Aída Trujillo

diciembre 16, 2012

Publicaciones en el periódico El Nacional, Rodrigo José Escobar, cuando un amigo se va

15 Diciembre 2012, 9:43 AM

De su madre para él...

De su madre para él…

Suspendido en el aire

Rodrigo Escobar

Rodrigo Escobar

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Escrito por: Aída Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

 

Rodrigo José Escobar, cuando un amigo se va

 

lagrimasEscribo, con lágrimas en los ojos, esta columna para rendir homenaje a la memoria del que fue un gran amigo para muchos. No era lo que el mundo considera “famoso”; muchos de ustedes no habrán tenido la suerte de conocerle.

Era un alma pura, amorosa y altruista. Ni siquiera era un conocido millonario aunque sí lo era en amor, amigos y en arte. Tuve la ocasión de ver alguno de sus cuadros que, al contemplarlos, me dejaron boquiabierta, tal era su belleza y esplendor.resplandor

Este joven, Rodrigo Escobar, oriundo de El Salvador, era íntimo amigo de mi hija Haydée, que fue quien me lo presentó. Su amistad era grandiosa y imagesdesinteresada.

Rodrigo con mi hija Haydée

Rodrigo con mi hija Haydée

Desde entonces, me cautivó su límpida, transparente y simpática persona. Era pintor y manejaba todo tipo de técnicas: óleo, acuarela, acrílico, tinta, serigrafía, sobre canvas y lienzos. Residía en Santo Domingo.

bailandoCuando venía a visitarnos, algo que hacía a menudo, muchas veces se ponía a bailar y a cantar Flamenco conmigo. Nunca olvidaré esa imagen tan deliciosa: la de su cara escuchando hasta “Cante Jondo”, con interés.

Gracia Montes

Gracia Montes

Incluso llegó a anotar el nombre de Gracia Montes, una gran “cantaora” de coplas españolas antiguas. Quedé impresionada aquel día pues, a la gente joven, no suele interesarle ese tipo de música.

Rodrigo y su madre, Vilma

Rodrigo y su madre, Vilma

Su muro de Facebook, y el de su madre, Vilma Herrera, la gran “Dama del Golf”, están repletos de palabras alentadoras cuando él aún luchaba, con un humor sorprendente, contra el cáncer que terminó arrancándole la vida. Y ahora, tras su partida, mucho más.

golfHe aquí un fragmento de su presentación en esa conocida red de contactos:

en blanco y negro“Admiro a las personas que siempre estan luchando por un ideal o metas que en su vida hayan trazado pos sí mismas. Soy una persona sencilla, camellador, con ganas de salir adelante con mis propios esfuerzos.Lo que nunca diré si es, si estaré o no, estaré ausente, callado o solo, tal vez inconsciente a mi estado, abandonado y quizas más de mí habrá, en mi corazón, maquinando pociones para mi camino, esperando ser amado o amar al que espera. (…) No sé si diré quien soy pero estoy ahí, como el mismo de siempre, contemplando y ausente, humilde y quizás me verá sonriéndole a tiempo. Me verá ahí sentado, esperando ser algo mejor que hoy. No sé si algo pasará pero seré siempre el mismo, lleno de amor y lleno de vida culminada por ángeles que me guian en mi vida, esperando ese momento.Te diré un poco de mí en un segundo, te diré como soy si me permites tratarte. (…) Te diré, mi vida es como el mar y el amor, como la playa de amplia. A veces se fragmenta en pequeñas cosas que me cuesta sentir (…), pero sigo en amor quieto y a veces callado.”

Rodrigo tenía 34 años de edad, cuando nos ha dejado, el pasado día 10. Era un ser noble y nunca guardó rencor a nadie. Siempre estaba dispuesto a ayudar a los demás. Tenía, además, esa chispeante locura que todo artista posee y era valiente y constante.

Sé que ahora está en el Cielo. Pido a Dios, con amor, que dé fuerzas a su madre, Vilma.con su madre

http://elblogderodrigoescobar.blogspot.com/2012/11/cuando-mi-mano-te-busca-entre-la.html?spref=fb

 

Rodri con Giselle y mi hijo Nicolás

Rodri con Giselle y mi hijo Nicolás

Hasta con los más jóvenes, como Giselle Sánchez y aún más jóvenes, como mi hijo Nicolás, sabía divertirse y hacerles sonreír.

