Aída Trujillo

agosto 2, 2016

“El otro Ramfis Trujillo, sus últimos días de vida”

51HbdID7DcL._SX260_[1]Rafael Leonidas Trujillo hijo (Ramfis)

https://www.amazon.es/El-Otro-Ramfis-Trujillo-%C3%BAltimos/dp/9945480049/ref=sr_1_1?s=books&ie=UTF8&qid=1466795160&sr=1-1&keywords=el+otro+ramfis+trujillo%2C+sus+%C3%BAltimos+d%C3%ADas+de+vida

He aquí un breve resumen de su contenido:

En la mañana del 17 de diciembre de 1969, Rafael Leonidas Trujillo Martínez, más conocido como Ramfis e hijo primogénito del dictador dominicano, Rafael Leonidas Trujillo Molina, colisionó de frente con el automóvil de la Duquesa de Albuquerque, en Madrid (España) en donde se encontraba exiliado tras el derrocamiento del mandatario en el año 1961. Sin embargo, aunque el accidente costó la vida a Ramfis, la muerte no le alcanzó hasta el 28 del mismo mes. Once días de lucha por recuperar la salud, cierta lucidez alternada con ensueños, recuerdos o pesadillas terribles, fueron bastantes para que su hija pudiese narrar muchas cosas que cualquier historiador desconoce.

Cómo empezó la creación de este libro:

Cuando viajé a Santo Domingo para asistir a la presentación de mi primera novela publicada, la ilustre señora Dª Carmen Imbert (El Matutino Alternativo), buena amiga mía, hija y nieta de aniquilados por la dictadura de mi abuelo, me hizo una pregunta que me chocó fuertemente.

-¿Y de tu padre qué? ¿No nos cuentas nada? Parece como si, consciente o inconscientemente le hubieses esquivado en tu narración-

Su comentario logró que volviese a plantearme un sinfín de cosas. Sin embargo, aunque aquella cuestión retumbaba en mi cabeza, intenté olvidarla y durante un tiempo lo conseguí.

Pero, inesperadamente, otra voz, la del escritor cubano-dominicano, Bismar Galán, que me ha acompañado en el proceso de edición de mis obras, volvió a plantearme el dilema, diciéndome que tenía que escribir un libro sobre mi padre.

Yo protesté -¿Pero tan mal me quieres, Bismar? ¿No habrán sido suficientes once años de sufrimiento? (Ese lapso fue lo que tardé desde que empecé “A la sombra de mi abuelo” hasta que se publicó).

Cuando regresé a España, en donde residía entonces y adonde he vuelto, logré “archivar” en algún lugar recóndito de mi mente lo que aquellas personas me habían planteado. Hasta que llegó el momento en el que tomé la decisión de escribirlo.

Ahora, además, también he conseguido subirlo a Amazon, en versión papel y en kindle, gracias a la gran ayuda que me han proporcionado mi gran amigo Julio Inoa y su hermano Jonathan. Sin ellos no lo hubiera conseguido. Las cuestiones técnicas no son “mi fuerte”.

Gracias, queridos amigos. Gracias les doy también a ustedes, los que leen mis escritos aquí, en Facebook, en mis libros y en las publicaciones que hago en el periódico “El Nacional Dominicano”.

https://www.amazon.es/El-Otro-Ramfis-Trujillo-%C3%BAltimos-ebook/dp/B01GF6LBYG/ref=sr_1_2?s=books&ie=UTF8&qid=1466795160&sr=1-2&keywords=el+otro+ramfis+trujillo%2C+sus+%C3%BAltimos+d%C3%ADas+de+vida

