia la frontera francesa.

Se originó, además, un exilio de cerca de 450.000 españoles. En la Asociación Memoria Histórica existe una lista con algunos de los nombres de las 130.000 personas que desaparecieron entonces.

Excavación de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en Milagros (Burgos)

Excavación de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en Milagros (Burgos)

En Guernica, se produjo el ataque más destacado, a nivel internacional, por parte de la Legión Cóndor alemana y la Aviación Legionaria italiana, combatientes que estaban del lado de los sublevados.

El Guernica de Picasso

El Guernica de Picasso

El  26 de abril de 1937 se convirtió, pues, en el símbolo de los horrores de la guerra y Picasso lo plasmó en su famoso cuadro, pintado para la EXPO de París del mismo año.

La batalla del Jarama finalizó con el relativo fracaso de las tropas franquistas, que no cubrieron sus objetivos

La batalla del Jarama finalizó con el relativo fracaso de las tropas franquistas, que no cubrieron sus objetivos

La batalla del Jarama, una de las más cruentas, tuvo lugar entre el 6 y el 27 de febrero de 1937, por ser considerado, este lugar, un punto estratégico debido a su cercanía a Madrid.

1 Agosto 1936, los nacionalistas marchan hacia Madrid.

1 Agosto 1936, los nacionalistas marchan hacia Madrid.

Cortar las comunicaciones con la capital era el principal objetivo de los insurrectos que apelaban la idea de que, si se continuaba con el gobierno vigente, España caería en manos de las fuerzas rusa.

Moneda en la que reza "Francisco Franco, Caudillo de España por la gracia de Dios"

Moneda en la que reza "Francisco Franco, Caudillo de España por la gracia de Dios"

Santiago Casares Quiroga, Presidente de la II República y Ministro de la Guerra

Santiago Casares Quiroga, Presidente de la II República y Ministro de la Guerra

Mientras, en el bando republicano, se luchaba por mantener la administración legítima y hacer frente al fascismo internacional.

Diccionario biográfico español

Diccionario biográfico español

Una vez que el país entró en guerra desapareció el aparato judicial, se disolvieron el ejército y las fuerzas de seguridad del Estado y se devaluó la peseta.

Fosas comunes

Fosas comunes

El Valle de los Caídos es uno de los monumentos más polémicos que rememoran esa guerra civil.

El Valle de los Caídos

El Valle de los Caídos

En la entrada de la basílica, excavada en las rocas, debajo de una cruz gigantesca, se encuentra la tumba de Francisco Franco.

Tumba de Francisco Franco en el Valle de los Caídos

Tumba de Francisco Franco en el Valle de los Caídos

Este es uno de los lugares históricos más visitados por los turistas que, además de recordar, o conocer, los horrores de la contienda, ingresan no pocas divisas al año en las arcas del gobierno español.

 

 

junio 5, 2011

Listín Diario, Información sobre “Lo que se ha escrito sobre Trujillo”

Filed under: "A la sombra de mi abuelo",angelita trujillo,bernardo vega,blogs dominicanos,blogs internacionales,Cine dominicano,democracia,Dictadores,Dictaduras,El poder del Jefe,escritores centro y sudamericanos,escritores de trujillo,escritores dominicanos,escritores sudamericanos,escritos míos en este blog,Euclides Gutiérrez Félix,Festival de Cine de República Dominicana,Fotografías,Fotos,gente de republica dominicana,Historia de la Republica Dominicana,Imágenes,joaquin balaguer,Juan Bosch,La fiesta del chivo,Libros sobre Rafael Leonidas Trujillo Molina,Literatura dominicana,monarca sin corona,Muerte de Trujillo,periodico listín diario,periodistas dominicanos,premio nacional de novela de republica dominicana,rafael leonidas trujillo,Rafael Leonidas Trujillo Molina,René Fortunato,republica dominicana,Vargas Llosa — Aida Trujillo @ 2:23 am
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

4 Junio 2011, actualizado a las 1:01 PM

Rafael Leonidas Trujillo Molina

Rafael Leonidas Trujillo Molina

 

UNA MIRADA A LA TIRANÍA

LOS LIBROS SOBRE LA ERA DE TRUJILLO SON FRECUENTEMENTE SOLICITADOS EN LAS LIBRERÍAS DE TODO EL PAÍS

 

Fernando Quiroz
fernando.quiroz@listindiario.com

 

Santo Domingo

Los temas relacionados al dictador Rafael Leonidas Trujillo, a su régimen de muerte y miedo, y a la conjura que puso fin a su vida, han producido una amplia bibliografía en el país.

