Aída Trujillo

enero 9, 2016

Cabarete, ¡me haces falta!

plano cabareteYo vivía en Cabarete que es un pueblo situado en la provincia de Puerto Plata, famoso internacionalmente por sus campeonatos de surf y otros deportes acuáticos.surf 2

Aunque no los practico, me hace falta ese, mi pueblo adoptivo pues yo nací en la capital.

surf en cabarete
Vivía en una casita con el techo de zinc, próxima al mar, bastante humilde. Allí entraban hasta ratones por el tejado.
Pero a pesar de sus inconvenientes, la verdad es que, ahora que estoy en España, he tomado conciencia de lo agradable que era el residir en aquel lugar, más que nada por su gente.

Las ciudades grandes han perdido el encanto y la solidaridad de los pueblos, algo harto sabido.
Y yo supe ganarme a muchas personas que vivían o iban a trabajar allá. Sobre todo, tenía por vecinos a unas personas a las que considero mi familia. Se trata de los Suriel Fernández.

El padre, al que todos conocen como “Cabo Largo”, siempre fue amable y cariñoso conmigo.
Y la madre, Ana, constantemente estuvo pendiente de mí.

Cuando me fracturé un hombro, ella era la que se ocupaba de ponerme las inyecciones que el médico me recetó. Cuando tuve una afección muy dolorosa, provocada por un disco intervertebral que se me desplazó, ella se encargaba también de atenderme, incluso de aplicarme una pomada para que aliviase mis dolores.
Y no sólo eso, mientras viví allí, cada mañana iba a su colmadito de venta de comestibles, situado en el frente de su casa, y ella me regalaba un café. Si no iba se preocupaba y venía a ver si me ocurría algo.
Todos los días almorzaba en casa de su hija Lila quien, a su vez, cuando no lo hacía o me retrasaba, también mandaba a alguien a buscarme.

Con el resto de la familia siempre tuve una relación de gran afecto. Su hogar era un refugio para mí. Y, cuando el calor apretaba, me sentaba a leer en su galería pues, la casa en donde yo residía, daba la espalda al mar y no entraba ni un ápice de brisa; era calurosa.

Como carecía de Internet y lo necesito para mi trabajo, cada tarde me dirigía al local de otro gran amigo: Zabala. Éste tiene emplazado su negocio enfrente de la playa, en la calle principal de Cabarete, que es la carretera que va a Sosúa.

Propietario del local de Internet y gran amigo, Luis Roberto Zabala

Propietario del local de Internet y gran amigo, Luis Roberto Zabala

Antes pasaba por delante del colmadito a saludar a mis amigos que, aunque algo retirado de dicho local, también se encuentra en la misma calle.

Entre amigas nos ayudábamos a arreglarnos el cabello y las uñas. Por las tardes, en muchas ocasiones, regresaba a casa de Lila para sentarme con ella a conversar, tanto si estaba sola como si estaba acompañada por su hijo y nuera, o por su hermana Ivelisse. Daba igual quien estuviese allí, yo siempre era bienvenida.

Entablé también amistad con otras personas, entre los que se contaban empleados del Supermercado Janet, tales como el Licenciado Gabriel García Almonte, Juan, Jonathan, etc. y otra vecina, Mami, que vivía casi enfrente de ese comercio.

Tanto el Licenciado Gabriel García Almonte como el Sr. Juan Núñez, hemos mantenido nuestra amistad por Internet.

Licenciado Gabriel García Almonte, mi "hijito dominicano"

Licenciado Gabriel García Almonte, mi “hijito dominicano”

Pero a Gabriel yo le llamo “Mi hijito dominicano” y él a mí “Mi mami española”.

Cuando le pregunto por su hija Camille, que todavía es un bebé, siempre lo hago diciendo “¿Cómo está Camille de la Richardieu?”, que es un personaje del libro “El Conde de Montecristo”, y ambos reímos por este hecho. Hasta me la ha llegado a poner al teléfono y, la verdad, es un auténtico placer el escuchar la vocecita de ese angelito dominicano, que es Camille, llamándome “abuelita española”, como le indicó su padre.

De hecho, si caminando normalmente hubiese tardado unos 10 minutos para llegar a la oficina de Internet, entre saludos y saludos solía tardar media hora.

Eso aquí no existe. Sales a la calle y te encuentras sola, a menos que hayas planificado una salida con amigos.