En la mañana del 17 de diciembre de 1969, Rafael Leonidas Trujillo Martínez, más conocido como Ramfis e hijo primogénito del dictador dominicano, Rafael Leonidas Trujillo Molina, colisionó de frente con el automóvil de la Duquesa de Albuquerque, en Madrid (España) en donde se encontraba exiliado tras el derrocamiento del mandatario en el año 1961. Sin embargo, aunque el accidente costó la vida a Ramfis, la muerte no le alcanzó hasta el 28 del mismo mes. Once días de lucha por recuperar la salud, cierta lucidez alternada con ensueños, recuerdos o pesadillas terribles, fueron bastantes para que su hija pudiese narrar muchas cosas que cualquier historiador desconoce.
VERSIÓN KINDLE.

diciembre 15, 2014

PUBLICADO NUEVO LIBRO DE AIDA TRUJILLO, EL OTRO RAMFIS TRUJILLO, SUS ULTIMOS DIAS DE VIDA

El 21 de noviembre de 2014 se puso a la venta el nuevo libro de Aida Trujillo.
Algunas fotos para ilustrar el acto.
El Maestro de Ceremonia fue Don Jose Rafael Sosa, con pocas palabras hizo comentarios sobre el mismo.
Ramfis Trujillo tuvo un accidente el 17 de diciembre de 1969 y no se fue de este mundo hasta el 28 del mismo mes.
De eso trata el manuscrito.
s_DSC0057 - Copy _DSC0065 - Copy _DSC0067 - Copy _DSC0078 - Copy _DSC0076 - Copy _DSC0072 - Copy _DSC0067 - Copy _DSC0072 - Copy YO CON MI LIBRO CON RAFAEL FERIA AñEZ FOTO GRUPO HABLANDO O CANTANDO POR EL MICRO DE LA CUESTA CON ROBIN LARA 21 NOV 2014 LIBRO DEDICADO A RAFAEL FERIA AñEZ

mayo 31, 2013

Publicaciones en el periódico El Nacional, Horacio Quiroga, miembro de la llamada “Familia suicida”

Horacio Quiroga, narrador, miembro de la llamada “Familia suicida” DE JOVEN SENTADO

17 Mayo 2013, 12:11 PM

Vivencias cotidianas de allí y aqui

Escrito por: Aida Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

 

Horacio Quiroga, narrador, miembro de la llamada “Familia suicida”

Como comenté en uno de mis artículos publicado no mucho tiempo ha, deseo hacerles partícipes de una serie de suicidios de famosos, o no.

El asunto no es lo que se dice un tema alegre. Sin embargo, considero necesario el dar la cara a las vicisitudes de la vida e intentar, en la medida de lo posible, no erigirnos como jueces ante la Ley de Dios, aunque sea necesario hacerlo ante la de los hombres.

Violeta Parra

Violeta Parra

Por ello, a pesar de haber empezado por la gran Violeta Parra, uno de mis relatos trató del suicidio de una amiga a quien no creo que, por sus actos en este mundo, se la pueda juzgar de mala manera. Ni siquiera de cobarde, como muchos hacen.

Nadie puede saber lo que ocurre en la mente de ninguno de nuestros semejantes. Sobre todo cuando atientan en contra de su propia vida. Creo que, el llegar a ello, no resulta tan fácil como ciertas personas sostienen.

Como la semana pasada relaté, brevemente, la vida de Alfonsina Storni, muy ligada al personaje que hoy nos atañe, he considerado que era preciso escribir algo sobre Horacio Quiroga, un insigne narrador, nacido en Salto, Uruguay, en el 1878.

Buscando información sobre él, me encontré con la desagradable sorpresa de que perteneció a la tristemente llamada “Familia suicida”, cosa que llamó mucho mi atención.

arma de fuego suicidioPor lo que he podido leer, a la edad de tres meses, a pesar de ser aún un bebé, Horacio fue testigo del modo en el que su padre se quitó la vida, disparándose en la cabeza con una escopeta.

Pero, antes de proseguir con el relato de las tragedias que marcaron la vida del escritor, deseo contarles, un poco, sobre su trayectoria profesional y personal.