Bernard Diederich

Bernard Diederich

Bernard Diederich fue el primer corresponsal extranjero que dio a conocer la noticia al mundo sobre el ajusticiamiento de Trujillo, a partir de cuyo momento se apasiona por el tema y se convierte en un especialista del mismo. Escribió el libro “Trujillo, la muerte de un dictador”.

Entre las obras más solicitadas en la actualidad, que tratan sobre el sátrapa de San Cristóbal, figuran “Trujillo: monarca sin corona”, de la autoría del historiador y dirigente político Euclides Gutiérrez Félix.

Euclides Gutiérrez Félix

Euclides Gutiérrez Félix

Cuatro ediciones
Esta obra llegó a tener tres ediciones en menos de tres meses. Luego fue presentada una cuarta edición ampliada. Es un ensayo biográfico acerca del personaje que por 31 años dominó al país, y de su régimen. En él están comprendidas las más importantes figuras que bajo su dirección sirvieron, y los que fueron que llevaron a Trujillo al poder y lo convirtieron en instrumento y motor de ese episodio.

Igualmente, ha tenido gran impacto en ventas  “Trujillo. El tiranicidio de 1961”, del historiador Juan Daniel Balcácer, que en el 2008 recibió el premio Feria Internacional del Libro, Eduardo León Jimenes.

Escrito de Juan Daniel Balcárce

Escrito de Juan Daniel Balcárce

Uno de los capítulos más reveladores del libro de Balcácer es el ofrece un novedoso enfoque sobre el factor del “azar” en la historia, demostrando cómo una serie de hechos imprevistos por los conjurados impidieron que se pudiera poner en marcha la segunda fase de la conspiración, consistente en dar un golpe de Estado, apresar a los familiares de Trujillo y a sus colaboradores íntimos, además de establecer un gobierno de transición que preparara al país para realizar elecciones libres.

La familia

Angelita Trujillo, la hija del dictador, fue recientemente criticada por las versiones que relata en su libro “Trujillo, mi padre en mis memorias”, las cuales son consideradas como fábulas.  Llega, incluso, a presentar a un Trujillo muy caballeroso con las mujeres.

Angelita Trujillo y su libro

Angelita Trujillo y su libro

Aida Trujillo, nieta del dictador e hija de Ramfis, es otra familiar que ha escrito sobre el tirano. Su libro “A la sombra de mi abuelo”, fue seleccionado por un jurado  como Premio de Novela Manuel de Jesús Galván 2008, provocando ácidas reacciones en República Dominciana. Sin embargo, en su caso, ella misma llega a criticar los crímenes de la “Era”.

"Trujillo y Haití" de Bernardo Vega

"Trujillo y Haití" de Bernardo Vega

En el otro bando, un gran opositor a Trujillo, el profesor Juan Bosch, escribió “Trujillo, causas de una tiranía sin ejemplo”.

Trilogía de René Fortunato

Trilogía de René Fortunato

 

 

 

"Memorias de un cortesano de la Era de Trujillo" de Joaquín Balaguer

"Memorias de un cortesano de la Era de Trujillo" de Joaquín Balaguer

"La fiesta del chivo" de Vargas Llosa

"La fiesta del chivo" de Vargas Llosa

 

 

 

 

El autor narra principalmente su vida durante la era de Trujillo, la manera en que llegó a ser su hombre de confianza, además de anécdotas que solamente podían conocer los más cercanos al dictador.

Novela

En el ámbito internacional toma impulso el tema de Trujillo con la “Fiesta del Chivo”, una novela escrita por Mario Vargas Llosa, que luego fue llevada al cine.

Sobre el tema también han sido prolíficos Bernardo Vega, con “Trujillo y Haití”, y Víctor Grimaldi, con “Tumbaron al Jefe”.

"Causas de una dictadura sin ejemplo" de Juan Bosch

"Causas de una dictadura sin ejemplo" de Juan Bosch

Sobre el tema también han sido prolíficos Bernardo Vega, con “Trujillo y Haití”, y Víctor Grimaldi, con “Tumbaron al Jefe”.

Trujillo junto a Balaguer, año 1954

Trujillo junto a Balaguer, año 1954

Joaquín Balaguer

Joaquín Balaguer

 

 

 

"Tumbaron al Jefe" de Víctor Grimaldi

"Tumbaron al Jefe" de Víctor Grimaldi

 

 

Bernardo Vega

Bernardo Vega

junio 2, 2011

Publicación realizada por Monseñor Ramón Benito De la Rosa y Carpio a Listín Diario, en el 50 aniversario de la muerte de Rafael Leonidas Trujillo Molina, y mi respuesta

                    Puntos de vista 29 Mayo 2011, 10:46 PM

Rafael Leonidas Trujillo Molina

Rafael Leonidas Trujillo Molina

UN MOMENTO

Fin de una era

Monseñor Ramón Benito De la Rosa y Carpio

Monseñor Ramón Benito De la Rosa y Carpio

Mons. Ramón Benito De la Rosa y Carpio

Estudiaba en el seminario, en el año 1961, 21 años de mi existencia, y cuando supimos la noticia de la muerte de Trujillo hicimos fiesta en el seminario. 50 años después, los dominicanos celebran el fin de la Era de Trujillo.

