Aída Trujillo

febrero 1, 2016

Comentario realizado por el distinguido periodista y político Jose Laluz de la República Dominicana

Es un honor para mi el que un personaje tan especial y tan preparado, después de haber intervenido en una entrevista que me hicieron antes de la presentación del último libro que publiqué en Santo Domingo, “El otro Ramfis Trujillo, sus últimos días de vida”, hiciera este hermoso comentario:

 

La entrevista que se realizó en Santo Domingo, República dominicana, y que dio lugar a este comentario, la pueden encontrar en You Tube

Anuncios

diciembre 15, 2014

PUBLICADO NUEVO LIBRO DE AIDA TRUJILLO, EL OTRO RAMFIS TRUJILLO, SUS ULTIMOS DIAS DE VIDA

El 21 de noviembre de 2014 se puso a la venta el nuevo libro de Aida Trujillo.
Algunas fotos para ilustrar el acto.
El Maestro de Ceremonia fue Don Jose Rafael Sosa, con pocas palabras hizo comentarios sobre el mismo.
Ramfis Trujillo tuvo un accidente el 17 de diciembre de 1969 y no se fue de este mundo hasta el 28 del mismo mes.
De eso trata el manuscrito.
s_DSC0057 - Copy _DSC0065 - Copy _DSC0067 - Copy _DSC0078 - Copy _DSC0076 - Copy _DSC0072 - Copy _DSC0067 - Copy _DSC0072 - Copy YO CON MI LIBRO CON RAFAEL FERIA AñEZ FOTO GRUPO HABLANDO O CANTANDO POR EL MICRO DE LA CUESTA CON ROBIN LARA 21 NOV 2014 LIBRO DEDICADO A RAFAEL FERIA AñEZ

marzo 31, 2013

Carta dirigida por Aída Trujillo al periódico El Nacional, desmintiendo la afirmación de Cassandro Fortuna de que Trujillo era zurdo

Nieta insiste Trujillo era derecho

Trujillo escribiendo

Trujillo escribiendo

5 Noviembre 2011, 8:18 PM
REFUTA AUTOR DE LIBRO

Un dato coincidente y llamativo a la vez es que, tanto mi madre como la segunda esposa de mi padre, fueron, y es, porque Lita sigue viva, zurdas. ¿Será ese el motivo por el que se casaron con él?

Escrito por: Aida Trujillo Ricart

Ante todo quisiera pedirle disculpas por el retraso en contestar, debido a motivos personales graves, al artículo del pasado 27 de septiembre, escrito por Don Rafael Peralta Romero y publicado en su periódico, El Nacional.

En dicho artículo, posterior al del día 22, en el que se anunciaba la publicación de un libro de Cassandro Fortuna llamado “El oficio de lavar cerebros”, el señor Romero nos cuenta la insistencia de dicho autor en afirmar que Trujillo era zurdo.

Dicha insistencia fue provocada tras haberlo yo negado, con la misma firmeza con la que sigo haciéndolo cuando, desde su diario, me llamaron por teléfono para contrarrestar dicha aseveración.

Este hecho, no obstante, no impide que, por educación única y exclusivamente, pida disculpas a Don Cassandro, por el hecho de desmentirle.  Pero puedo asegurarle que, por más que insista, y sintiéndolo mucho, está mal documentado pues, Trujillo, era diestro.

Aunque, como él indica, yo era pequeña “y no le conocía bien”, una aserción un tanto osada, a mi modo de ver, me hubiese dado cuenta de ello, al igual que mis hermanos y, naturalmente, el resto de mi familia.

Los niños, como todos sabemos, se suelen fijar mucho en los detalles anatómicos que los diferencian de los adultos.  Por ejemplo, cuando nació mi hermano Rafael, al que le llevo cuatro años, me di cuenta de “la diferencia” que existía entre cierta parte de su diminuto cuerpo y el mío.

Al ser un año y medio mayor que yo, no había tenido la oportunidad de hacerlo con Ramfis, mi hermano (q.e.p.d.) y, el de mis hermanas, era semejante al mío.

El contraste entre los niños varones y los hombres adultos, que lucían bigote, como mi difunto padre, o barba, como algunos conocidos, también despertaba mi curiosidad.

