Aída Trujillo

diciembre 15, 2014

PUBLICADO NUEVO LIBRO DE AIDA TRUJILLO, EL OTRO RAMFIS TRUJILLO, SUS ULTIMOS DIAS DE VIDA

El 21 de noviembre de 2014 se puso a la venta el nuevo libro de Aida Trujillo.
Algunas fotos para ilustrar el acto.
El Maestro de Ceremonia fue Don Jose Rafael Sosa, con pocas palabras hizo comentarios sobre el mismo.
Ramfis Trujillo tuvo un accidente el 17 de diciembre de 1969 y no se fue de este mundo hasta el 28 del mismo mes.
De eso trata el manuscrito.
s_DSC0057 - Copy _DSC0065 - Copy _DSC0067 - Copy _DSC0078 - Copy _DSC0076 - Copy _DSC0072 - Copy _DSC0067 - Copy _DSC0072 - Copy YO CON MI LIBRO CON RAFAEL FERIA AñEZ FOTO GRUPO HABLANDO O CANTANDO POR EL MICRO DE LA CUESTA CON ROBIN LARA 21 NOV 2014 LIBRO DEDICADO A RAFAEL FERIA AñEZ

Anuncios

mayo 31, 2013

Publicaciones en el periódico El Nacional, Horacio Quiroga, miembro de la llamada “Familia suicida”

Horacio Quiroga, narrador, miembro de la llamada “Familia suicida” DE JOVEN SENTADO

17 Mayo 2013, 12:11 PM

Vivencias cotidianas de allí y aqui

Escrito por: Aida Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

 

Horacio Quiroga, narrador, miembro de la llamada “Familia suicida”

Como comenté en uno de mis artículos publicado no mucho tiempo ha, deseo hacerles partícipes de una serie de suicidios de famosos, o no.

El asunto no es lo que se dice un tema alegre. Sin embargo, considero necesario el dar la cara a las vicisitudes de la vida e intentar, en la medida de lo posible, no erigirnos como jueces ante la Ley de Dios, aunque sea necesario hacerlo ante la de los hombres.

Violeta Parra

Violeta Parra

Por ello, a pesar de haber empezado por la gran Violeta Parra, uno de mis relatos trató del suicidio de una amiga a quien no creo que, por sus actos en este mundo, se la pueda juzgar de mala manera. Ni siquiera de cobarde, como muchos hacen.

Nadie puede saber lo que ocurre en la mente de ninguno de nuestros semejantes. Sobre todo cuando atientan en contra de su propia vida. Creo que, el llegar a ello, no resulta tan fácil como ciertas personas sostienen.

Como la semana pasada relaté, brevemente, la vida de Alfonsina Storni, muy ligada al personaje que hoy nos atañe, he considerado que era preciso escribir algo sobre Horacio Quiroga, un insigne narrador, nacido en Salto, Uruguay, en el 1878.

Buscando información sobre él, me encontré con la desagradable sorpresa de que perteneció a la tristemente llamada “Familia suicida”, cosa que llamó mucho mi atención.

arma de fuego suicidioPor lo que he podido leer, a la edad de tres meses, a pesar de ser aún un bebé, Horacio fue testigo del modo en el que su padre se quitó la vida, disparándose en la cabeza con una escopeta.

Pero, antes de proseguir con el relato de las tragedias que marcaron la vida del escritor, deseo contarles, un poco, sobre su trayectoria profesional y personal.

CUENTOS DE LOCURA AMOR Y MUERTENarrador uruguayo radicado en Argentina, Quiroga es considerado uno de los mayores cuentistas latinoamericanos. Su obra está situada entre la declinación del modernismo y la de las vanguardias.