 

Nunca te olvidaré, Rodri, con tu amor filial, cuando más lo necesitaba, endulzaste un poco mi vida.

Nunca te olvidaré, Rodri, con tu amor filial, cuando más lo necesitaba, endulzaste un poco mi vida.

 

julio 17, 2011

Publicaciones en el periódico El Nacional, Historia y costumbres del arte Flamenco español (continuación), versión ampliada

15 Julio 2011, 1:20 PM

Para realizar el cuadro  “El baile” (1914-1915), Sorolla ejecutó  ElvPara realizar el cuadro  “El baile” (1914-1915), Sorolla ejecutó varios bocetos.

Para realizar el cuadro “El baile” (1914-1915), Sorolla ejecutó varios bocetos.

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Historia y costumbres del arte Flamenco español (continuación)

Escrito por: Aida Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

Hace mucho empecé a narrar sobre este maravilloso arte musical, prometiendo continuar haciéndolo. Por motivos personales sentí cierto rechazo a seguir haciéndolo. Empero, creo que ya es hora de que retome este tema cultural y artístico, que llevo literalmente en la sangre y prendido en el alma.

Peineta antigua de carey

Peineta antigua de carey

En esta ocasión voy a referirme a la etimología, o proveniencia, de la palabra que lo define y que algunos atribuyen al siglo XIX.

Pero, al no existir certeza de ello, se han planteado varias hipótesis al respecto. Algunas incluso relacionan su origen con las aves zancudas del mismo nombre, alegando que el lenguaje corporal de sus intérpretes recuerda a dichas aves. Mi opinión personal no coincide en absoluto con esta afirmación que considero absurda.

Marius Schneider

Marius Schneider

Marius Schneider, en cambio, defiende que, el origen del término, puede estar no en su similitud con el estilo de los bailaores sino relacionado con la simbología medieval.

Otras hipótesis, como lo es la de Blas Infante, aseguran que se le denomina así por ser la música de los “fellah min gueir ard” y que proviene de esta expresión andalusí que significa “campesino sin tierra”.  Según él, muchos moriscos  se integraron en las comunidades gitanas, compartiendo su carácter de minoría étnica, marginada por la erudición dominante.

Infante supone que en ese “caldo de cultivo” surgió el cante flamenco, que expresaba el dolor que ese pueblo sentía por la aniquilación de su cultura.

Sin embargo, no aportó ninguna fuente histórica documentada que avalase su teoría. Teniendo en cuenta la fuerte defensa que realizó, a lo largo de su vida, por una reforma agraria en Andalucía, que atenuase la mísera situación del jornalero, esta paráfrasis da la impresión de ser más ideológica y política que histórica.

Blas Infante

Blas Infante

Los escritores que, como Blas Infante, plantean ideas originales en cuanto a la relación moriscos-flamenco han sido silenciados o severamente criticados.

Por su parte, el Padre García Barrioso, imaginó que el origen del vocablo pudiese corresponder a la expresión árabe marroquí, fellah-mangu, cuyo significado es “los cantos de los campesinos”.

Asimismo, Luis Antonio de Vega aportó las expresiones felahikum y felah-enkum, que tienen el mismo significado.

Felipe Pedrell

Felipe Pedrell

Luis Antonio de Vega

Luis Antonio de Vega

Otras teorías nos dicen que la palabra flamenco deriva de su origen en Flandes.

Por ejemplo, según Felipe Pedrell, el Flamenco, como arte, llegó a España desde esas tierras en la época de Carlos V.

Carlos V de España y I de Alemania

Carlos V de España y I de Alemania

Algunos se basan en que, en los bailes y cantes que se organizaron para dar la bienvenida al monarca, se le jaleaba al grito de “¡Báilale al flamenco!” Sin embargo es sabido que este término surgió varios siglos después de ese hecho histórico.

Se dice que, el motivo por el que a los gitanos se les denomina también flamencos, es debido a un primer estudio de Demófilo, en el 1881.

Éste argumentó que este género musical debe su nombre a que sus principales iniciadores eran conocidos en Andalucía bajo dicho apelativo.

"Sevilla gitana", grabado de Gustavo Doré

"Sevilla gitana", grabado de Gustavo Doré

George Borrow

George Borrow

En 1841, George Borrow, escribió un libro cuyo título es “Los Zíncali”, que refuerza la afirmación de Demófilo.