Asimismo, la anatomía de mujer de mi madre, tías y amigas suyas, lógicamente algo diferentes a la mía, cuando era niña, provocaban que le hiciese constantes preguntas a mi progenitora.

Pero como, por entonces, a los chiquillos no se les explicaba prácticamente nada, tuve que coartarme y, por si hubiese sido poco, aguantar la típica reprimenda de mi madre:  ¡Mire, muchachita fresca, falta de respeto, no vuelva a hablar de “eso”!

Trujillo, cuando se convertía en, únicamente, un abuelo común y corriente, cosa que hacía desde que entraba en su casa o en la nuestra, se tiraba al piso a jugar y armar juguetes con nosotros, sus nietos.

Si hubiese visto que utilizaba, al contrario que nosotros, su mano izquierda para ejercer esa labor, sí me habría atrevido a preguntarle porque también habría llamado mi atención.

Siempre he sido, y sigo siéndolo, muy curiosa, aunque no chismosa.

Siento necesidad de averiguar, de aprender constantemente, de enterarme del porqué de las cosas. Pero no me gusta divulgar, sin embargo, lo que sé de la vida de los demás.

Y, volviendo al tema que nos atañe en esta ocasión, quisiera compartir una anécdota de mi primera infancia, esa que “no conocí bien”, según declara el señor Fortuna.

Ocurrió estando en la cocina de la que era la casa de Boca Chica, propiedad de mi madre, pues se la había regalado a ella un familiar suyo, don Manolito Baquero (q.e.p.d.), y no Trujillo, como algunos aún siguen creyendo.

Fue, entonces cuando, por primera vez, la vi pelando papas con la mano izquierda.  Y, como ella sí era zurda, lo hacía de una forma tan natural que, derrotada por mi curiosidad, me animé a preguntarle cómo era capaz de realizar aquello, que me pareció toda una proeza, aunque, claro, no exenta del temor a ser nuevamente regañada..

Pero, para gran alivio mío, no me llevé la esperada riña.  Mi progenitora se limitó a responder que ignoraba el porqué, a algunas personas, les ocurría lo mismo que a ella.

Me dijo que aquello era “ser zurdo” y que no tenía mayor importancia, añadió que, en cambio, cuando ella era pequeña, sí se la daban y que, en su colegio, le ataban la mano izquierda a la silla, para obligarla a que utilizase la derecha.

Ahora, en cambio, prosiguió, la ciencia había descubierto que aquella práctica no era sana y que había que dejar a los zurdos ejercer como tales.

Un dato coincidente y llamativo a la vez es que, tanto mi madre como la segunda esposa de mi padre, fueron, y es, porque Lita sigue viva, zurdas. ¿Será ese el motivo por el que se casaron con él?

A pesar de no concordar con la obstinación de Fortuna, para contrastar mi experiencia de niña ante su “descalificación”, decidí ponerme en contacto con una persona en la que, curiosamente, él se apoya para confirmar su teoría:  Kalil Haché.

Mi tío Kalil, como él suele decir, confirmó mi alegato: Trujillo no era zurdo y él, el señor Haché, no tiene el gusto de conocer personalmente al señor Fortuna.

Me comentó que, eso sí, para que le dejasen en paz, había dicho que Trujillo era ambidiestro, pero que no se refería a lo que también Fortuna alude, sino a su gran capacidad para realizar cosas, para bien o para mal. Una metáfora, un paradigma, nada más.

Con el malogrado señor Font Bernard, el otro testigo del señor Fortuna, no he podido hacer lo mismo, pues, lamentablemente, hace años que falleció.  Tengo que añadir que, de no haber estado segura de que Trujillo no era zurdo, lo hubiese dicho porque, el serlo, no implica ninguna deshonra.

marzo 7, 2013

Un artículo de Don José Rafael Sosa, escrito el 28 de mayo de 2011, en el periódico El Nacional

28 Mayo 2011, 10:31 PM

José Rafael Sosa

José Rafael Sosa

Aida Trujillo Ricart, una voz propia

Rechaza toda dictadura. Publicará novela sobre la muerte, olvido y tristeza. Destaca las condiciones de su madre Tantana Ricart, un apellido que se olvida que ella lleva.