Estudió en Montevideo en donde comenzó a interesarse por la literatura. Inspirado en su primera relación sentimental, escribió “Una estación de amor” (1898). Después  fundó la “Revista de Salto” (1899). Tras su primer viaje a Europa resumió sus remembranzas en “Diario de viaje a París” (1900). A su retorno fundó el “Consistorio del Gay Saber”, de corta permanencia que no impidió, empero, que el hombre presidiera la vida literaria de Montevideo y las argumentaciones con el grupo de J. Herrera y Reissig. Instalado, después, en Buenos Aires,publicó Los arrecifes de coral, en 1901, que fue seguido de varios relatos.

En 1909 se estableció en la provincia de Misiones. Allí desempeñó el cargo de Juez de Paz de San Ignacio, localidad famosa por sus ruinas de las reducciones jesuíticas, a la vez que por sus cultivos de yerba mate y de naranjas.

 Tras la experiencia sufrida siendo él un neonato, su madre volvió  a casarse. Pero,  después de cinco años de matrimonio, su padrastro se suicidó de idéntico modo que lo hizo su padre biológico.

Su primera esposa también se quitó la vida bebiendo un líquido para revelar fotografías. Él era profesor de castellano en el Colegio Británico de Buenos Aires cuando la conoció.

Después mantuvo un breve idilio, pero larga y sólida amistad, con Alfonsina Storni, quien se suicidaría 20 años después arrojándose al mar, algo que Quiroga no llegó a presenciar.alfonsina

Un amigo le consiguió el puesto Cónsul de Uruguay en Buenos Aires. Dicho allegado, también se suicidó.

Leopoldo Lugonés

Leopoldo Lugonés

Un año antes de que le imitase su gran amigo Leopoldo Lugones, en el 1937, agotado por sus luctuosas experiencias o, quizás, porque le diagnosticaron un cáncer estomacal,  Horacio puso fin a sus días ingiriendo una dosis letal de cianuro.

Más tarde se suicidaría su hija mayor, Eglé.

Con su hija Eglé

Con su hija Eglé

Su único hijo varón, Darío, actuó del mismo modo en el 1951.CUENTOS DE HORACIOCARICATURA CON LA MUERTE 

mayo 13, 2013

Publicaciones en el periódico El Nacional, Alfonsina Storni, grandiosa poetisa y escritora

 

8 Mayo 2013, 12:32 PM ALFONSINA CON SU MANO

Vivencias cotidianas de allí y aqui ALFONSINA Y EL MAR

Escrito por: Aida Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

 

Alfonsina Storni, grandiosa poetisa y escritora

Esta literata es la mujer a la que hace referencia la célebre y hermosa canción “Alfonsina y el mar”. Existe una versión, mi favorita, que cantó la grandiosa Mercedes Sosa.

Alfonsina nació en la Suiza italiana el 29 de mayo de 1892.

A finales del siglo XIX, sus padres, Alfonso Storni y Paulina Martignoni, de nacionalidad suiza, emigraron a Argentina en donde se instalaron en la ciudad de San Juan. Allí nacieron sus dos primeros hijos.

En 1890 decidieron regresar a su país natal y se asentaron en un pequeño pueblo llamado Sala Capriasca, lugar de nacimiento de la poetisa.

Más tarde, la familia decidió regresar a San Juan en donde permaneció hasta el año 1900, trasladándose después a Rosario, Santa Fe y Buenos Aires.

Alfonsina creció en un ambiente de gran estrechez económica. Por ello, alrededor de los once años de edad, tuvo que abandonar sus estudios para ayudar a su madre que se vio obligada a trabajar como modista. Cuando su padre falleció, en 1906, la joven entró a trabajar en una fábrica de gorras.

Más adelante dio sus primeros pasos en el teatro y formó parte de la compañía del actor español José Tallaví. Pero en cuanto pudo quiso volver a estudiar. En el 1909 se matriculó en la Escuela Normal Mixta de Maestros Rurales de Coronda y se graduó como maestra, ejerciendo como tal en Rosario.