The Zincali, de George Borrow

The Zincali, de George Borrow

Sin embargo, existe un absurdo empeño, por parte de algunos, en demostrar que el origen musical del Flamenco está fuera de Andalucía, afirmando que es un arte importado. Evidentemente, no hay que olvidar las influencias de los métodos musicales de la antigua Grecia, de la cultura árabe, de la india, ni de la hebrea. La escala musical india, llamada swaragrama, es equivalente a nuestra escala mayor.

Los gitanos, que llegaron a España desde el Indostán, en la India, hace cinco siglos, carecían de sistema musical propio pero hicieron suya la música andaluza, aportándole una expresión característica y de gran fuerza.

Gitanos es el nombre dado en España a los pertenecientes a esa etnia, tanto en el pasado como en el presente, aunque antaño se les conoció como “castellanos nuevos”, “germanos” y “flamencos”.

Aunque no se tiene evidencia del motivo por  el que fueron denominados así, existen teorías que apuntan hacia un origen jergal del léxico germánico. Éste sostiene que esta palabra deriva de “flama” y que define el temperamento fogoso de los gitanos.

En el mismo sentido, el diccionario de la Real Academia Española dice que “flamenco” significa también, coloquialmente,  “chulo o insolente”, siendo un ejemplo de ello la expresión “ponerse flamenco”.

junio 13, 2011

Publicaciones en el periódico El Nacional, Romería del El Rocío en Almonte (Huelva)

9 Junio 2011, 11:14 AM

Virgen del Rocío

Virgen del Rocío

Ermita del El Rocío en Almonte

Ermita del El Rocío en Almonte

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Romería de El Rocío en Almonte (Huelva)

Escrito por: Aida Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

La Romería del Rocío es una manifestación religiosa, popular, católica y andaluza en honor de la Virgen del Rocío. Se celebra el fin de semana del Domingo de Pentecostés. La Virgen se encuentra en la ermita que está situada en la aldea de Almonte (Huelva) del mismo nombre.

Romeros cruzando el Parque de Doñana

Romeros cruzando el Parque de Doñana

“El Rocío” atrae alrededor de un centenar de cofradías de las poblaciones cercanas a Cádiz, Huelva y Sevilla.

Lince ibérico en el Parque de Doñana

Lince ibérico en el Parque de Doñana

Los peregrinos atraviesan a pie, o en barca, las marismas del delta del Guadalquivir, para llegar allí, en el límite del Parque Natural de Doñana.

Durante esta celebración, esta aldehuela, de alrededor de 2.000 habitantes, se convierte en la tercera ciudad de España más poblada.

La peregrinación tiene una duración de una semana, contando con el “camino” hacia ella. Allí se unen la pasión, devoción, tradición y diversión.

Este año, el momento culminante del fervor colectivo aconteció en la noche del domingo 12 al lunes 13 de junio.

Es la ocasión en la que, engalanada y adornada con sus collares barrocos, la “Paloma de las Marismas” sale de su santuario y desfila en medio del impaciente gentío.

Sus porteadores tropiezan constantemente, pues el paso siempre está obstaculizado por una marea de admiradores cuya razón, aturdida por la espera y las fiestas que preceden al acontecimiento, se tambalea con las primeras luces del alba.

Imagen representativa de la Hermandad del Rocio de Villamanrique

Imagen representativa de la Hermandad del Rocio de Villamanrique

La memoria popular ha rescatado del olvido, transmitiendo, de generación en generación, la historia que supuso el descubrimiento de la Santa Imagen, en la misma zona que ocupa actualmente su santuario.

No hay dudas sobre la pertenencia de esta imagen a Almonte, aunque se señala la participación e importancia de la villa de Villamanrique en su hallazgo.

Popularmente se describe que, a principios del siglo XV, Gregorio Medina, un cazador de Mures, la actual Villamanrique de la Condesa, tuvo que dirigirse a Las Rocinas, lugar frecuentado por los cazadores. Allí, en un hueco del tronco de un árbol centenario, la encontró y, en un principio, la confundió con una muñeca.  Pero era un representación de la Virgen del Rocío que permanecía escondida desde la época de los moros. Medía casi una vara de alto y estaba hollada por las inclemencias del tiempo.

