Aída Trujillo

julio 17, 2011

Publicaciones en el periódico El Nacional, Historia y costumbres del arte Flamenco español (continuación), versión ampliada

15 Julio 2011, 1:20 PM

Para realizar el cuadro  “El baile” (1914-1915), Sorolla ejecutó  ElvPara realizar el cuadro  “El baile” (1914-1915), Sorolla ejecutó varios bocetos.

Para realizar el cuadro “El baile” (1914-1915), Sorolla ejecutó varios bocetos.

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Historia y costumbres del arte Flamenco español (continuación)

Escrito por: Aida Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

Hace mucho empecé a narrar sobre este maravilloso arte musical, prometiendo continuar haciéndolo. Por motivos personales sentí cierto rechazo a seguir haciéndolo. Empero, creo que ya es hora de que retome este tema cultural y artístico, que llevo literalmente en la sangre y prendido en el alma.

Peineta antigua de carey

Peineta antigua de carey

En esta ocasión voy a referirme a la etimología, o proveniencia, de la palabra que lo define y que algunos atribuyen al siglo XIX.

Pero, al no existir certeza de ello, se han planteado varias hipótesis al respecto. Algunas incluso relacionan su origen con las aves zancudas del mismo nombre, alegando que el lenguaje corporal de sus intérpretes recuerda a dichas aves. Mi opinión personal no coincide en absoluto con esta afirmación que considero absurda.

Marius Schneider

Marius Schneider

Marius Schneider, en cambio, defiende que, el origen del término, puede estar no en su similitud con el estilo de los bailaores sino relacionado con la simbología medieval.

Otras hipótesis, como lo es la de Blas Infante, aseguran que se le denomina así por ser la música de los “fellah min gueir ard” y que proviene de esta expresión andalusí que significa “campesino sin tierra”.  Según él, muchos moriscos  se integraron en las comunidades gitanas, compartiendo su carácter de minoría étnica, marginada por la erudición dominante.

Infante supone que en ese “caldo de cultivo” surgió el cante flamenco, que expresaba el dolor que ese pueblo sentía por la aniquilación de su cultura.

Sin embargo, no aportó ninguna fuente histórica documentada que avalase su teoría. Teniendo en cuenta la fuerte defensa que realizó, a lo largo de su vida, por una reforma agraria en Andalucía, que atenuase la mísera situación del jornalero, esta paráfrasis da la impresión de ser más ideológica y política que histórica.

Blas Infante

Blas Infante

Los escritores que, como Blas Infante, plantean ideas originales en cuanto a la relación moriscos-flamenco han sido silenciados o severamente criticados.

Por su parte, el Padre García Barrioso, imaginó que el origen del vocablo pudiese corresponder a la expresión árabe marroquí, fellah-mangu, cuyo significado es “los cantos de los campesinos”.

Asimismo, Luis Antonio de Vega aportó las expresiones felahikum y felah-enkum, que tienen el mismo significado.

Felipe Pedrell

Felipe Pedrell

Luis Antonio de Vega

Luis Antonio de Vega

Otras teorías nos dicen que la palabra flamenco deriva de su origen en Flandes.

Por ejemplo, según Felipe Pedrell, el Flamenco, como arte, llegó a España desde esas tierras en la época de Carlos V.

Carlos V de España y I de Alemania

Carlos V de España y I de Alemania

Algunos se basan en que, en los bailes y cantes que se organizaron para dar la bienvenida al monarca, se le jaleaba al grito de “¡Báilale al flamenco!” Sin embargo es sabido que este término surgió varios siglos después de ese hecho histórico.

Se dice que, el motivo por el que a los gitanos se les denomina también flamencos, es debido a un primer estudio de Demófilo, en el 1881.

Éste argumentó que este género musical debe su nombre a que sus principales iniciadores eran conocidos en Andalucía bajo dicho apelativo.

"Sevilla gitana", grabado de Gustavo Doré

"Sevilla gitana", grabado de Gustavo Doré

George Borrow

George Borrow

En 1841, George Borrow, escribió un libro cuyo título es “Los Zíncali”, que refuerza la afirmación de Demófilo.