Allí publicó poemas en “Mundo Rosarino” y “Monos y Monadas”. Fue docente en el Teatro Infantil Lavardén y en la Escuela Normal de Lenguas Vivas. En 1916 publicó su primer libro, “La inquietud del rosal”.

LIBRO OBRA POETICAEn el 1917 fue nombrada maestra directora del internado de Marcos Paz. Empezó a publicar sus primeros poemas en revistas locales pero, cuando estaba a punto de cumplir los veinte años, abandonó Rosario y partió rumbo a Buenos Aires. Estaba  embarazada de un hombre casado y veinticuatro años mayor que ella. Hubo de afrontar la vida como madre soltera, hecho mal visto en su época.

Durante sus primeros años en la porteña capital se vio obligada a compartir las tareas domésticas y el criar a su hijo con su anexión al mundo literario. Tuvo, asimismo, que ponerse a trabajar. Primero lo hizo como cajera en una farmacia y en una tienda, y después ocupando el cargo de “corresponsal psicológico” en una empresa que importaba aceite de oliva.

Se convirtió, no obstante y a pesar de su condición social, en la primera mujer reconocida entre los mayores escritores. Su trayectoria intelectual evolucionó desde el Romanticismo hacia la Vanguardia y el Modernismo vespertino. El rasgo más característico de su creación fue un feminismo combativo, que se observa en su poema “Tú me quieres blanca”, inspirado en las relaciones problemáticas con el hombre.EL HOMBRE POEMA

Alfonsina Storni frecuentó los círculos literarios y dictó conferencias en Buenos Aires y Montevideo. Colaboró en las revistas “Caras y Caretas”, “Nosotros”, y “Atlántida”. En 1919 se encargó de una sección en la revista “La Nota” y posteriormente en el periódico “La Nación”.

En ellas escribió sobre la realidad de las mujeres y el lugar que merecen y les corresponde en la sociedad. Algunas de sus célebres frases fueron:  “Llegará un día en que las mujeres se atrevan a revelar su interior; este día la moral sufrirá un vuelco; las costumbres cambiarán”, esto cuando firmaba ya en “Cositas sueltas”.

Asimismo, Alfonsina se refirió, no exenta de cierta ironía, a la actitud de ciertas féminas a las que denominaba “huecas”. Un ejemplo de ello está plasmado en “Diario de una niña inútil”, en donde habla de las vidas soporíferas y frívolas de las que llamaba “caza-novios”.

SELLOLa literata se empeñó en cuestionar las tradiciones que impedían a la mayoría de las mujeres a elegir un camino ajeno al matrimonio. En sus artículos sostuvo un periodismo beligerante en el que arguye, con gran énfasis, que era necesario romper con los tópicos y los arquetipos que se esperaban de ellas.

También hizo hincapié en el legítimo derecho al voto femenino, aunque éste no fue aprobado, por las leyes argentinas hasta el año 1946.

En la década de los años veinte, en casi todo el mundo, sus ideas resultaban realmente innovadoras. Por este motivo, incluso las propias coetáneas de su tiempo se dividían en dos bandos: unas la admiraban y otras consideraban que representaba un peligro para la sociedad.

A lo largo de su vida, Alfonsina trabajó intensamente, publicando poesías, dictando conferencias y siendo profesora en escuelas públicas.SU FIRMA

A partir de 1926 fue también catedrática en el conservatorio de Música y Declamación. Allí impartió clases de Arte escénico. Por las noches daba clases de castellano y aritmética en la “Escuela de Adultos Bolívar”.

Sufrió una crisis de agotamiento, tanto físico como emocional, producido por el exceso de trabajo. Los médicos le recomendaron descanso absoluto. De ese modo empezaron sus reposos anuales en Mar del Plata y Córdoba.