El cazador volvió a Almonte y dio cuenta de su descubrimiento. Entonces, numerosos vecinos se trasladaron al lugar en cuestión y se llevaron la imagen. Como consecuencia, entre los de esa localidad y los de Villamanrique, surgió una disputa que se subsanó siguiendo una costumbre de la época.

Las fronteras y el yugo que unía a la pareja de bueyes, atados mediante unos cordeles

Las fronteras y el yugo que unía a la pareja de bueyes, atados mediante unos cordeles

Engancharon pues, en unas carretas, dos yuntas de bueyes para que su fuerza, cada uno tirando hacia un lugar opuesto, decidiera el sitio donde se emplazaría la Virgen.

Ambas potencias quedaron igualadas y este hecho se interpretó como una sentencia del deseo de la Virgen de permanecer en el mismo lugar en donde fue hallada. Decidieron, entonces, colocar la talla en el mismo sitio y construyeron una ermita, con la ayuda de las limosnas de los fervorosos.

Esta versión es parte de la historia oral que comparten los pueblos de la comarca.

Devotos de toda Andalucía, España y el mundo entero (existe incluso una Hermandad en Bruselas), acuden a la aldea de El Rocío los días anteriores al lunes de Pentecostés.

Escudo de la Cofradía del Rocío

Escudo de la Cofradía del Rocío

La gran Lola Flores era una de las asiduas e imprescindibles en las caminatas almonteñas.

La gran Lola Flores era una de las asiduas e imprescindibles en las caminatas almonteñas.

Allí se dan, y se daban, cita numerosos personajes famosos, pertenecientes a distintos mundos.  Se bebe vino, se come y se bailan sevillanas.  Lo que casi no se hace es dormir pues nadie desea perderse ni un minuto de la fiesta.

Durante el resto del año la tranquila localidad, acoge a los visitantes que desean conocer el centro de una pasión que trasciende lo religioso y se convierte, año tras año, en un verdadero acontecimiento social.

Un dato poco conocido es que, el 26 de junio de cada año, se celebra la tradicional “Saca de Yeguas”. Las manadas, compuesta por más de un millar de ejemplares, se trasladan desde las marismas de El Rocío hasta el pueblo de Almonte.

Las marismas y vistas al Rocío

Las marismas y vistas al Rocío

"Saca de yeguas"

"Saca de yeguas"

Esta celebración representa una de las peregrinaciones marianas más importantes del mundo y una de las romerías más multitudinarias.

Carmina Ordóñez

Carmina Ordóñez

Aunque se dice que “El Rocío es el camino”, y doy fe  de ello pues lo he recorrido desde Triana (Sevilla), junto a la malograda y querida Carmina Ordóñez, los días “grandes” se sitúan en  el fin de semana, prevaleciendo la madrugada del domingo al lunes.

Es entonces cuando la Virgen sale en una procesión que comienza con el espectacular  y muy peculiar “salto de la reja”.

"Salto de la reja"

"Salto de la reja"

Este acto termina bien entrado el día y, en él, los fieles se encomiendan a la “Blanca Paloma”, nombre que también tiene asignado esta Virgen, hasta el año siguiente.

Río Quema

Río Quema

Al que recorre el Camino del Rocío por primera vez, se le “bautiza” en el río Quema, aunque esté casi seco y el primerizo se llene de barro.  A mí me ocurrió.

La Raya Real es el camino del Rocío más conocido, el más cantado, el más espacioso, y el más simbólico de todos los que nos llevan a las plantas de la “Blanca Paloma”.

Rocío Jurado, antes de su fallecimiento, junto a su marido, el torero Ortega Cano

Rocío Jurado, antes de su fallecimiento, junto a su marido, el torero Ortega Cano

"La Raya Real"

"La Raya Real"

La verdad es que la atracción que esta fiesta ejerce sobre la gente es tan grande que, quien va una vez al Rocío, repite con seguridad.

Isabel Pantoja, con su hijo Paquirrín, de niño, vestido con traje campero

Isabel Pantoja, con su hijo Paquirrín, de niño, vestido con traje campero

Otra de las personalidades que no suele faltar a su cita con la Virgen del Rocío, es la Duquesa de Alba.

Otra de las personalidades que no suele faltar a su cita con la Virgen del Rocío, es la Duquesa de Alba.