CUENTOS DE LOCURA AMOR Y MUERTENarrador uruguayo radicado en Argentina, Quiroga es considerado uno de los mayores cuentistas latinoamericanos. Su obra está situada entre la declinación del modernismo y la de las vanguardias.

Estudió en Montevideo en donde comenzó a interesarse por la literatura. Inspirado en su primera relación sentimental, escribió “Una estación de amor” (1898). Después  fundó la “Revista de Salto” (1899). Tras su primer viaje a Europa resumió sus remembranzas en “Diario de viaje a París” (1900). A su retorno fundó el “Consistorio del Gay Saber”, de corta permanencia que no impidió, empero, que el hombre presidiera la vida literaria de Montevideo y las argumentaciones con el grupo de J. Herrera y Reissig. Instalado, después, en Buenos Aires,publicó Los arrecifes de coral, en 1901, que fue seguido de varios relatos.

En 1909 se estableció en la provincia de Misiones. Allí desempeñó el cargo de Juez de Paz de San Ignacio, localidad famosa por sus ruinas de las reducciones jesuíticas, a la vez que por sus cultivos de yerba mate y de naranjas.

 Tras la experiencia sufrida siendo él un neonato, su madre volvió  a casarse. Pero,  después de cinco años de matrimonio, su padrastro se suicidó de idéntico modo que lo hizo su padre biológico.

Su primera esposa también se quitó la vida bebiendo un líquido para revelar fotografías. Él era profesor de castellano en el Colegio Británico de Buenos Aires cuando la conoció.

Después mantuvo un breve idilio, pero larga y sólida amistad, con Alfonsina Storni, quien se suicidaría 20 años después arrojándose al mar, algo que Quiroga no llegó a presenciar.alfonsina

Un amigo le consiguió el puesto Cónsul de Uruguay en Buenos Aires. Dicho allegado, también se suicidó.

Leopoldo Lugonés

Leopoldo Lugonés

Un año antes de que le imitase su gran amigo Leopoldo Lugones, en el 1937, agotado por sus luctuosas experiencias o, quizás, porque le diagnosticaron un cáncer estomacal,  Horacio puso fin a sus días ingiriendo una dosis letal de cianuro.

Más tarde se suicidaría su hija mayor, Eglé.

Con su hija Eglé

Con su hija Eglé

Su único hijo varón, Darío, actuó del mismo modo en el 1951.CUENTOS DE HORACIOCARICATURA CON LA MUERTE 

marzo 31, 2013

Carta dirigida por Aída Trujillo al periódico El Nacional, desmintiendo la afirmación de Cassandro Fortuna de que Trujillo era zurdo

Nieta insiste Trujillo era derecho

Trujillo escribiendo

Trujillo escribiendo

5 Noviembre 2011, 8:18 PM
REFUTA AUTOR DE LIBRO

Un dato coincidente y llamativo a la vez es que, tanto mi madre como la segunda esposa de mi padre, fueron, y es, porque Lita sigue viva, zurdas. ¿Será ese el motivo por el que se casaron con él?

Escrito por: Aida Trujillo Ricart

Ante todo quisiera pedirle disculpas por el retraso en contestar, debido a motivos personales graves, al artículo del pasado 27 de septiembre, escrito por Don Rafael Peralta Romero y publicado en su periódico, El Nacional.

En dicho artículo, posterior al del día 22, en el que se anunciaba la publicación de un libro de Cassandro Fortuna llamado “El oficio de lavar cerebros”, el señor Romero nos cuenta la insistencia de dicho autor en afirmar que Trujillo era zurdo.

Dicha insistencia fue provocada tras haberlo yo negado, con la misma firmeza con la que sigo haciéndolo cuando, desde su diario, me llamaron por teléfono para contrarrestar dicha aseveración.

Este hecho, no obstante, no impide que, por educación única y exclusivamente, pida disculpas a Don Cassandro, por el hecho de desmentirle.  Pero puedo asegurarle que, por más que insista, y sintiéndolo mucho, está mal documentado pues, Trujillo, era diestro.