Pero dichos reposos se prolongaban poco ya que la poetisa necesitaba trabajar duro para mantenerse a sí misma y a su hijo.LIBRO ENRIQUE AMORIM

Gracias a su tesón y a pesar de sus crisis nerviosas, a finales de los años veinte Alfonsina logró convertirse en una profesional arraigada en el mundo intelectual de Buenos Aires, dominado por hombres.LIBRO EMILIO CENTURION

Horacio Quiroga

Horacio Quiroga

Por entonces asistía a las reuniones del grupo “Anaconda”, junto a Horacio Quiroga,  Enrique Amorim, Emilio Centurión, y otros renombrados personajes. Con Horacio mantuvo una relación amorosa que terminó siendo de intensa amistad, de por vida.

Asimismo participó, de forma activa, en las tertulias artísticas lideradas por Benito Quinquela Martín en el “Café Tortoni”.

Su obra fue muy pródiga, obtuvo numerosos premios y dieron el fruto de poemas de tono íntimo y doméstico, a pesar de no renunciar a sus denuncias a favor de las mujeres. Entre ellos se cuentan, “El dulce daño”, “Irremediablemente”, “Languidez”, “Hombre pequeñito”, “Oh muerte, yo te amo, pero te adoro vida…”  y un extenso etcétera.

Sin embargo, las cosas empezaron a cambiar cuando estrenó su primera obra de teatro, “El amo del mundo”, en el año 1927. Dicha obra fue duramente criticada a causa de la mala paráfrasis que se hizo de las ideas feministas expuestas en ella.

Se produjo, más tarde, un giro de su estilo poético en “Ocre”, obra publicada en el1925. Alfonsina se muestra más reflexiva.OCRE LIBRO

Toma ímpetu el modo en que percibe la libertad de su cuerpo y, en una trilogía, elabora una teoría sexual: “La rueda”, “La otra amiga”, “Y agrega la tercera”.

Para entonces ha tomado conciencia de que la causa de sus sufrimientos no está provocada siempre por el hombre sino por ella misma. Alfonsina no volvió a publicar otro poemario hasta el 1934, nueve años después de “Ocre”.

García Lorca

García Lorca

En la década de 1930 viajó a Europa y asistió a las reuniones del grupo “Signos”, donde acudían importantes figuras de las letras, tales como Federico García Lorca y Ramón Gómez de la Serna.

Aquel viaje le permitió conocer la obra de la “Generación del 27”.

Ramón Gómez de la Serna

Ramón Gómez de la Serna

De ese modo, Alfonsina descubrió una nueva forma de escribir, más acorde a sus vibraciones internas del momento. Pudo, entonces, evolucionar convirtiéndose de “poetisa” a “poeta”, una mujer liberada. “Mundo de siete pozos” fue toda una revelación de la metamorfosis que se produjo en ella.

En el año 1935 le diagnosticaron un cáncer de pecho y le amputaron el seno derecho. Aquella mutilación la destrozó anímicamente.

En los años siguientes, Alfonsina presintió la cercanía de la muerte ya que su salud fue empeorando. Fue presa del dolor físico y psíquico.

Además, Horacio Quiroga y su hija Eglé, a quien también profesaba un gran afecto, se suicidaron y la poetisa, que consideraba que el suicidio era una elección concedida por el libre albedrío, plasmó  su punto de vista en un poema en donde expresa su admiración por la valiente decisión del escritor.

Un mes antes de su propia muerte, publicó “Mascarilla y trébol”, culminando su aventura vanguardista.

MAR DEL PLATAEn el 1938, Alfonsina  partió hacia Mar del Plata, supuestamente a descansar.

Juana Ibarbourou

Juana Ibarbourou

Gabriela Mistral

Gabriela Mistral

Sin embargo, anteriormente, fue invitada a un homenaje que la Universidad de Montevideo brindó a las tres grandes poetas de América: Gabriela Mistral, Juana de Ibarbourou y ella, Alfonsina Storni.