La Infanta Elena, a caballo, y con el tradicional sombrero cordobés

La Infanta Elena, a caballo, y con el tradicional sombrero cordobés

La Reina Doña Sofía junto a la Infanta Cristina

La Reina Doña Sofía junto a la Infanta Cristina

junio 2, 2011

Artículo en el blog de Eva Álvarez

http://oincorrectas.blogspot.com/

Tal y como Eva lo ha publicado

Tal y como Eva lo ha publicado

El blog de Eva álvarez

Aída Trujillo

Cada día me gusta más Aída Trujillo. No sabía nada de ella cuando hace dos años me compré su libro, “A la sombra de mi abuelo”. Todo a mi alrededor eran voces criticando que Aída hubiera recibido el Premio Nacional de Literatura.

“¿De qué irá ese libro?”, me pregunté ante tanto revuelo y cómo siempre he opinado que no hay mejor manera de conocer la verdad que yendo directamente a la fuente, me acerqué a una conocida librería y adquirí dicha novela.

Desde la primera página me sentí encandilada por la forma en que la autora narraba, con un toquecito de magia, esa mezcla de realidad y ficción que conforma “A la sombra de mi abuelo”. Agradecí conocer la vida de Aída y me sentí cercana a su persona, aunque recién leí su novela y ante el desconocimiento de gran parte de la sociedad sobre hechos claves de la historia, fui de la opinión de que no tenía que haber recibido ese premio, ya que podía dar la falsa impresión  de que enaltecía la dictadura.

Con el paso de los meses, pude ver y leer entrevistas con Aída y definitivamente, me sedujo aún más. La imagen de una madre abnegada y cariñosa, que siempre luchó para conseguir sus sueños y a la que nunca le importaron el qué dirán ni las opiniones familiares a la hora de construir su propio pensamiento, no pudieron menos que ganarse mi admiración y respeto.

Soy una persona que odia las injusticias y que sólo tengo que escuchar cómo un grupo que se cree con la razón absoluta dice blanco, para decir negro. Pues bien, mi paciencia se colmó cuando empezaron a salir algunas personas, que se veía a años luz que no habían leído la novela de Aída, criticando su galardón. A esas alturas, mi mente ya había masticado que esa magistral separación del abuelo y el político era más que merecedora del Premio de Literatura Nacional y que si a alguien le llevaba a equívocos, que se tomara el interés de leer el libro y asunto aclarado.

Cuando Angelita Trujillo publicó su historia paralela, Aída habló valientemente, rechazando las atrocidades de su tía.

Ahora, ante sus nuevas declaraciones, también ha hablado protestando la ratificación del sinfín de mentiras de Angelita.

Aída es una mujer valiente, con criterio propio, enemiga de las dictaduras y amante de la democracia. Tiene estilo propio y su forma de vida bohemia, en la que compagina su carrera de escritora con su tablao flamenco, despiertan pronta simpatía.

En próximos meses publicará su nueva novela, en la que le deseo grandes éxitos, porque sin duda transmite esa autenticidad que muchas veces es tan difícil de apreciar en los que nos rodean.

Publicado por Opiniones incorrectas en 13:51 0 comentarios

Enviar por correo electrónico Escribe un blog Compartir con Twitter Compartir con Facebook Compartir con Google Buzz

Etiquetas: Aída Trujillo

 

abril 23, 2011

Publicaciones en el periódico El Nacional, Semana Santa de Sevilla

21 Abril 2011, 1:24 PM

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Escrito por: Aida Trujillo (Semana Santa de Sevilla)

Semana Santa de Sevilla

La celebración de la Semana Santa en Sevilla es un auténtico y espectacular acontecimiento.  Aunque no se conoce, a ciencia cierta, la auténtica historia de sus Cofradías o Hermandades, ya que, habían hablado de ella los historiadores González de León y Bermejo, en el siglo XIX, ya lo había hecho, anteriormente, el Abad Gordillo en el XVII.  Su origen es muy antiguo y se remonta al Concilio de Trento.