The Zincali, de George Borrow

The Zincali, de George Borrow

Sin embargo, existe un absurdo empeño, por parte de algunos, en demostrar que el origen musical del Flamenco está fuera de Andalucía, afirmando que es un arte importado. Evidentemente, no hay que olvidar las influencias de los métodos musicales de la antigua Grecia, de la cultura árabe, de la india, ni de la hebrea. La escala musical india, llamada swaragrama, es equivalente a nuestra escala mayor.

Los gitanos, que llegaron a España desde el Indostán, en la India, hace cinco siglos, carecían de sistema musical propio pero hicieron suya la música andaluza, aportándole una expresión característica y de gran fuerza.

Gitanos es el nombre dado en España a los pertenecientes a esa etnia, tanto en el pasado como en el presente, aunque antaño se les conoció como “castellanos nuevos”, “germanos” y “flamencos”.

Aunque no se tiene evidencia del motivo por  el que fueron denominados así, existen teorías que apuntan hacia un origen jergal del léxico germánico. Éste sostiene que esta palabra deriva de “flama” y que define el temperamento fogoso de los gitanos.

En el mismo sentido, el diccionario de la Real Academia Española dice que “flamenco” significa también, coloquialmente,  “chulo o insolente”, siendo un ejemplo de ello la expresión “ponerse flamenco”.

Anuncios

junio 13, 2011

Publicaciones en el periódico El Nacional, Romería del El Rocío en Almonte (Huelva)

9 Junio 2011, 11:14 AM

Virgen del Rocío

Virgen del Rocío

Ermita del El Rocío en Almonte

Ermita del El Rocío en Almonte

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Romería de El Rocío en Almonte (Huelva)

Escrito por: Aida Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

La Romería del Rocío es una manifestación religiosa, popular, católica y andaluza en honor de la Virgen del Rocío. Se celebra el fin de semana del Domingo de Pentecostés. La Virgen se encuentra en la ermita que está situada en la aldea de Almonte (Huelva) del mismo nombre.

Romeros cruzando el Parque de Doñana

Romeros cruzando el Parque de Doñana

“El Rocío” atrae alrededor de un centenar de cofradías de las poblaciones cercanas a Cádiz, Huelva y Sevilla.

Lince ibérico en el Parque de Doñana

Lince ibérico en el Parque de Doñana

Los peregrinos atraviesan a pie, o en barca, las marismas del delta del Guadalquivir, para llegar allí, en el límite del Parque Natural de Doñana.

Durante esta celebración, esta aldehuela, de alrededor de 2.000 habitantes, se convierte en la tercera ciudad de España más poblada.

La peregrinación tiene una duración de una semana, contando con el “camino” hacia ella. Allí se unen la pasión, devoción, tradición y diversión.

Este año, el momento culminante del fervor colectivo aconteció en la noche del domingo 12 al lunes 13 de junio.

Es la ocasión en la que, engalanada y adornada con sus collares barrocos, la “Paloma de las Marismas” sale de su santuario y desfila en medio del impaciente gentío.

Sus porteadores tropiezan constantemente, pues el paso siempre está obstaculizado por una marea de admiradores cuya razón, aturdida por la espera y las fiestas que preceden al acontecimiento, se tambalea con las primeras luces del alba.

Imagen representativa de la Hermandad del Rocio de Villamanrique

Imagen representativa de la Hermandad del Rocio de Villamanrique

La memoria popular ha rescatado del olvido, transmitiendo, de generación en generación, la historia que supuso el descubrimiento de la Santa Imagen, en la misma zona que ocupa actualmente su santuario.

No hay dudas sobre la pertenencia de esta imagen a Almonte, aunque se señala la participación e importancia de la villa de Villamanrique en su hallazgo.

Popularmente se describe que, a principios del siglo XV, Gregorio Medina, un cazador de Mures, la actual Villamanrique de la Condesa, tuvo que dirigirse a Las Rocinas, lugar frecuentado por los cazadores. Allí, en un hueco del tronco de un árbol centenario, la encontró y, en un principio, la confundió con una muñeca.  Pero era un representación de la Virgen del Rocío que permanecía escondida desde la época de los moros. Medía casi una vara de alto y estaba hollada por las inclemencias del tiempo.

El cazador volvió a Almonte y dio cuenta de su descubrimiento. Entonces, numerosos vecinos se trasladaron al lugar en cuestión y se llevaron la imagen. Como consecuencia, entre los de esa localidad y los de Villamanrique, surgió una disputa que se subsanó siguiendo una costumbre de la época.