Pero, una vez instalada en su lugar de descanso, en la madrugada del 25 de octubre, se arrojó al mar desde un espigón dejando, a modo de testamento, un poema llamado “Voy a dormir” y una carta de despedida a su hijo Alejandro.POEMA VOY A DORMIR

abril 3, 2012

Publicaciones en el periódico ADN, Aída Trujillo, La “oveja negra” de la familia Trujillo ve posible aprendizaje en dictadura

Lunes, 30 de mayo de 2011. Actualizado a las 17:59h

O te lo tomas así, o estás perdido en el dolor...

O te lo tomas así, o estás perdido en el dolor...

La “oveja negra” de la familia Trujillo ve posible aprendizaje en dictadura

  • EFE

NOTA IMPORTANTE:  Transcribo este texto tal y como fue publicado. Como sabemos, muchas veces los medios informativos “trastocan” las entrevistas.  Algunas por falta de entendimiento entre entrevistador y entrevistado.  Otras, por motivos que se me escapan por no ser yo una persona de malas intenciones.  Por ello, en negrita, iré rectificando lo que nunca dije.


Autodefinida como la “oveja negra” de la familia por rechazar el régimen que por 31 años implantó su abuelo en República Dominicana, la escritora Aída Trujillo dice que tal vez ese período pueda considerarse un “aprendizaje necesario” para saber que “no es necesaria” una dictadura para que un país funcione.

Esta menuda mujer de mirada profunda y fácil expresividad admite, eso sí, que ha sido “muy, muy duro”, separar al “abuelo tierno y cariñoso” del político que -como lo juzga la historia- implantó el más tenebroso Gobierno que haya sufrido el pueblo dominicano.

Rafael Leonidas Trujillo Molina

Rafael Leonidas Trujillo Molina

“Yo soy Aída Trujillo, soy una persona individual, independiente dentro de unas normas libres, nací de un hombre de apellido Trujillo y de una mujer de apellido Ricart”, dice a Efe la nieta de Rafael Leónidas Trujillo Molina, que hace más de un año volvió a vivir en Santo Domingo, donde nació en octubre de 1952.

Pedro Adolfo Ricart, el padre de mi madre, y opositor de Trujillo

Pedro Adolfo Ricart, el padre de mi madre, y opositor de Trujillo

NACÍ EL 23 DE AGOSTO DE 1952, NO EN OCTUBRE, COMO AFIRMA EL PERIODISTA.

Durante la conversación aflora el nombre de María de los Ángeles (Angelita) Trujillo, la última hija del dictador dominicano, quien “a capa y espada”, defiende a su padre, a propósito de que mañana la República Dominicana conmemorará el cincuentenario de la muerte del tirano.

“Me aburre”, dice Aída en referencia al libro de su tía “Trujillo, mi padre, en mis memorias”, en una opinión fundamentada en que “Angelita habla de su papá como una Hermanita de la Caridad”, cuando las evidencias dicen lo contrario.

“Nunca nos hemos llevado bien, desde pequeña, para mí nunca ha sido como tía, es mi tía, pero no ha ejercido como tal”, dice.

Aída afirma que “descubrió” casi por accidente al Trujillo dictador cuando en una visita que hizo al país en 1975 procedente de España, donde vivía, entró a una librería y adquirió varias obras que hablaban del régimen.

NO ENTIENDO PORQUÉ SE PONE “DESCUBRIÓ” ENTRE COMILLAS PUES FUE UN AUTÉNTICO DESCUBRIMIENTO POR PARTE MÍA.

“Cuando veo esto no hice más que negarlo y ponerme a llorar inconsolablemente en el hotel donde me hospedaba”, recuerda.

A raíz del suceso, decide renegar de Dios y asume la ideología comunista, como forma de rebeldía ante lo que acababa de enterarse.

NUNCA RENEGUÉ DE DIOS A PESAR DE INCLINARME A LA IZQUIERDA, COMO IDEOLOGÍA POLÍTICA. NECESITABA “PONER UNA BALANZA” EN MI VIDA.