El coche en donde Trujillo fue acribillado

El coche en donde Trujillo fue acribillado

Palacio Nacional de Santo Domingo

Palacio Nacional de Santo Domingo

Sin lugar a dudas, y como acontece con todos los gobernantes de la tierra, nos quedan cosas positivas de Trujillo: ahí está el Palacio Nacional, para poner un simple ejemplo, pero sin lugar a dudas que la Era de Trujillo nos trajo muchos males, no aprendimos a ser democráticos, a vivir en libertad, y todavía pienso que una de las consecuencias que nos dejó Trujillo es esta violencia, esta criminalidad que estamos viviendo actualmente, porque no aprendimos a respetar las leyes libremente, sino porque estábamos obligados en esa época, y porque vivíamos con orden obligados.

Ahora que vivimos en libertad sabemos la importancia de la democracia. Las dictaduras, aunque dejen bienes, hacen también mucho daño.

Ojalá no volvamos atrás y ojalá podamos seguir superando los daños que nos dejó la Era de Trujillo.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.

MI RESPUESTA AL LISTÍN DIARIO, ENVIADA EL 2 DE JUNIO DE 2011

(ESPERO QUE SE PUBLIQUE)

Estimado Sr. Franjul:

Me dirijo a usted para responder a un artículo que escribió, en su distinguido diario, nada menos que un sacerdote, en este caso, Monseñor Ramón Benito De la Rosa y Carpio.  No tengo el gusto de conocerle pero sé que es muy querido en nuestro país y que, por lo que he leído, su trayectoria ha sido intachable.

Monseñor De la Rosa y Carpio

Monseñor De la Rosa y Carpio

No quisiera, con esta misiva, herir a ningún creyente ni a nadie.  Si le escribo es porque me sorprendió que, un representante de Jesucristo, fuesen las que fuesen sus ideas político-sociales, afirme, sin ningún pudor (sic):  “Estudiaba en el seminario, en el año 1961, 21 años de mi existencia, y cuando supimos la noticia de la muerte de Trujillo hicimos fiesta en el seminario.”

¿Desde cuando un auténtico católico celebra la muerte de un ser humano?  ¿No nos manda, el V Mandamiento de la Ley de Dios, “No matarás”?  Que yo sepa, no existen excepciones a dicho mandato.  Quizás él, sí lo sepa.

Usted ya conoce sobradamente cual es mi idea sobre las dictaduras pues la he comentado, públicamente, en muchas ocasiones.  Pero, como creo en el fundador de la Iglesia, Jesús de Nazareth, me extrañó y decepcionó su escrito.

Jesús siendo apresado en el Huerto de Getsemaní

Jesús siendo apresado en el Huerto de Getsemaní

Como Monseñor sabe, mejor que usted y que yo, que cuando fueron a prender a Nuestro Señor, ocurrió lo que he copiado de los Evangelios:

“Viendo, pues, los que con Él estaban, lo que ocurría, le preguntaron: «Señor: ¿herimos a cuchillo?» Y sin esperar respuesta, uno de ellos, Simón Pedro, con su brío acostumbrado, desenvainó la espada, e hirió a un siervo del príncipe de los sacerdotes, cuyo nombre era Malco, seccionándole la oreja derecha.

«–¡Basta! –exclamó Jesús. Y, dirigiéndose a Pedro,dijo–: Vuelve tu espada a la vaina, porque todos los que se sirven de la espada, a espada morirán. O ¿piensas que no puedo orar a mi Padre, y me daría ahora más de doce legiones de ángeles? Pero, el cáliz que me dio mi Padre ¿no lo he de beber? Y ¿cómo se cumplirán las Escrituras, según las cuales conviene que así suceda?»

No quiso el Señor que sus enemigos tuvieran que echarle en cara el daño causado a un pobre hombre por sus discípulos; «y tocando la oreja del siervo, le sanó».”

Pintura obra de Francisco de Zurbarán

Pintura obra de Francisco de Zurbarán

No conozco ninguna historia en la que Jesús celebrase el fallecimiento de nadie.  Si Monseñor la conoce, me gustaría que nos la contase.  Otra cosa es sentir alivio por haberse librado de cualquier tipo de dictadura o imposición injusta.