Las fronteras y el yugo que unía a la pareja de bueyes, atados mediante unos cordeles

Las fronteras y el yugo que unía a la pareja de bueyes, atados mediante unos cordeles

Engancharon pues, en unas carretas, dos yuntas de bueyes para que su fuerza, cada uno tirando hacia un lugar opuesto, decidiera el sitio donde se emplazaría la Virgen.

Ambas potencias quedaron igualadas y este hecho se interpretó como una sentencia del deseo de la Virgen de permanecer en el mismo lugar en donde fue hallada. Decidieron, entonces, colocar la talla en el mismo sitio y construyeron una ermita, con la ayuda de las limosnas de los fervorosos.

Esta versión es parte de la historia oral que comparten los pueblos de la comarca.

Devotos de toda Andalucía, España y el mundo entero (existe incluso una Hermandad en Bruselas), acuden a la aldea de El Rocío los días anteriores al lunes de Pentecostés.

Escudo de la Cofradía del Rocío

Escudo de la Cofradía del Rocío

La gran Lola Flores era una de las asiduas e imprescindibles en las caminatas almonteñas.

La gran Lola Flores era una de las asiduas e imprescindibles en las caminatas almonteñas.

Allí se dan, y se daban, cita numerosos personajes famosos, pertenecientes a distintos mundos.  Se bebe vino, se come y se bailan sevillanas.  Lo que casi no se hace es dormir pues nadie desea perderse ni un minuto de la fiesta.

Durante el resto del año la tranquila localidad, acoge a los visitantes que desean conocer el centro de una pasión que trasciende lo religioso y se convierte, año tras año, en un verdadero acontecimiento social.

Un dato poco conocido es que, el 26 de junio de cada año, se celebra la tradicional “Saca de Yeguas”. Las manadas, compuesta por más de un millar de ejemplares, se trasladan desde las marismas de El Rocío hasta el pueblo de Almonte.

Las marismas y vistas al Rocío

Las marismas y vistas al Rocío

"Saca de yeguas"

"Saca de yeguas"

Esta celebración representa una de las peregrinaciones marianas más importantes del mundo y una de las romerías más multitudinarias.

Carmina Ordóñez

Carmina Ordóñez

Aunque se dice que “El Rocío es el camino”, y doy fe  de ello pues lo he recorrido desde Triana (Sevilla), junto a la malograda y querida Carmina Ordóñez, los días “grandes” se sitúan en  el fin de semana, prevaleciendo la madrugada del domingo al lunes.

Es entonces cuando la Virgen sale en una procesión que comienza con el espectacular  y muy peculiar “salto de la reja”.

"Salto de la reja"

"Salto de la reja"

Este acto termina bien entrado el día y, en él, los fieles se encomiendan a la “Blanca Paloma”, nombre que también tiene asignado esta Virgen, hasta el año siguiente.

Río Quema

Río Quema

Al que recorre el Camino del Rocío por primera vez, se le “bautiza” en el río Quema, aunque esté casi seco y el primerizo se llene de barro.  A mí me ocurrió.

La Raya Real es el camino del Rocío más conocido, el más cantado, el más espacioso, y el más simbólico de todos los que nos llevan a las plantas de la “Blanca Paloma”.

Rocío Jurado, antes de su fallecimiento, junto a su marido, el torero Ortega Cano

Rocío Jurado, antes de su fallecimiento, junto a su marido, el torero Ortega Cano

"La Raya Real"

"La Raya Real"

La verdad es que la atracción que esta fiesta ejerce sobre la gente es tan grande que, quien va una vez al Rocío, repite con seguridad.

Isabel Pantoja, con su hijo Paquirrín, de niño, vestido con traje campero

Isabel Pantoja, con su hijo Paquirrín, de niño, vestido con traje campero

Otra de las personalidades que no suele faltar a su cita con la Virgen del Rocío, es la Duquesa de Alba.

Otra de las personalidades que no suele faltar a su cita con la Virgen del Rocío, es la Duquesa de Alba.

La Infanta Elena, a caballo, y con el tradicional sombrero cordobés

La Infanta Elena, a caballo, y con el tradicional sombrero cordobés

La Reina Doña Sofía junto a la Infanta Cristina

La Reina Doña Sofía junto a la Infanta Cristina

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.