Aunque, como él indica, yo era pequeña “y no le conocía bien”, una aserción un tanto osada, a mi modo de ver, me hubiese dado cuenta de ello, al igual que mis hermanos y, naturalmente, el resto de mi familia.

Los niños, como todos sabemos, se suelen fijar mucho en los detalles anatómicos que los diferencian de los adultos.  Por ejemplo, cuando nació mi hermano Rafael, al que le llevo cuatro años, me di cuenta de “la diferencia” que existía entre cierta parte de su diminuto cuerpo y el mío.

Al ser un año y medio mayor que yo, no había tenido la oportunidad de hacerlo con Ramfis, mi hermano (q.e.p.d.) y, el de mis hermanas, era semejante al mío.

El contraste entre los niños varones y los hombres adultos, que lucían bigote, como mi difunto padre, o barba, como algunos conocidos, también despertaba mi curiosidad.

Asimismo, la anatomía de mujer de mi madre, tías y amigas suyas, lógicamente algo diferentes a la mía, cuando era niña, provocaban que le hiciese constantes preguntas a mi progenitora.

Pero como, por entonces, a los chiquillos no se les explicaba prácticamente nada, tuve que coartarme y, por si hubiese sido poco, aguantar la típica reprimenda de mi madre:  ¡Mire, muchachita fresca, falta de respeto, no vuelva a hablar de “eso”!

Trujillo, cuando se convertía en, únicamente, un abuelo común y corriente, cosa que hacía desde que entraba en su casa o en la nuestra, se tiraba al piso a jugar y armar juguetes con nosotros, sus nietos.

Si hubiese visto que utilizaba, al contrario que nosotros, su mano izquierda para ejercer esa labor, sí me habría atrevido a preguntarle porque también habría llamado mi atención.

Siempre he sido, y sigo siéndolo, muy curiosa, aunque no chismosa.

Siento necesidad de averiguar, de aprender constantemente, de enterarme del porqué de las cosas. Pero no me gusta divulgar, sin embargo, lo que sé de la vida de los demás.

Y, volviendo al tema que nos atañe en esta ocasión, quisiera compartir una anécdota de mi primera infancia, esa que “no conocí bien”, según declara el señor Fortuna.

Ocurrió estando en la cocina de la que era la casa de Boca Chica, propiedad de mi madre, pues se la había regalado a ella un familiar suyo, don Manolito Baquero (q.e.p.d.), y no Trujillo, como algunos aún siguen creyendo.

Fue, entonces cuando, por primera vez, la vi pelando papas con la mano izquierda.  Y, como ella sí era zurda, lo hacía de una forma tan natural que, derrotada por mi curiosidad, me animé a preguntarle cómo era capaz de realizar aquello, que me pareció toda una proeza, aunque, claro, no exenta del temor a ser nuevamente regañada..

Pero, para gran alivio mío, no me llevé la esperada riña.  Mi progenitora se limitó a responder que ignoraba el porqué, a algunas personas, les ocurría lo mismo que a ella.

Me dijo que aquello era “ser zurdo” y que no tenía mayor importancia, añadió que, en cambio, cuando ella era pequeña, sí se la daban y que, en su colegio, le ataban la mano izquierda a la silla, para obligarla a que utilizase la derecha.

Ahora, en cambio, prosiguió, la ciencia había descubierto que aquella práctica no era sana y que había que dejar a los zurdos ejercer como tales.

Un dato coincidente y llamativo a la vez es que, tanto mi madre como la segunda esposa de mi padre, fueron, y es, porque Lita sigue viva, zurdas. ¿Será ese el motivo por el que se casaron con él?

A pesar de no concordar con la obstinación de Fortuna, para contrastar mi experiencia de niña ante su “descalificación”, decidí ponerme en contacto con una persona en la que, curiosamente, él se apoya para confirmar su teoría:  Kalil Haché.