Dice Angelita Trujillo falta respeto a personas muertas sobre crimen de las Mirabal.

 

Escrito por: José Rafael Sosa (www.josersosa,blogspot.com

Aída Trujillo Ricart

Aída Trujillo Ricart

El primer apellido de esta mujer carga el ambiente de ideas pre-establecidas: Trujillo, con las que llegan a la mente las atrocidades inombrables de la dictadura.

Su segundo apellido, Ricart, es menos referido y nombra a una destacada familia de trayectoria antitrujillista.

Es Aida Trujillo Ricart, autora de A la Sombra de mi Abuelo, la novela que ganó el Premio Nacional de Literatura 2009, otorgado por  un jurado mayoritariamente internacional de narradores y por República Dominicana, el novelista Roberto Marcallé Abréu.libro y yo

 

Sobre Angelita Trujillo

Para la nieta de Trujillo, la hija del tirano es una irrespetuosa y desconsiderada al tratar de imputar el crimen de las hermanas Mirabal a personas fallecidas y más recientemente a jefes militares, tratando de exculpar a su padre.

Angelita Trujillo, hija de Trujillo

Angelita Trujillo, hija de Trujillo

“Angelita comete un abuso y una falta de respeto a la historia y los hechos, cuando quiere escurrirle el bulto de ese crimen a quien lo ordenó en realidad”, afirma la hija Ramfis Trujillo.

Sostiene que mucho le costó separar el afecto que tiene por el abuelo tierno que era Trujillo y los sentimientos que le generó el conocer lo que fue su régimen dictatorial.

“He tenido que sanarme interiormente. Fue un proceso emocional difícil. Para mucha gente soy una “Trujillo” como el resto de la familia. Por vocación soy contraria a las dictaduras y mucha gente no sabe que en España asumí responsabilidades en favor de la democracia y contra todo intento político de sometimiento de la gente al oprobio”, manifestó.

Abuelo/dictador

“He afirmado, y repetido, en múltiples ocasiones que no soy partidaria de ningún tipo de dictadura, ya sea de derecha o de izquierda.  Creo en la libertad, la individualidad, los derechos humanos y la No violencia.  Mi abuelo es una cosa y Trujillo es otra, para mí”, aclaró Aida Trujillo.

Rafael Leonidas Trujillo Molina

Rafael Leonidas Trujillo Molina

Sobre los ajusticiadores

Considera que quienes terminaron con la vida de su abuelo actuaron según su criterio, ya fuese político o personal.

“ Considero que tuvieron una gran valentía al arriesgarse, en aquellos momentos, a hacer lo que hicieron.     No les guardo rencor en absoluto.  Si uno se convierte en dictador, se arriesga a que le ocurra lo que le ocurrió a Trujillo”, consideró.

Sostiene que si a alguna editorial se le ocurriese, en España, publicar la mitad de los libros sobre Franco que se publican aquí sobre Trujillo, iría a la quiebra directa y segura.

“Cuando recibí el Premio Nacional de Novela, quedé también muy sorprendida al leer una afirmación de un periodista, cuyo nombre no recuerdo, que decía que “la dictadura de Franco, comparada a la de Trujillo, fue agua de rosas”.

Francisco Franco Bahamonde

Francisco Franco Bahamonde

Si lee este artículo, le insto a que vaya a España y haga esa declaración en público.  Conozco muy bien cómo fue ese “agua de rosas” de la que habla”.

 

Sobre su madre

“Mi madre  pertenecía a una familia  que estaba, en general, en contra del dictador.

Mi abuelo materno, Pedro Adolfo Ricart y Pou, fue un conocido activista antitrujillista y se llevó un gran disgusto cuando se enteró que su hija Octavia, conocida como Tantana, se enamoró profundamente del hijo de Trujillo.

Octavia Ricart (Tantana)

Octavia Ricart (Tantana)

Intentó, por todos los medios de evitar aquella relación y posterior enlace, pero fracasó.” asevera.