 

mayo 3, 2012

Publicaciones en el periódico El Nacional, El robo de un animal de compañía puede causar mucho daño

DEBIDO A LA URGENCIA DE ESTE ASUNTO PUES, SE TRATA DE LA PÉRDIDA E INTENTO DE RECUPERACIÓN DE MI PERRO, CHILLING, HE DECIDIDO SUBIR ESTE ARTÍCULO A MI BLOG, HOY MISMO, Y NO ESPERAR HASTA MAÑANA, QUE ES CUANDO SALDRÁ EN EL NACIONAL.

ESTOY SEGURA DE QUE COMPRENDERÁN MI FORMA DE PROCEDER YA QUE, LA TRISTEZA, ESTÁ HACIENDO ESTRAGOS EN MÍ.  GRACIAS POR ENTENDERME…  Chilling, mi perrito querido

4 de mayo 2012, 11:47 AM

 

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Escrito por: Aida Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

El robo de un animal de compañía puede causar mucho daño

En numerosas ocasiones hemos oído que, a algunas personas, les han robado su animal de compañía. Creo que, los que realizan ese tipo de actos, no son conscientes del daño que pueden causar a quienes se los sustraen y al propio animal, a quien lo arrancan de su familia y del entorno al que están habituados. 

Y, lo que es peor, después de satisfacer su capricho, suelen abandonarlos, algo que considero espantoso, dejándoles en cualquier parte, a su suerte y sin remordimientos.

Como he comentado en otros escritos, me encuentro en España, por motivos de salud. Ayer me llamó por teléfono mi hija y me dio la triste noticia de que le han robado a mi perrito. Se lo había dejado a ella para que me lo cuidase y, en la playa, aprovechando un momento de descuido, se lo llevaron, sin más.

Chilling representa mucho para mí, ya que, gracias a su amorosa compañía, hallé en él bastante consuelo, tras la muerte de mi hijo Jaime. Tan solo tenía dos meses de edad cuando le adopté y ahora, el día 9, cumplirá dos años. Para él, yo soy su madre.  Un perro feliz y mimado

Su robo ha coincidido, por si fuese poco, con que hoy, día 2 de mayo, mi hijo Jaime habría cumplido 39 años, de haber estado vivo. Se me han juntado dos penas muy grandes.

Puede que haya personas que piensen que un perro es solo eso, un simple animal, sin sentimientos. De hecho, he visto, en no pocas ocasiones, como les maltratan,  Y eso es lo que más me preocupa, aparte de la tristeza por su desaparición, que no le traten bien.

Le encanta la playaPero sé que muchos de ustedes comprenderán mi desazón y mi tristeza.

Muchos estarán de acuerdo con la famosa cita de Diógenes de Sinope, más conocido como “Diógenes el Cínico”: “Cuanto más conozco a la gente, más quiero a mi perro.” Y es que, en general, ese noble animal ofrece su amor incondicional, se alegra con el amor que le das y te brinda un sinfín de cosas positivas más, sólo con estar a su lado y atenderle con cariño.Diógenes el Cínico, rodeado de perros

Pido, desde estas líneas, a las personas que se llevaron a Chilling, mi querido perro, que me devuelvan ese pedazo de corazón que me han arrancado.

Se lo llevaron en Cabarete, pero me temo que, los que lo hicieron, estuviesen allí de paso. Sabían que mi hija era su dueña y no les importó causarnos este dolor.

Hemos puesto carteles por todas partes de la zona, incluso en Facebook. Pero pueden ponerse en contacto conmigo, o con ella, y les aseguro que no habrá, por mi parte, ningún tipo de rencor, sólo agradecimiento, si lo hacen.

Mi hija, Haydée, con Chilling, volviendo del mar

Mi hija, Haydée, con Chilling, volviendo del mar

Él es un Schnauzzer, un perro pequeño que no es muy común en la República Dominicana, de color oscuro y con la barbita y las patitas blancas.  Es, además, muy glotón, dormilón y curioso.

Para esas personas, el llevárselo, ha sido un capricho. Para mí, el haberme privado de su amorosa presencia ha sido como haberse llevado a un hijito.

Va a cumplir, en estos días, dos años y, repito, su presencia en mi vida resultó ser un bálsamo, cuando mi hijo falleció. Ha sido mi fiel compañero, pues vivo sola, en fin, para mí representa más que cualquier cosa material, no tiene precio.

Hay muchos perros que están huérfanos, abandonados, que son regalados. Si quieren tener uno, es fácil encontrarlo, a través de asociaciones que se dedican a ello y también a través de la prensa o el “boca a boca”.