Reglas de la Hermandad de la Veracruz de 1627, Biblioteca Universitaria de Sevilla

Reglas de la Hermandad de la Veracruz de 1627, Biblioteca Universitaria de Sevilla

Costaleros 1686

Costaleros 1686

En sus comienzos, se hacían las estaciones del “Vía Crucis” portando tan solo una cruz parroquial con manguilla. Las Cofradías salían al exterior del casco urbano, razón por la cual se constituyeron en iglesias y conventos erigidos fuera de las murallas. Más tarde, cuando ya fueron numerosas, además del crucifijo, cada una tomó su propio estandarte, ilustrado con un Misterio de la Pasión, con el fin de distinguirse la una de la otra.

Este hecho conformó lo que hoy se conoce como Hermandades, que reúne a distintos barrios o parroquias, venerando a la imagen guardada en su templo.

Reglas de Iniesta, 1671

Reglas de Iniesta, 1671

Nos encontramos, pues, con las famosas Hermandades de La Macarena, San Bernardo, San Julián las más antiguas, o más recientemente San Gonzalo, Tiro de Línea, Nervión, que unen el concepto “barrio” con el de “Hermandad”.

La Macarena

La Macarena

Catedral de Sevilla

Catedral de Sevilla

Así fue hasta que, a principios del XVII, el Arzobispo, Fernando Niño de Guevara, dispuso que hicieran estación en la catedral, con la excepción de las del barrio de Triana, que debía hacerlo en la Parroquia Mayor de Santa Ana.

Arzobispo Fernando Niño de Guevara

Arzobispo Fernando Niño de Guevara

A partir de entonces surgieron sanas rivalidades entre las Hermandades que empezaron a encargar imágenes a importantes artistas y elaborar en madera las que se representaban en sus estandartes. Comenzaron entonces a llevar en parihuela estas representaciones, sustituyendo a los lienzos.

Iglesia de Santa Ana

Iglesia de Santa Ana

La Semana Santa en Sevilla es, para muchos sevillanos, la celebración más importante, superando incluso a la famosa  Feria de Abril. El realizar las labores de “costalero” es un gran honor. Se trata de una notable tradición que atrae una gran cantidad de devotos de otras localidades españolas y a una enorme afluencia de turistas.

Esta fiesta escenifica la Pasión de Jesucristo en diferentes episodios, representados por esculturas de gran valor artístico y religioso. Las figuras son portadas encima de grandes parihuelas, acompañadas por “nazarenos”, lo que configura a lo que se conoce como “paso” o “paso de palio”.

Los “nazarenos” que las acompañan son los “penitentes”, cargo que es una distinción vivida con orgullo.  En muchas de las Hermandades existen listas de espera para realizar esta labor. Pero, siendo un hecho que pasa de generación en generación, no todos pueden alcanzarlo, una tradición que está altamente respetada.

Lo mismo ocurre con los “costaleros” que son los que llevan el peso de la estructura del “paso”. Esta tarea es muy importante pues ellos van marcando un ritmo que varía según cual sea la Hermandad y los recorridos que tengan marcados.

Capataz dando indicaciones a los costaleros

Capataz dando indicaciones a los costaleros

Ser “costalero” requiere una gran preparación y trabajo en equipo para moverse en perfecta concordancia. De no hacerlo así,  la estructura podría romperse al perder el equilibrio. También es necesaria una enorme capacidad de sacrificio pues, llevar el “paso”, es más complicado de lo que parece. De hecho, en Sevilla podemos ver azulejos en las paredes de los recorridos de las Hermandades, en memoria de aquellos “costaleros” que fallecieron portándolos. Los “costaleros” son guiados por un capataz ya que, bajo su estructura, no pueden ver nada.

Cristo del Gran Poder

Cristo del Gran Poder

No es extraño que ocurra, durante estas fechas, que se tenga que suspender algún “paso”  a causa de las lluvias primaverales.  Esto es debido a que, aparte de las esculturas en sí, que suelen ser tallas de madera con varios siglos de antigüedad, estas son vestidas y decoradas con ropajes, mantos y joyas de gran valor.  Lo mismo sucede con  las estructuras ornamentales en donde van ubicadas las imágenes..

Aunque este es el trabajo de todo un año de la gente de la Hermandad, la última palabra de si un “paso” puede salir o no, la tiene el párroco de la iglesia.  Si éste teme que haya tan solo una posibilidad de que el conjunto pueda ser dañado por el agua, a pesar de los grandes esfuerzos, no saldrá hasta el siguiente año.