Pedro Adolfo Ricart

Pedro Adolfo Ricart

Dijo que su madre, “a pesar de que mi padre se divorció de ella, le dio seis hijos, y le amó hasta el día de su propia muerte. Él falleció antes, pero ella nunca le olvidó, rechazando a auténticos buenos partidos.  Casi nadie lo sabe pero, hasta el propio Aristóteles  Onassis intentó cortejarla pero ella no dejó que se le acercase”.

Sostiene que  no se menciona que es nieta de Ricart por varios motivos.  “Uno de ellos es que Trujillo vende y Ricart no.  Otro es que, por desgracia, la gente suele agarrarse más al odio que al amor, prefieren el rencor al perdón, sin darse cuenta de que eso es un veneno para ellos mismos”.

EL DATO

Su nueva novela

La escritora   ya entregó  su nueva novela, Más triste que la muerte es el olvido  , en la cual se aleja del tema Trujillo y se adentra en las densas cortinas de los sentimientos humanos de soledad, olvido, muerte y otras dimensiones. Sale a librerías  en agosto .Mas alla

UN APUNTE

Maestra de flamenco

Aída Trujillo, quien se destacó en Madrid  como bailaora, ha iniciado clases de flamenco en un tablao montado en su apartamento.

Es una Trujillo que se ha negado a participar de la herencia de su abuelo.

Las clases, que se imparten a jovencitas,   le sirven para alternar con su labor de  novelista.

En el tablao transmite sus conocimientos y habilidades a un reducido número de muchachas.

Al estar con ella, además de la técnica del baile flamenco, se aprende mucho de su visión  de la vida.

diciembre 13, 2011

Agradecimientos por el almuerzo de Navidad, que nos fue ofrecido por Don Radhamés Gómez Pepín, Director del periódico El Nacional, en nombre de su propietario, Don José Luis Corripio Estrada

12 de diciembre de 2011, Cabarete        

Agradecimientos por el almuerzo de Navidad, que nos fue ofrecido por  Don Radhamés Gómez Pepín, Director del periódico El Nacional, en nombre de su propietario, Don José Luis Corripio Estrada

 

Se acercan, para mí, fechas que, hace algo más de un año, resultaban ser alegres. Épocas  que festejaba con mis hijos, familiares y amigos, como espero que ustedes las celebren: con gozo desbordante, la casa adornada para la ocasión, música, baile y sabrosos manjares.

Recuerdo que pasaba muchas horas en la cocina, desde por la mañana, preparando esa cena especial para mis seres queridos.

Sin embargo, a partir de las del 2010, me resultan dolorosas, tristes, angustiosas, nostálgicas,  por un motivo muy poderoso: el fallecimiento de mi hijo Jaime, en el mes de julio del mismo año.

Desde entonces no acepto invitaciones de ningún tipo, para celebrarlas. Por supuesto, tampoco adorno mi hogar ni preparo nada especial.

Al contrario, prefiero acostarme temprano para que, sobre todo la Nochebuena, a la que considero una fiesta absolutamente familiar, pase rápidamente.

No obstante, el sábado día 10 pasado, al suculento almuerzo, en el que no faltó el típico lechón asado dominicano, de “mi querido periódico”, como le suelo llamar, sí acudí, al igual que hice el año pasado.

Estoy tan agradecida a su propietario, Don José Luis Corripio Estrada, y a su director, Don Radhamés Gómez Pepín, por su trato y personalidad, que no he querido dejar de aceptar ese regalo que nos han hecho, invitándonos a los que colaboramos en él.

D. Radhamés Gómez Pepín, Director de El Nacional

D. Radhamés Gómez Pepín, Director de El Nacional

 

Hotel Barceló Lina

Hotel Barceló Lina

D. José Luis Corripio Estrada (Pepín), propietario de El Nacional y de importantes empresas en la República Dominicana

D. José Luis Corripio Estrada (Pepín), propietario de El Nacional y de importantes empresas en la República Dominicana

Asistí acompañada por mi hija Haydée, algo más animada que el año pasado, por su adorable presencia.

El ambiente y la amabilidad del personal del Hotel Barceló Lina, en Santo Domingo, resultó muy agradable y, la verdad sea dicha, ambas pasamos un rato realmente encantador.