“Pasó el tiempo y empecé a escribir recuerdos de mi infancia con mi familia en Santo Domingo y de ahí surgió el libro ‘A la sombra de mi abuelo'”.

La obra (Editora Norma 2008), resultó ganadora del Premio Nacional de Literatura en el renglón novela, lo que causó más de un revuelo en el país.

“Es bueno decir que en esa oportunidad no vine al país a recoger el premio no por temor, que quede claro, sino porque alguien me dijo que si lo hacía iba a opacar a los demás ganadores de los otros renglones y eso me tocó muy profundo”.

En la actualidad, revela a Efe que escribe la novela de amor “Mas triste que la muerte es el olvido”, y que también trabaja en un texto sobre los últimos días de su padre, que murió en Madrid en 1969, dos semanas después de sufrir un accidente de tráfico.

LA NOVELA A LA QUE EL PERIODISTA HACE MENCIÓN, SE PUBLICÓ YA EN EL MES DE SEPTIEMBRE DE 2011, CON EL NOMBRE DE “MÁS ALLÁ DE LA MUERTE”.  MI PADRE MURIÓ EXACTAMENTE 11 DÍAS DESPUÉS DEL ACCIDENTE DE TRÁFICO.  ÉSTE SE PRODUJO EL 17 DE DICIEMBRE Y ÉL FALLECIÓ EL DÍA 28 DEL MISMO MES.

“Con esa obra termino de escribir sobre mi familia, es muy fuerte, duele mucho”, suspira y da una mirada a su hija Haydée, la única mujer de cuatro hijos, uno de los cuales falleció el año pasado.

Lo que no entiende Aída es el interés y la pasión que 50 años después ejercen sobre los dominicanos el tema de la dictadura de Trujillo (1930-1961), “cuando en España, por ejemplo, casi nadie habla de Franco”.

EN ESPAÑA SÍ SE HABLA DE FRANCO, COMO ES LÓGICO. PERO EL APASIONAMIENTO Y CONSTANCIA, QUE PERDURAN DESPUÉS DE TANTOS AÑOS EN MI PAÍS NATAL, SOBRE TRUJILLO, NO EXISTEN.

“No sé, habrá que hacer un estudio sociológico grande para determinar por qué sucede esto (…) es un fenómeno que no entiendo, mientras más se publiquen cosas menos se aprende, porque cada quien da su versión, creo que lo mejor es decir algo nuevo como dice mi libro sobre el momento en que mi madre vio a Trujillo llorando, después que pasó lo de las (hermanas asesinadas en 1960) Mirabal, eso no lo puede saber ningún historiador, nadie se imagina a Trujillo llorando”, infiere.

Es ahí cuandola escritora agita las manos con más rapidez y ofrece su opinión “personal” sobre lo que fue la férrea dictadura de Trujillo.

¿PORQUÉ SE PONE “PERSONAL” ENTRE COMILLAS?

“Yo no existía en los años (de la década del) treinta del siglo pasado, yo no sé si fue un error o un aprendizaje necesario para ver que no es necesario que haya dictadura para que un país funcione, mucha gente me dice: aquí lo que falta es un Trujillo, y les respondo, pues si viene otro Trujillo yo me voy, ya viví la dictadura de (el español Francisco) Franco, igualita o peor, depende de cómo se mire, a la de Trujillo”, razona quien años antes fue una bailaora de flamenco.

ESTOY CONVENCIDA DE QUE NINGUNA DICTADURA ES NI BUENA NI NECESARIA.

“No estoy con dictaduras, ni de izquierdas ni de derechas, Trujillo fue un abuelito que nos daba todo, recuerdo en una ocasión que mi hermana mayor, María, le pidió un triciclo que tenía una niña vecina y obligó a que el abuelo cruzara al patio de esa vivienda y robara el triciclo, así era él, claro que al día siguiente lo devolvió y le compró varios a la niña de al lado”, afirma.