Por ello, si alguien consigue reconocerlo ya que, repito, su raza se ve poco en nuestro país, le suplico, encarecidamente que se ponga en contacto conmigo o con mi hija.

Dios se lo pagará. Aunque, también, mi hija, ha ofrecido una recompensa monetaria, si les interesa más que la bendición del Todopoderoso.

Aída Trujillo Ricart                                     http//aidatrujillo.wordpress.com/

 

 

ANUNCIO PUESTO POR MI HIJA EN CABARETE Y EN FACEBOOK:  

PUBLICACIÓN MÍA EN FACEBOOK:

ESTOY TAN TRISTE QUE NECESITO REPETIR EL MENSAJE QUE PUSE EN MI MURO. ADEMÁS, SE ME OLVIDÓ, POR LA OFUSCACIÓN Y EL DOLOR QUE SIENTO, EL PONER UNOS NÚMEROS DE TELÉFONO DE CONTACTO, POR SI DECIDEN DEVOLVERME A MI PERRO, O ALGUIEN LO ENCUENTRA. MI HIJA PUSO EN SU MURO UN CARTEL CON LOS SUYOS, 849 205 10 18  Y TAMBIÉN EL 809 963 7873. VOY A AÑADIR OTRO QUE ES EL DE UNA AMIGA QUE VIVE EN CABARETE: 829 399 14 55.

¡LOS QUE ME HAN ROBADO A MI PERRITO, CHILLING, HAN ROBADO UNA PARTE MUY IMPORTANTE DE MI ALMA, DE MI SER! SI LEEN ESTO, POR FAVOR, DEVUÉLVANLO. ¡SOY SU MADRE DESDE QUE TENÍA 2 MESES DE EDAD! ¡TENGAN COMPASIÓN! PARA USTEDES ES UN MERO CAPRICHO, PARA MÍ ES UN HIJITO…

CUANDO FALLECIÓ MI HIJO JAIME, SU COMPAÑÍA FUE UN BÁLSAMO PARA MÍ. ¡LES RUEGO QUE ME LO DEVUELVAN, CREAN O NO EN DIOS! ES SIMPLEMENTE UN ACTO HUMANITARIO.

¡POR FAVOR, LOS QUE VIVEN POR MI ZONA, O EN OTRO LUGAR, AYUDENME A ENCONTRARLE! ES UN SCHNAUZZER, NO HAY MUCHOS EN REP. DOMINICANA DE ESA RAZA, ATIENDE POR EL NOMBRE DE CHILLING, ES AMOROSO, AUNQUE ES DE COLOR OSCURO, TIENE LA BARBITA Y LAS PATITAS DELANTERAS BLANCAS. ES UNA GRAN PARTE DE MI SER. ¡AYUDENME, POR FAVOR!

diciembre 29, 2011

Publicaciones en el periódico El Nacional, Vivir en Cabarete, Puerto Plata, dedicado a Hita Jiménez

Filed under: Ambiente nocturno en Cabarete de República Dominicana,Ambiente y Marino.,amigos,Amistad,blogs dominicanos,blogs internacionales,Cabarete de Puerto Plata,columnas publicadas en periodico el nacional,Costa Norte de la República Dominicana,Deportes en República Dominicana,Entornos naturales en República Dominicana,escritores centro y sudamericanos,escritores dominicanos,escritos de aida trujillo en el periodico el nacional de republica dominicana,Fotografías,Fotos,Hita Jiménez,Imágenes,Kyte,Kyte en Cabarete,Laguna Cabarete,Maravillas de República Dominicana,Naturaleza,periodico el nacional republica dominicana,Playa de Cabarete,Playas de República Dominicana,Playas de Santo Domingo,Playas del mundo,Pueblos dominicanos con encanto,Puerto Plata,República Dominicana,republica dominicana,Restaurantes y bares en República Dominicana,Surf,Surf en Cabarete,Tablas de surf,Turismo en República Dominicana,Vida nocturna en República Dominicana,Windsurf,Windsurf en Cabarete — Aida Trujillo @ 4:16 am
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

9 Septiembre 2011, 12:36 PM

Vista aérea de Cabarete

Vista aérea de Cabarete

Vivencias cotidianas de allí y aquí

 

Vivir en Cabarete, Puerto Plata, dedicado a HITA JIMÉNEZ

Hita simpática, haciéndome burlas, en mi casa

Hita simpática, haciéndome burlas, en mi casa

Escrito por: Aida Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

NOTA IMPORTANTE: ESTA ES UNA ENTRADA ANTIGUA QUE, A PESAR MÍO, NO HE TENIDO TIEMPO DE PUBLICAR EN SU MOMENTO.