Con mi hija Haydée, durante el almuerzo

Con mi hija Haydée, durante el almuerzo

Me alegró el haber tenido la oportunidad de reencontrar a personas muy valiosas como son el propio Sr. Corripio Estrada, tan simpático como de costumbre, a Don Rafael Molina Morillo, fundador de la Revista ¡Ahora!, del vespertino El Nacional y actual director del matutino El Día, y a otros honorables compañeros.

Con el Dr. D. Rafael Molina Morillo, ganador del Premio Nacional de Periodismo 2010

Con Dr. D. Rafael Molina Morillo, ganador del Premio Nacional de Periodismo 2010

Eché en falta a algunos de ellos, periodistas, escritores, o pertenecientes a otras profesiones, que también forman parte de nuestro equipo, cuyas obligaciones les habrán impedido el personarse en el convite.

Quiero agradecer, con estas líneas, a todos los lectores que me siguen cada semana, a través del diario o del blog, prometiéndoles que intentaré publicar artículos que les resulten cada vez más agradables e interesantes.

Con amor,     

Aída Trujillo Ricart

 

octubre 30, 2011

Agradecimientos a Matty Frías, por su artículo en el periódico El Nacional, en la que hace mención de mi recién estrenada novela, “Más allá de la Muerte”.

Con estas breves palabras, quiero dar las gracias a Matty Frías, a quien aún no tengo el placer de conocer personalmente, por sus felicitaciones en su columna publicada en ese respetado y destacado diario, que es El Nacional.

De igual modo, deseo expresarle que me ha agradado mucho su forma de redactar y plantear los varios temas que aparecen en la misma.

Asimismo, quiero agradecer que mencione a mi editor, D. Guillermo Cote, Gerente General de Edicaribe, y le anime a  seguir apoyando a los escritores autóctonos.

Colaboradora de la Asociación Dominicana de Cronistas de Sociales, ADCS, desde sus comienzos, Matty Frías, es una destacada comunicadora y publicista.

 

Este es su escrito en la sección “¿Qué Pasa?”, del 4 Octubre de 2011, en El Nacional:

Matty Frías

Matty Frías

 

4 Octubre 2011, 10:42 AM

SE SUBE EL TELON

Esperanza en selva de concreto…

Escrito por: Matty Frías (matty.frias@gmail.com)

 

 

Sube el telón… Y aparece “la esperanza”…Entusiasta, motivadora y generadora…Llenando de luz la oscuridad, sembrando la semilla de la espera con Fe…Segura como el sol que sale todos los días…Confiada en que la verdad resurge sin que se busque, pues fluye como río sin cause, en su momento justo…Baja el Telón…

*Sube el Telón…  Para reafirmar que cada vez más el mundo crece desproporcionalmente, y que nuestra sociedad se va convirtiendo en una selva  de edificios de concretos…Me preocupa la cantidad de edificios que se construyen sin control…La contaminación aumenta más en la medida en que no se cumplan las reglas del juego…Baja el Telón… 

*Sube el Telón…Y en la medida en que crece la población, también crece la delincuencia, y es más grande la burbuja en la que la gente se encuentra y no se da cuenta de la realidad…Hay que precaver para después no lamentar…Falta mucha prudencia en todos los ámbitos…Baja el Telón…

*Sube el Telón…Para felicitar la nueva directiva de la Asociación Dominicana de Cronistas Sociales…Presidida por la incansable profesional de la comunicación, Jenny Lovera…Auguramos éxitos a su gestión pues ella al igual que su equipo tienen las mejores intenciones de mejorar la ADCS…Éxitos! Baja el Telón…

Jenny Lovera

Jenny Lovera

*Sube el Telón… Para reconocer, que a cada quien le llega su tiempo, pues todo está escrito y nada se omite, si nos pertenece…Como dice el viejo refrán: “No hay mal que dure cien años”…Y todo Dios lo ve…Baja el Telón…