Mi tío Kalil, como él suele decir, confirmó mi alegato: Trujillo no era zurdo y él, el señor Haché, no tiene el gusto de conocer personalmente al señor Fortuna.

Me comentó que, eso sí, para que le dejasen en paz, había dicho que Trujillo era ambidiestro, pero que no se refería a lo que también Fortuna alude, sino a su gran capacidad para realizar cosas, para bien o para mal. Una metáfora, un paradigma, nada más.

Con el malogrado señor Font Bernard, el otro testigo del señor Fortuna, no he podido hacer lo mismo, pues, lamentablemente, hace años que falleció.  Tengo que añadir que, de no haber estado segura de que Trujillo no era zurdo, lo hubiese dicho porque, el serlo, no implica ninguna deshonra.

marzo 7, 2013

Un artículo de Don José Rafael Sosa, escrito el 28 de mayo de 2011, en el periódico El Nacional

28 Mayo 2011, 10:31 PM

José Rafael Sosa

José Rafael Sosa

Aida Trujillo Ricart, una voz propia

Rechaza toda dictadura. Publicará novela sobre la muerte, olvido y tristeza. Destaca las condiciones de su madre Tantana Ricart, un apellido que se olvida que ella lleva.

Dice Angelita Trujillo falta respeto a personas muertas sobre crimen de las Mirabal.

 

Escrito por: José Rafael Sosa (www.josersosa,blogspot.com

Aída Trujillo Ricart

Aída Trujillo Ricart

El primer apellido de esta mujer carga el ambiente de ideas pre-establecidas: Trujillo, con las que llegan a la mente las atrocidades inombrables de la dictadura.

Su segundo apellido, Ricart, es menos referido y nombra a una destacada familia de trayectoria antitrujillista.

Es Aida Trujillo Ricart, autora de A la Sombra de mi Abuelo, la novela que ganó el Premio Nacional de Literatura 2009, otorgado por  un jurado mayoritariamente internacional de narradores y por República Dominicana, el novelista Roberto Marcallé Abréu.libro y yo

 

Sobre Angelita Trujillo

Para la nieta de Trujillo, la hija del tirano es una irrespetuosa y desconsiderada al tratar de imputar el crimen de las hermanas Mirabal a personas fallecidas y más recientemente a jefes militares, tratando de exculpar a su padre.

Angelita Trujillo, hija de Trujillo

Angelita Trujillo, hija de Trujillo

“Angelita comete un abuso y una falta de respeto a la historia y los hechos, cuando quiere escurrirle el bulto de ese crimen a quien lo ordenó en realidad”, afirma la hija Ramfis Trujillo.

Sostiene que mucho le costó separar el afecto que tiene por el abuelo tierno que era Trujillo y los sentimientos que le generó el conocer lo que fue su régimen dictatorial.

“He tenido que sanarme interiormente. Fue un proceso emocional difícil. Para mucha gente soy una “Trujillo” como el resto de la familia. Por vocación soy contraria a las dictaduras y mucha gente no sabe que en España asumí responsabilidades en favor de la democracia y contra todo intento político de sometimiento de la gente al oprobio”, manifestó.

Abuelo/dictador

“He afirmado, y repetido, en múltiples ocasiones que no soy partidaria de ningún tipo de dictadura, ya sea de derecha o de izquierda.  Creo en la libertad, la individualidad, los derechos humanos y la No violencia.  Mi abuelo es una cosa y Trujillo es otra, para mí”, aclaró Aida Trujillo.

Rafael Leonidas Trujillo Molina

Rafael Leonidas Trujillo Molina

Sobre los ajusticiadores

Considera que quienes terminaron con la vida de su abuelo actuaron según su criterio, ya fuese político o personal.

“ Considero que tuvieron una gran valentía al arriesgarse, en aquellos momentos, a hacer lo que hicieron.     No les guardo rencor en absoluto.  Si uno se convierte en dictador, se arriesga a que le ocurra lo que le ocurrió a Trujillo”, consideró.