Jesús de la Redención en el beso de Judas

Jesús de la Redención en el beso de Judas

A lo largo del recorrido de las procesiones, los “pasos” hacen paradas en las que, los fieles y desde los balcones, cantan “saetas”. Este es un canto religioso, generalmente improvisado y sin acompañamiento, que tiene su origen en el estilo del “cante jondo” tradicional del flamenco.

Cantando una saeta

Cantando una saeta

En Sevilla, esta festividad se vive con especial intensidad y es allí en donde podemos encontrar las Hermandades más antiguas y las tradiciones más arraigadas.

Ecce Homo, Durero

Ecce Homo, Durero

noviembre 25, 2010

Publicaciones en el periódico El Nacional, Aniversario del nacimiento de Manuel de Falla, primera parte

25 Noviembre 2010, 10:46 AM

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Aniversario del nacimiento de Manuel de Falla (I)

Escrito por: Aida Trujillo

Manuel de Falla

Manuel de Falla

En estos días se celebra el nacimiento de Manuel de Falla, uno de los músicos más emblemáticos de la primera mitad del siglo XX.  El célebre autor nació en Cádiz el 23 de noviembre de 1876, hijo de José María Falla y de María Jesús Matheu.  El fin de sus días le llegó en Alta Gracia, Argentina, el 14 de noviembre de 1946.

Algunas generaciones españolas recuerdan muy bien su rostro ya que ilustró los billetes de 100 pesetas, sustituyendo al de Gustavo Adolfo Bécquer.

Manuel de Falla tuvo una vida profesional y personal altamente rica que me sería imposible exponer en tan pocas líneas.  Por ello, me

Rey Alfonso XIII

Rey Alfonso XIII

estoy permitiendo la licencia de redactarla, también brevemente debo decir, en dos partes.

Falla recibió sus primeras lecciones de solfeo de mano de su madre, intérprete de piano, y de su abuelo.  A los 9 años de edad prosiguió sus estudios musicales con su profesora de piano, Eloísa Galluzo. En 1889 continuó estudiando piano con Alejandro Odero y armonía y contrapunto con Enrique Broca. Sin embargo, a los quince años sus intereses se centraron en la literatura y el periodismo.  Entonces fundó la revista literaria “El Burlón”.  En 1890 participó en la fundación de otra, llamada “El Cascabel”, que acabó dirigiendo. Pero ya en el año 1893 proclamó que su vocación definitiva era la música.  Esto ocurrió tras haber  presenciado un concierto en Cádiz  en donde se interpretaron, entre otras, algunas obras de Edvard Grieg.

Tras haber compuesto una melodía dedicada a Salvador Viniegra, se trasladó a Madrid.  Allí, en el Conservatorio, obtuvo la calificación de sobresaliente en tres años de solfeo y cinco de piano. En el año1899 terminó sus estudios en la Escuela Nacional de Música y Declamación y obtuvo el primer premio de piano organizado por este importante centro.

Felip Pedrell

Felip Pedrell

Trabó amistad con Joaquín Turina y con Felip Pedrell, quien influyó poderosamente en su posterior carrera pues despertó en él el interés por el Flamenco y el “Cante Jondo”. Colaboró con Amadeo Vives en la creación de las zarzuelas “Prisionero de guerra”, “El cornetín de órdenes” y “La cruz de Malta”.

En 1904, en colaboración con Carlos Fernández Shaw, creó la ópera “La vida breve” que obtuvo el primer premio de un concurso convocado por la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Falla hubo de esperar, empero, ocho años para dar a conocer su partitura. Y no en Madrid, como hubiese correspondido, sino en Niza, Francia.

En el año 1907 se afincó en París en donde se relacionó con Debussy, Ravel, Dukas, Albéniz, Roland-Manuel, Schmitt, Viñes y Picasso, entre otros. Debussy, quien también admiraba el arte Flamenco, le aconsejó que se inspirase en él.  Así fue como creó su obra “Noches en los jardines de España”.

Debussy

Debussy

En 1908 el rey Alfonso XIII le otorgó una beca para que pudiese seguir residiendo en París y concluir las “Cuatro piezas españolas.” En 1914 compuso, además, las “Siete canciones populares españolas”.  Continuará.