No estoy aún ubicada del todo en este nuestro pueblo costero, pequeño y hermoso, aunque me falta muy poco para estarlo, a pesar de llevar aquí sólo un mes.

En general, su gente es agradable, muy acogedora y simpática.

Cabarete es conocido, incluso a nivel internacional, por ser un emplazamiento turístico en donde se realizan diversas actividades y campeonatos deportivos acuáticos:  Surf, Windsurf, Kyte, etcétera.

Este pueblecito se destaca por su abundancia de turismo aventurero y por el que también busca el descanso.

Y es que, además de los deportes marítimos, Cabarete ofrece la posibilidad de efectuar diferentes tipos de excursiones, recorriendo sus campos, tierra adentro:  paseos en bicicleta, equitación, golf o, simplemente, sintiendo el placer de acudir a observar las aves en la laguna que lleva su mismo nombre.

Hita y yo, en pleno campo

Hita y yo, en pleno campo

Localizado a unos 15 minutos al este de Sosúa, en la Costa Norte, provincia de Puerto Plata, está situado entre una bahía y esta laguna, rodeado del precioso paisaje de su campiña y de sus montañas.

Su ambiente es especial:  una colorida y divertida amalgama del folklore y costumbres dominicanas, turismo internacional, deportes, vida nocturna, cierta bohemia y el deleite de bañarse en su playa.

En la misma, encontraremos numerosos restaurantes y bares, que ofrecen comidas y cenas, servidas en mesas dispuestas directamente en la arena o, para quien así lo prefiera, en el interior de los locales.

Sus noches son mágicas, acompañadas, como lo están, de música variada, casi nunca criolla, como ocurre en otros lugares del país, y del susurro de las olas del mar.

Cabarete, por la noche

Cabarete, por la noche

De hecho, existen numerosos locales que nos ofrecen el placer de escuchar Reggae, Jazz, Rock puro y moderno, y también música local, si así lo deseamos. También en plena playa podemos encontrar estos establecimientos.

En el lugar en donde resido, que no es la lujosa construcción, provista de jardín y piscina, que suelen buscar los extranjeros, perviven algunas lindas casitas, sin grandes pretensiones. Su entorno no es suntuoso, ni mucho menos, pero sí limpio y hospitalario.

Las personas se conocen y son familiares o amigos en su gran mayoría.  Este hecho provoca que, generalmente, entre la mayoría de los vecinos, exista algo muy importante: solidaridad.

Hita con su nuera, Raquel, en mi casa

Hita con su nuera, Raquel, en mi casa

He tenido, además, la suerte de que me haya tocado una colindante a la que considero ya amiga, un gran ser humano y que me asiste, desinteresadamente, en todo lo que puede. Vive en una casa al lado de mi edificio y podemos departir desde nuestras respectivas ventanas.

A pesar de no tener pareja, al igual que yo, goza, sin embargo, de la compañía y los quebraderos de cabeza, que le proporciona un sobrinito, menor de dos años, que tiene a su cargo y al que considera y trata como si fuese su propio hijo.

Hita, el niño y yo, en el campo

Hita, el niño y yo, en el campo

Por ello, esta señora tiene muy poco tiempo libre, lo que no impide que, cuando puede, suba a visitarme. Y, si ella no puede, soy yo la que bajo y me siento en su galería, en una cómoda mecedora, a tomar el fresco de la tarde-noche, y conversar.

Hita ordenando a mi perrito, Chilling, que vuelva a casa

Hita ordenando a mi perrito, Chilling, que vuelva a casa

Muchas veces, cuando me siento decaída, esas conversaciones consiguen levantarme el ánimo y, el tiempo, se pasa volando.

Me siento orgullosa dedicándole esta columna pues, hace pocos días, caí enferma y, de no ser por ella, quizás en estos momentos no podría estar escribiendo estas líneas.

En cuanto se percató de que me encontraba muy mal, sin dudarlo ni un solo instante, preparó a su niño y me condujo a una clínica en donde tuve que permanecer interna durante dos días. Hasta que mi hija no llegó, desde la capital, no se movió de mi lado, con bebecito incluido.

Hita Jiménez

Hita Jiménez

Su nombre es Hita Jiménez, es dominicana “de pura cepa”, conoce prácticamente a todos los habitantes del pueblo y me aconseja a quien debo de tener confianza y a quien no.