Sostiene que si a alguna editorial se le ocurriese, en España, publicar la mitad de los libros sobre Franco que se publican aquí sobre Trujillo, iría a la quiebra directa y segura.

“Cuando recibí el Premio Nacional de Novela, quedé también muy sorprendida al leer una afirmación de un periodista, cuyo nombre no recuerdo, que decía que “la dictadura de Franco, comparada a la de Trujillo, fue agua de rosas”.

Francisco Franco Bahamonde

Francisco Franco Bahamonde

Si lee este artículo, le insto a que vaya a España y haga esa declaración en público.  Conozco muy bien cómo fue ese “agua de rosas” de la que habla”.

 

Sobre su madre

“Mi madre  pertenecía a una familia  que estaba, en general, en contra del dictador.

Mi abuelo materno, Pedro Adolfo Ricart y Pou, fue un conocido activista antitrujillista y se llevó un gran disgusto cuando se enteró que su hija Octavia, conocida como Tantana, se enamoró profundamente del hijo de Trujillo.

Octavia Ricart (Tantana)

Octavia Ricart (Tantana)

Intentó, por todos los medios de evitar aquella relación y posterior enlace, pero fracasó.” asevera.

Pedro Adolfo Ricart

Pedro Adolfo Ricart

Dijo que su madre, “a pesar de que mi padre se divorció de ella, le dio seis hijos, y le amó hasta el día de su propia muerte. Él falleció antes, pero ella nunca le olvidó, rechazando a auténticos buenos partidos.  Casi nadie lo sabe pero, hasta el propio Aristóteles  Onassis intentó cortejarla pero ella no dejó que se le acercase”.

Sostiene que  no se menciona que es nieta de Ricart por varios motivos.  “Uno de ellos es que Trujillo vende y Ricart no.  Otro es que, por desgracia, la gente suele agarrarse más al odio que al amor, prefieren el rencor al perdón, sin darse cuenta de que eso es un veneno para ellos mismos”.

EL DATO

Su nueva novela

La escritora   ya entregó  su nueva novela, Más triste que la muerte es el olvido  , en la cual se aleja del tema Trujillo y se adentra en las densas cortinas de los sentimientos humanos de soledad, olvido, muerte y otras dimensiones. Sale a librerías  en agosto .Mas alla

UN APUNTE

Maestra de flamenco

Aída Trujillo, quien se destacó en Madrid  como bailaora, ha iniciado clases de flamenco en un tablao montado en su apartamento.

Es una Trujillo que se ha negado a participar de la herencia de su abuelo.

Las clases, que se imparten a jovencitas,   le sirven para alternar con su labor de  novelista.

En el tablao transmite sus conocimientos y habilidades a un reducido número de muchachas.

Al estar con ella, además de la técnica del baile flamenco, se aprende mucho de su visión  de la vida.

febrero 15, 2013

Publicaciones en el periódico El Nacional, Nick Vujicic, un ejemplo de autoestima y superación asombroso

2 Febrero 2013, 10:40 AM DANDO CONFERENCIAS

 

Vivencias cotidianas de allí y aqui

Escrito por: Aida Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

Nick Vuijic, un ejemplo de autoestima y superación asombroso

La primera vez que le vi fue en uno de esos forwards que suelen mandarnos algunos amigos por email. Quedé realmente impresionada al ver, en un video, a Nick protagonizando un show increíble. Llenaba el escenario, completamente, a pesar de estar exento de brazos y de piernas, apoyándose en el resto de su cuerpo, el joven reía, se movía y aconsejaba, desplegando una gran sinceridad y amor que se reflejaba en sus inquietos y simpáticos ojos: el espejo del alma.