Aída Trujillo ha logrado el equilibrio en sus dos mundos, acepta su origen, recuerda su niñez de privilegios y a la vez condena -de adulta- a quien utilizó el poder para ejercer la violencia, y hacerse cargo por su cuenta de la vida de otros seres humanos.

“Ha sido un trabajo de años, no ha sido fácil admitir cosas que no están bien, que no apoyas, que no son de tu agrado de alguien que tu quieres, es muy difícil separar una cosa de la otra, pero soy responsable (…) lo he logrado”, finaliza.

AUNQUE NO SON EXACTAMENTE MIS PALABRAS, EL CONTEXTO ES CIERTO. NO ES NADA FÁCIL SEPARAR A DOS PERSONALIDADES DENTRO DE UNA MISMA PERSONA QUE, POR SI FUESE POCO, QUIERES MUCHO. YO LO HE CONSEGUIDO, NO EXENTA DE SANGRE, SUDOR Y LÁGRIMAS. NO TODO EL MUNDO PUEDE LOGRAR ESTO, ALGO MÁS QUE COMPRENSIBLE, PERO, POR ESE MISMO MOTIVO, CASI NADIE ENTIENDE QUE YO, AÍDA, LO HAYA CONSEGUIDO.

octubre 30, 2011

Agradecimientos a Matty Frías, por su artículo en el periódico El Nacional, en la que hace mención de mi recién estrenada novela, “Más allá de la Muerte”.

Con estas breves palabras, quiero dar las gracias a Matty Frías, a quien aún no tengo el placer de conocer personalmente, por sus felicitaciones en su columna publicada en ese respetado y destacado diario, que es El Nacional.

De igual modo, deseo expresarle que me ha agradado mucho su forma de redactar y plantear los varios temas que aparecen en la misma.

Asimismo, quiero agradecer que mencione a mi editor, D. Guillermo Cote, Gerente General de Edicaribe, y le anime a  seguir apoyando a los escritores autóctonos.

Colaboradora de la Asociación Dominicana de Cronistas de Sociales, ADCS, desde sus comienzos, Matty Frías, es una destacada comunicadora y publicista.

 

Este es su escrito en la sección “¿Qué Pasa?”, del 4 Octubre de 2011, en El Nacional:

Matty Frías

Matty Frías

 

4 Octubre 2011, 10:42 AM

SE SUBE EL TELON

Esperanza en selva de concreto…

Escrito por: Matty Frías (matty.frias@gmail.com)

 

 

Sube el telón… Y aparece “la esperanza”…Entusiasta, motivadora y generadora…Llenando de luz la oscuridad, sembrando la semilla de la espera con Fe…Segura como el sol que sale todos los días…Confiada en que la verdad resurge sin que se busque, pues fluye como río sin cause, en su momento justo…Baja el Telón…

*Sube el Telón…  Para reafirmar que cada vez más el mundo crece desproporcionalmente, y que nuestra sociedad se va convirtiendo en una selva  de edificios de concretos…Me preocupa la cantidad de edificios que se construyen sin control…La contaminación aumenta más en la medida en que no se cumplan las reglas del juego…Baja el Telón… 

*Sube el Telón…Y en la medida en que crece la población, también crece la delincuencia, y es más grande la burbuja en la que la gente se encuentra y no se da cuenta de la realidad…Hay que precaver para después no lamentar…Falta mucha prudencia en todos los ámbitos…Baja el Telón…

*Sube el Telón…Para felicitar la nueva directiva de la Asociación Dominicana de Cronistas Sociales…Presidida por la incansable profesional de la comunicación, Jenny Lovera…Auguramos éxitos a su gestión pues ella al igual que su equipo tienen las mejores intenciones de mejorar la ADCS…Éxitos! Baja el Telón…