 

agosto 3, 2010

Publicaciones en el periodico El Nacional de República dominicana, Flamenco parte I

25 Marzo 2010, 12:20 PM

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Escrito por: Aida Trujillo (Flamenco (1))

Camarón de la Isla

Camarón de la Isla

Durante más de una década mantuve a mis hijos y mi casa bailando y cantando Flamenco en los famosos “Tablaos” del Madrid de la época.  Algunos de ellos aún perduran.  Debuté, y actué durante mucho tiempo, en el famoso “Los Canasteros” que había sido fundado por Manolo Caracol.   A él no lo llegué a conocer, porque cuando falleció, yo apenas era una niña.  “El Corral de la Morería”, que aún sigue en pie, fue como una segunda casa para mí.  Manuel del Rey, su dueño, nos dejó no hace mucho y su esposa, Blanca del Rey, “bailaora” exquisita, que maneja el mantón de Manila con redomada elegancia, sigue con la labor de su marido.

En El Corral de la Morería 1982

En El Corral de la Morería 1982

En estos locales pude conocer y, en algunas ocasiones, entablar amistad con artistas del calibre de Paco de Lucía, El Camarón de la Isla, Lola Flores, Carmen Sevilla, Paquita Rico, Enrique Morente, Lucero Tena, Ricardo “El Rumbero”, Faíco, Losada, Ketama y un largo etcétera.

Tengo el gusto y el honor de poder contarles anécdotas sobre esta singular cultura y la gente que la rodea, gitanos o payos.  Más variopinto de lo que se conoce, en términos generales, el mundo del Flamenco no deja indiferente.

Importante y hermoso es el cante, que no se interpreta del mismo modo cuando es para escuchar o cuando lo es para acompañar al baile.  Ocurre lo mismo con la guitarra clásica española.  El ritmo de “las palmas”, al compás, produce un efecto de percusión que incita a bailar o a cantar sin necesidad de ningún otro instrumento musical.  Lo crean o no.

Paco de Lucía

Paco de Lucía

Cuando yo era pequeña nadie podía imaginar que ya el Flamenco fluía por mis venas.  Ni siquiera yo que era de carácter tímido.  Recuerdo que, hasta en el coro del colegio, obligada a participar por las monjas, simulaba cantar moviendo mis labios.  Pero  mi garganta no emitía sonido alguno, tal era la vergüenza que me producía que se escuchase mi voz.

Cuando cumplí los catorce años de edad me encontraba con mi madre en Málaga, una de las capitales de provincia de Andalucía.  En agosto se celebra allí una feria muy importante.  Por entonces, aquel evento se desplegaba en pleno centro de la ciudad que se engalanaba con las típicas “casetas”, farolillos y guirnaldas multicolores.

Fue en aquella primera ocasión cuando tuve el placer de presenciar la actuación de distintos artistas.  Resulté sorprendida de mi estremecimiento al oír los acordes de las guitarras.  Quedé pasmada al observar la belleza plástica de aquellos cuerpos, de hombres  y mujeres, moviéndose al son de una música imposible.  La mayoría de las voces, que entonaban canciones que no había escuchado hasta entonces, me transportaron a otro planeta.

La Faraona

La Faraona

Yo no conocía lo que aquello significaba, no lo entendía, a pesar de mi ascendencia gaditana. Nadie me había introducido a aquel arte.   Pero “aquello” me cautivó, me magnetizó.  Eso es el arte, para mí.  Algo que te eleva sin tener que “entenderlo”.  Entonces pedí a mi madrecita, que en Gloria esté, que me llevase cada noche a las “casetas”.  Ella accedió.  Después, cuando me acostaba, yo no podía conciliar el sueño evocando aquella belleza que me había vuelto loca de pasión.  De hecho, el Flamenco fue mi primera pasión.  Latente en todo mi ser, esperaba a ser despertada.  Aquella feria en Málaga fue la que me la reveló.

De regalo de cumpleaños pedí unas castañuelas, que no sabía manejar, y un vinilo pequeño, de esos de 45 revoluciones.  Sin embargo, hasta mucho tiempo después, no me atreví a llevar a término mi descubrimiento.  Me conformaba con escuchar y ver a los numerosos artistas que tuve, y tengo, el gusto de conocer.  Jamás hubiese imaginado que aquel arte iba a conseguir que pudiese, en el futuro, mantener dignamente mi casa, a conocer otra cultura y, como embajadora del mismo, a visitar otros países.

Blog de WordPress.com.