Aída Trujillo con Guillermo Cote, de Ediciones Unidas del Caribe

Aída Trujillo con Guillermo Cote, de Ediciones Unidas del Caribe

*Sube el Telón…Para felicitar a la escritora Aida Trujillo, ganadora del Premio Nacional de Literatura por su primer libro “A la Sombra de mi abuelo”, regresa a hora con su nueva obra “Más  allá de la Muerte”, de la mano de Editora del Caribe…Guillermo Cote, gerente general de la empresa apoyando a los valores nacionales de la pluma…Hurra! Baja el Telón…

*Sube el Telón… Para llegar al final, exhausta de ver para creer,  reconociendo que cada cabeza es un mundo  tan distinto, y que la esperanza es lo último que se pierde…Que la Paz y la Fe les acompañen siempre…   Cuídense mucho, por dentro y por fuera…Les espera…ABRIL.

 

junio 5, 2011

Listín Diario, Información sobre “Lo que se ha escrito sobre Trujillo”

Filed under: "A la sombra de mi abuelo",angelita trujillo,bernardo vega,blogs dominicanos,blogs internacionales,Cine dominicano,democracia,Dictadores,Dictaduras,El poder del Jefe,escritores centro y sudamericanos,escritores de trujillo,escritores dominicanos,escritores sudamericanos,escritos míos en este blog,Euclides Gutiérrez Félix,Festival de Cine de República Dominicana,Fotografías,Fotos,gente de republica dominicana,Historia de la Republica Dominicana,Imágenes,joaquin balaguer,Juan Bosch,La fiesta del chivo,Libros sobre Rafael Leonidas Trujillo Molina,Literatura dominicana,monarca sin corona,Muerte de Trujillo,periodico listín diario,periodistas dominicanos,premio nacional de novela de republica dominicana,rafael leonidas trujillo,Rafael Leonidas Trujillo Molina,René Fortunato,republica dominicana,Vargas Llosa — Aida Trujillo @ 2:23 am
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

4 Junio 2011, actualizado a las 1:01 PM

Rafael Leonidas Trujillo Molina

Rafael Leonidas Trujillo Molina

 

UNA MIRADA A LA TIRANÍA

LOS LIBROS SOBRE LA ERA DE TRUJILLO SON FRECUENTEMENTE SOLICITADOS EN LAS LIBRERÍAS DE TODO EL PAÍS

 

Fernando Quiroz
fernando.quiroz@listindiario.com

 

Santo Domingo

Los temas relacionados al dictador Rafael Leonidas Trujillo, a su régimen de muerte y miedo, y a la conjura que puso fin a su vida, han producido una amplia bibliografía en el país.

Bernard Diederich

Bernard Diederich

Bernard Diederich fue el primer corresponsal extranjero que dio a conocer la noticia al mundo sobre el ajusticiamiento de Trujillo, a partir de cuyo momento se apasiona por el tema y se convierte en un especialista del mismo. Escribió el libro “Trujillo, la muerte de un dictador”.

Entre las obras más solicitadas en la actualidad, que tratan sobre el sátrapa de San Cristóbal, figuran “Trujillo: monarca sin corona”, de la autoría del historiador y dirigente político Euclides Gutiérrez Félix.

Euclides Gutiérrez Félix

Euclides Gutiérrez Félix

Cuatro ediciones
Esta obra llegó a tener tres ediciones en menos de tres meses. Luego fue presentada una cuarta edición ampliada. Es un ensayo biográfico acerca del personaje que por 31 años dominó al país, y de su régimen. En él están comprendidas las más importantes figuras que bajo su dirección sirvieron, y los que fueron que llevaron a Trujillo al poder y lo convirtieron en instrumento y motor de ese episodio.

Igualmente, ha tenido gran impacto en ventas  “Trujillo. El tiranicidio de 1961”, del historiador Juan Daniel Balcácer, que en el 2008 recibió el premio Feria Internacional del Libro, Eduardo León Jimenes.

Escrito de Juan Daniel Balcárce

Escrito de Juan Daniel Balcárce

Uno de los capítulos más reveladores del libro de Balcácer es el ofrece un novedoso enfoque sobre el factor del “azar” en la historia, demostrando cómo una serie de hechos imprevistos por los conjurados impidieron que se pudiera poner en marcha la segunda fase de la conspiración, consistente en dar un golpe de Estado, apresar a los familiares de Trujillo y a sus colaboradores íntimos, además de establecer un gobierno de transición que preparara al país para realizar elecciones libres.