PEQUEÑONicholas James Vujicic nació el 4 de diciembre de 1982 en Melbourne (Australia), víctima de una grave disfunción genética: una tri-amelia, que se caracteriza por la carencia de tres extremidades y una meromelia de la extremidad inferior izquierda (tiene un pequeño pie con dos dedos, protuberando de su muslo izquierdo). Sus padres estaban desconsolados cuando el bebé vio la luz, no obstante, mentalmente sano. El niño, no pudo acudir a una escuela normal, pese a ello, como es obvio.

Más tarde, empero, Nick fue uno de los primeros estudiantes discapacitados en migrar a una de ellas. Pero tuvo que sufrir acoso, algo que le afectó tan negativamente que, con tan sólo ocho años de edad, se planteó el suicidio.

Sin embargo, con el tiempo Nick observó que sus logros se fueron convirtiendo en inspiración de muchos, y comenzó a agradecer, el simple hecho de estar vivo.ME GUSTA LA VIDA

con ordenadorAprendió a escribir utilizando los dos dedos de su singular pie izquierdo y a usar un aparato que introduce en el más grande, para sostener objetos.pequeño en silla con brazos especiales

Se instruyó con el método “heel and toe”, a usar la computadora. Se ejercitó, asimismo, en lanzar bolas de tenis y consiguió el poder contestar el teléfono. Fue con diecisiete años cuando comenzó a dar charlas a su grupo de oración e inició una organización sin ánimo de lucro. Hoy en día es el director de “Life Without Limbs”.logo limbs

estudios y graduacionNick se graduó con 21 años en Contabilidad y Planificación Financiera. Emprendió numerosos viajes como orador motivacional, enfocando los temas que la juventud de hoy en día debe enfrentar.

Da charlas para el sector corporativo, también, aunque su fin es seguir siendo un orador motivacional, para comunidades cristianas, o no.

Viaja con frecuencia a distintos países para impartir seminarios en congregaciones, escuelas y juntas corporativas. Ha dado discursos en cuatro Continentes: América, Africa, Asia y Oceania.

NO ARMS NO LEGSA los 25 años, Nick empezó a promocionarse mediante el show de Oprah Winfrey, así como a escribir libros. El primero se titula “No Arms, No Legs, No Worries!” (¡Sin brazos, Sin Piernas, Sin Preocupaciones!). La primera entrevista mundial en Televisión de Nick, en 20/20 (ABC) con Bob Cummings, fue retransmitida el 28 de marzo del 2008. En el 2009 participó en el inspirador cortometraje ganador “The butterfly circus”.grupo elevandole

“El gran propósito de la vida”, es un DVD que está disponible en su sitio web, “Life Without limbs”. Incluye un breve documental sobre su vida privada y cómo logra realizar actividades rutinarias. Su DVD “No Arms, No Legs, No Worries!” está disponible en la red mediante su corporación “Attitude is Altitude” (Actitud es Altitud).

El 22 de febrero de 2012 contrajo matrimonio con Kanae Miyahara y disfrutó de su luna de miel en Hawaii.BODA

Imágen de su viaje a Hawái en la que Nick sostiene una cámara de fotos entre su cuello y mentón para fotografiar a su esposa

Su esposa anunció, en agosto del mismo año, que esperaba un hijo.ecografía

-¡Mi mujer y yo pronto seremos padres! ¡Dios es bueno! – exclamó el evangelista en la semana decimotercera del deseado embarazo.

El 13 de febrero, Nick anunció el nacimiento de su primogénito en su página de Facebook.

Kiyoshi James reposa sobre el pecho de su padre.

Kiyoshi James reposa sobre el pecho de su padre.

Kiyoshi James Vujicik es un bebé precioso y sano, como podemos observar en la imagen.

Como podemos comprobar, para él, el haber nacido sin brazos ni piernas no ha sido un impedimento para llevar una vida normal y plena. Realmente, Nick es un maravilloso ejemplo para quienes creen que no pueden enfrentarse y vencer las adversidades.UNA VIDA SIN LIMITES

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.