Jenny Lovera

Jenny Lovera

*Sube el Telón… Para reconocer, que a cada quien le llega su tiempo, pues todo está escrito y nada se omite, si nos pertenece…Como dice el viejo refrán: “No hay mal que dure cien años”…Y todo Dios lo ve…Baja el Telón…

Aída Trujillo con Guillermo Cote, de Ediciones Unidas del Caribe

Aída Trujillo con Guillermo Cote, de Ediciones Unidas del Caribe

*Sube el Telón…Para felicitar a la escritora Aida Trujillo, ganadora del Premio Nacional de Literatura por su primer libro “A la Sombra de mi abuelo”, regresa a hora con su nueva obra “Más  allá de la Muerte”, de la mano de Editora del Caribe…Guillermo Cote, gerente general de la empresa apoyando a los valores nacionales de la pluma…Hurra! Baja el Telón…

*Sube el Telón… Para llegar al final, exhausta de ver para creer,  reconociendo que cada cabeza es un mundo  tan distinto, y que la esperanza es lo último que se pierde…Que la Paz y la Fe les acompañen siempre…   Cuídense mucho, por dentro y por fuera…Les espera…ABRIL.

 

octubre 23, 2011

“Más allá de la muerte”, entre las 10 novelas más vendidas en Librería Cuesta de Santo Domingo, cuarto lugar

Filed under: "Más allá de la muerte","Más allá de la muerte" de Aída Trujillo,Bismar Galán,blogs dominicanos,blogs internacionales,Edgar Núñez,Ediciones Unidas del Caribe,escritores de trujillo,escritores dominicanos,escritos míos en este blog,España,Fotografías,Fotografías de Edgar Núñez,Fotografías de Rafael Trujillo Ricart,Fotos,Guillermo Cote,Haydée Inchausti Trujillo,Haydée Trujillo,Librería Cuesta,Librería Cuesta de República Dominicana,Librería Cuesta de Santo Domingo,Libros,Literatura dominicana,Literatura Internacional,Los 10 libros más vendidos en República Dominicana,Los 10 libros más vendidos en Santo Domingo,Novela "Más allá de la muerte",Novelas de amor,premio nacional de novela de republica dominicana,Rafael Trujillo Ricart,República Dominicana,Trujillo,Uncategorized — Aida Trujillo @ 6:36 pm
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

                                                                  FOTOGRAFÍA DE LA PORTADA:  EDGAR NÚÑEZ

                                                        IMAGEN DE LA PROTAGONISTA:  HAYDÉE I. TRUJILLO


                                                  FOTOGRAFÍA DE LA AUTORA:  RAFAEL TRUJILLO RICART

 

                                                                         EDICIONES UNIDAS DEL CARIBE

 

Me produce una inmensa alegría el que, sin tener que recurrir al monotema, Trujillo, mi novela, “MÁS ALLÁ DE LA MUERTE”, haya conseguido el cuarto lugar en las ventas de la LIBRERÍA CUESTA, la más importante de REPÚBLICA DOMINICANA.

 

SINOPSIS REALIZADA POR EL RECONOCIDO ESCRITOR, DE ORÍGEN CUBANO, BISMAR GALÁN:

  Una lucha incesante contra el dolor, los recuerdos, las divinidades y toda una cadena de obstáculos que se le interponen a Verónica en su intento de regresar con vida a la tierra, a su amado Manuel.  Es una entrega total en defensa del auténtico amor, en una mente que se asienta, sueña, divaga…  Obsesión que se convierte en el hilo conductor de esta dinámica narración de Aída Trujillo.  Espacios reales e imaginarios, terrenales y del más allá, donde se yergue la pasión de una solitaria y singular mujer. 

  Y luego, un final de esos que dejan el dulce-amargo de lo que suponemos que debe de ser y no es, o de lo que es y creemos que no debe de ser.

Bismar Galán

Bismar Galán

Blog de WordPress.com.