La familia

Angelita Trujillo, la hija del dictador, fue recientemente criticada por las versiones que relata en su libro “Trujillo, mi padre en mis memorias”, las cuales son consideradas como fábulas.  Llega, incluso, a presentar a un Trujillo muy caballeroso con las mujeres.

Angelita Trujillo y su libro

Angelita Trujillo y su libro

Aida Trujillo, nieta del dictador e hija de Ramfis, es otra familiar que ha escrito sobre el tirano. Su libro “A la sombra de mi abuelo”, fue seleccionado por un jurado  como Premio de Novela Manuel de Jesús Galván 2008, provocando ácidas reacciones en República Dominciana. Sin embargo, en su caso, ella misma llega a criticar los crímenes de la “Era”.

"Trujillo y Haití" de Bernardo Vega

"Trujillo y Haití" de Bernardo Vega

En el otro bando, un gran opositor a Trujillo, el profesor Juan Bosch, escribió “Trujillo, causas de una tiranía sin ejemplo”.

Trilogía de René Fortunato

Trilogía de René Fortunato

 

 

 

"Memorias de un cortesano de la Era de Trujillo" de Joaquín Balaguer

"Memorias de un cortesano de la Era de Trujillo" de Joaquín Balaguer

"La fiesta del chivo" de Vargas Llosa

"La fiesta del chivo" de Vargas Llosa

 

 

 

 

El autor narra principalmente su vida durante la era de Trujillo, la manera en que llegó a ser su hombre de confianza, además de anécdotas que solamente podían conocer los más cercanos al dictador.

Novela

En el ámbito internacional toma impulso el tema de Trujillo con la “Fiesta del Chivo”, una novela escrita por Mario Vargas Llosa, que luego fue llevada al cine.

Sobre el tema también han sido prolíficos Bernardo Vega, con “Trujillo y Haití”, y Víctor Grimaldi, con “Tumbaron al Jefe”.

"Causas de una dictadura sin ejemplo" de Juan Bosch

"Causas de una dictadura sin ejemplo" de Juan Bosch

Sobre el tema también han sido prolíficos Bernardo Vega, con “Trujillo y Haití”, y Víctor Grimaldi, con “Tumbaron al Jefe”.

Trujillo junto a Balaguer, año 1954

Trujillo junto a Balaguer, año 1954

Joaquín Balaguer

Joaquín Balaguer

 

 

 

"Tumbaron al Jefe" de Víctor Grimaldi

"Tumbaron al Jefe" de Víctor Grimaldi

 

 

Bernardo Vega

Bernardo Vega

agosto 13, 2010

Publicaciones en el periódico Listín Diario de República Dominicana, Nieta de Trujillo no comparte contenido

La República 26 Febrero 2010, 12:55 AM

REACCIONES

Nieta de Trujillo no comparte contenido

CRÍTICA. AÍDA DICE QUE SU TÍA NO DEBE MENCIONAR A PERSONAS MUERTAS

Razonamiento. Aída Trujillo considera que Angelita Trujillo debió hacer la publicación cuando las personas que menciona estaban vivas.

Razonamiento. Aída Trujillo considera que Angelita Trujillo debió hacer la publicación cuando las personas que menciona estaban vivas.

Viviano de León
vivianodeleon@listindiario.com

Santo Domingo.- Aída Trujillo Ricart, la nieta de Rafael Leonidas Trujillo y sobrina de Angelita Trujillo, dijo ayer que no comparte la afirmación hecha por su tía en su libro “Trujillo, mi padre: En mis memorias, Angelita”, en el sentido de que el dictador no mandó a matar a las hermanas Mirabal.

Aída Trujillo, tras reiterar en varias ocasiones que no es partidaria de las dictaduras, consideró que su tía Angelita Trujillo no debe estar embarrando a personas que ya están muertas “como Luis Amiama Tió”.

A su juicio, ella debió hacer la publicación cuando las personas que  menciona en el libro estaban vivas para que se pudieran defender.