También quiero recordarle, pues por su forma de expresarse parece haberlo olvidado, lo que fue la tristemente famosa “Santa Inquisición”, que de santa no tenía nada.  Tenía pensado hablar de ello en mi columna semanal en El Nacional, curiosamente.  He recabado, pues, bastante información que iré publicando por capítulos, pues la historia es muy larga, muy extensa y… ¡terrible!

Este tribunal eclesiástico fue establecido, como sabemos, para inquirir y castigar los delitos contra la fe. Sus orígenes se encuentran en la persecución de las herejías populares del siglo XII.

Desde sus comienzos hasta su total finalización, acontecieron millones de barbaridades, crímenes y refinadamente rebuscadas torturas pues, al parecer, no fue abolida definitivamente hasta el año 1834.  Muchos siglos dan para mucho.

Instrumentos de tortura de la Santa Inquisición

Instrumentos de tortura de la Santa Inquisición

Tomás de Torquemada

Tomás de Torquemada

Reina Isabel La Católica

Reina Isabel La Católica

Pero, lo que no he encontrado, por más que he investigado, es que la Iglesia celebrase su abolición, ni tampoco el fallecimiento del también tristemente famoso Tomás de Torquemada, el primer gran Inquisidor de España, en el siglo XV, y confesor de la Reina Isabel la Católica.

Quiero recordarle también que, en la época en la que su vocación le llamó a convertirse en sacerdote, Trujillo firmó el Concordato con la Iglesia (año 1954), cuyo Papa era entonces, Pío XII.  Éste bendijo el armamento de Hitler y la Iglesia gobernaba, junto a su dictador, Francisco Franco, en España.

Pío XII junto a Hitler

Pío XII junto a Hitler

Si me equivoco, también le ruego a Monseñor que me lo haga saber, para poder informar bien a mis lectores.  Pero lo de España lo he vivido y sufrido en carne propia y, lo de la unión de Trujillo con la Iglesia, también.

Francisco Franco bajo un palio

Francisco Franco bajo un palio

Estuve presente en ese viaje, aunque aún no había cumplido los dos años de edad, pues fui bautizada por Franco y su señora, Dª Carmen, antes de viajar a Roma.  Mi madre, que era muy católica, conservaba un pergamino con la imagen de Pío XII, en el que bendecía a Trujillo y a su familia.  Al fallecer ella, lo destruí, por la rabia que me producía ver tanta hipocresía.  Ahora me arrepiento de ello pues era un documento bastante valioso.

Los libros, a partir del siglo XVI, debían tener, antes del texto y después de la portada, una serie de páginas, denominadas preliminares, que le daban legalidad a la obra para poder ser leída, comprada y distribuida en el reino español.

Los libros, a partir del siglo XVI, debían tener, antes del texto y después de la portada, una serie de páginas, denominadas preliminares, que le daban legalidad a la obra para poder ser leída, comprada y distribuida en el reino español.

Trujillo junto al Papa Pío XII

Trujillo junto al Papa Pío XII

Monseñor prosigue, en el arriba mencionado artículo (sic): “Ahora que vivimos en libertad sabemos la importancia de la democracia. Las dictaduras, aunque dejen bienes, hacen también mucho daño.  Ojala no volvamos atrás y ojala podamos seguir superando los daños que nos dejó la Era de Trujillo”.

Hace cincuenta años que se supone que se supone que vivimos en democracia.  Que no se me malinterprete.  He afirmado, y sigo haciéndolo, que no creo en dictaduras, ni de derechas ni de izquierdas.  Pero tampoco creo en las religiosas, que pueden llegar a ser aún peores.

Juan Pablo II junto a Fidel Castro

Juan Pablo II junto a Fidel Castro

Juan Pablo II junto a Pinochet

Juan Pablo II junto a Pinochet

Pío XII junto a Mussolini

Pío XII junto a Mussolini

Imagino que en el 1884, cincuenta años después de ser abolida definitivamente la Inquisición, muchísimas personas pensarían lo mismo que Monseñor.  “Ahora que vivimos en libertad, que no nos van a mandar a la hoguera por cualquier cosa (una herejía era fumar tabaco, por ejemplo), que no nos van a torturar por no pensar como ellos quieren, sabemos la importancia que esa abolición tiene. Ojala nunca volvamos atrás y podamos superar los múltiples daños causados por ese malévolo tribunal eclesiástico.”

Señor Franjul, le agradezco su atención y le mando un cordial saludo,

Aída Trujillo Ricart

Blog de WordPress.com.