“La verdad es que no me parece que después de casi 49 años de la muerte de Trujillo se venga a decir cosas de esas, no sé, pero yo no estoy de acuerdo con ella, simplemente, y creo que han pasado muchos años para venir a decir cosas de personas incluso ya fallecidas, por ejemplo de Luis Amiama Tió. No me parce correcto porque cualquier cosa ella tenía que decirlo cuando él estaba vivo para que pudiera defenderse”, dijo.

Contra las dictaduras
Fue reiterativa al señalar que todo el tiempo, y a sus 57 años de edad, siempre ha estado en contra de cualquier tipo de dictaduras. “Usted lo sabe como periodista que es, que yo lo he repetido tantas veces que soy antidictaduras, que estoy en contra de los crímenes y de los abusos”, reiteró.

Aída Trujillo entiende que cualquier pueblo puede superar todos sus problemas y salir de la pobreza sin la necesidad de una dictadura, a la vez que afirmó que en España, donde residió hasta hace cinco meses, luchó por la democracia.

Aída Trujillo es la tercera hija del primer matrimonio de Ramfis Trujillo, primer hijo varón de quien fuera considerado el tirano del Caribe.

Trujillo

Trujillo

Cuando se le preguntó acerca de qué opinaba de la dictadura de su abuelo respondió que no le gustan las cosas impuestas.

Escribió la obra “A la sombra de mi abuelo”, en la cual advirtió que no se le puede catalogar como “trujillista”.

Reiteró que a su abuelo lo sigue queriendo en el plano familiar, pero que a estas alturas, pese a sus pro y sus contras, no puede dejar de quererlo como su abuelo, aunque esté en contra de cualquier dictadura, ya sea de derecha o de izquierda.

PINCELADAS SOBRE EL ASCENSO DE TRUJILLO
El militar y político Rafael Leónidas Trujillo gobernó República Dominicana desde 1930 hasta el 1961, aunque a veces la presidencia fuera ocupada por sus colaboradores.

Fue teniente de la Guardia Nacional desde 1918 hasta 1921, cuando República Dominicana se hallaba bajo la ocupación militar de Estados Unidos, y en 1925 ascendió a comandante en jefe.

En 1930 tomó el poder, tras el golpe militar que depuso al presidente Horacio Vásquez.

Al año siguiente, organizó el Partido Dominicano, que controló la vida política dominicana durante las tres décadas siguientes.

En ese tiempo fue dictador absoluto, con el título de generalísimo del Ejército.
Dentro de los cargos públicos que ocupó están el de ministro de Asuntos Exteriores de 1953 a 1961. Durante otros períodos, el poder fue ocupado por familiares o políticos afines a su persona: Jacinto Bienvenido Peynado (1938- 1940), Manuel Jesús Troncoso de la Concha (1940-1942) y su propio hermano Héctor Bienvenido Trujillo (1952- 1960).

julio 16, 2010

Mi hijo Jaime Mª en el blog de José Rafael Sosa

Misa el martes por Jaime María Muñoz Trujillo 

Una misa por el descanso eterno del joven Jaime María Muñoz Trujillo, hijo de la escritora Aída Trujillo Ricart, será oficiada el próximo martes 20 a las seis de la tarde en la Iglesia Santísima Trinidad, (Av. 27 de Febrero casi esquina Lincoln)  Sus condolecias puede expresarlas en la red.

Su madre, residente en Santo Domingo, dijo que el vacío que deja en su alma este fallecimiento no hay forma de describirlo. “El dolor que deja en una madre la partida a destiempo de un hijo amado y lleno de juventud, no puede ser descrito. Probablemente sólo las madres que han pasado por ésto pueden tener una idea” afirmó Aida Trujillo.

A Jaime Mª Muñoz Trujillo, le sobreviven sus hermanos, Carlos, Haydée y Nicolás.

Jaime María falleció en Madrid la pasada semana en un accidente de tránsito. Su madre, ganadora del Premio Anual de Literatura 2009 en el género Novela,  titulada A la Sombra de mi Abuelo, vive en República Dominicana desde hace casi un año.

Blog de WordPress.com.