Hita me ha encauzado, en muchos aspectos, y ha provocado que me carcajee, contándome anécdotas y pronunciando expresiones típicamente criollas que, después de haber yo vivido tantos años fuera, había olvidado.

Vamos a jugar al 2, dos veces...

Vamos a jugar al 2, dos veces...

Para mí, el ser humano, las buenas personas y el cariño son las cosas más importantes de la vida.  Por ello, he preferido mencionarla, antes de resaltar las maravillas de Cabarete.

Aunque la verdad es que, este pueblo de mar, ya ha conseguido enamorarme.

 

 

 

 

agosto 27, 2011

Publicaciones en el periódico El Nacional, Las mudanzas

12 Agosto 2011, 11:08 AM

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Las mudanzas

Escrito por: Aida Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

 

Suelen ser inevitablemente insoportables, a pesar de que el traslado pueda producirse de un sector de la misma ciudad  a otro. Aunque es bastante poco, he conocido, en España, gente que no se ha mudado nunca de casa.  Me parece, por un lado envidiable, pero, por otro, aburrido.

Nuevamente me toca mudarme, por sexta vez, nada menos, en mi país, desde mi llegada que cumplirá su segundo aniversario el 3 de septiembre.

Cabarete centro

Cabarete centro

Esta vez me voy hacia al norte, término de Puerto Plata, concretamente a Cabarete. Existen diversos motivos para haber elegido ese destino pero, me da en el corazón que es el que me corresponde en estos momentos.

Las mudanzas son odiosas, por lo menos para mí y la gente que me rodea y coincide conmigo. Además, cuando uno está instalado en una casa, lo tiene todo más o menos organizado. ¡O eso creía! Y lo digo porque, de pronto, uno se encuentra con que no halla tal o tal cosa que debería estar en tal sitio.

Finalmente, cuando lo encuentra, ya no sabe ni en qué caja colocarlo “para no olvidar que está ahí”.  Obviamente, lo olvida hasta que no tiene el coraje de vaciar todo, cosa que no se suele hacer en un día.

Cuando no se tienen demasiadas pertenencias, uno piensa que, en un par de días, como mucho, lo habrá recogido y empacado todo. Es una de las mentiras más grandes que me he regalado a mí misma cada vez que me he cambiado de domicilio. Pero, lo mejor de todo, es que siempre vuelvo a caer en mi propia trampa.

Preparas cajas, que nunca son suficientes, aunque uno se engaña también pensando que las hay de sobra, y te convences de que en un “plis plas”, como se dice en España, las rellenarás y vendrán a recogerlas.

Eres, obviamente, consciente de que, una vez que te hayas trasladado a tu nuevo hogar, tendrás que elegir puntualmente adonde vas a colocar los muebles y objetos. “¡Pero eso será cuando llegue allí, tranquilamente, sin prisas!” “¡Marcaré cada caja con lo que contiene, eso facilitará todo!”

Empiezas, normalmente de buen humor, si te agrada el trasladarte de adonde estás viviendo en ese momento, y a sacar cosas de los armarios, gavetas, baldas, etc. Pero, al cabo de tres o cuatro horas de extenuante y aburrido trabajo, te das cuenta de que queda aún más, muchísimo más de lo que creías. Y tu entusiasmo empieza a deteriorarse, pasito a pasito.

En estos momentos estoy en esa fase, aunque reconozco que hoy he conseguido hacer mucho, pidiendo ayuda, por supuesto. Una ayuda que pensaba, como siempre, que no me iba a hacer falta.

Ahora estoy ilusionada con “saber” que, cuando llegue a mi destino, podré desembalar y colocar a mi ritmo, despacio, con música, sin niños con sus horarios, etc.

Pero, en el fondo sé que, no será así.

Eso sí. Cuando coloque lo imprescindible,me prometo a mí misma caminar hacia la playa y darme un chapuzón en el mar.

Estoy segura de que comprenderán este escrito tan absurdo y tan real como la vida misma.

¡Vengan a visitarme! ¡Aquello es precioso!

EN EL MOMENTO EN EL QUE PUBLICO ESTA ENTRADA, YA ESTOY EN MI NUEVA CASITA

Primera foto en Cabarete, mañana del 8 de agosto

Primera foto en Cabarete, mañana del 8 de agosto

Primera noche, con el colchón en el suelo

Primera noche, con el colchón en el suelo

Por donde empezar...

Por donde empezar...

Pero, el 22 de agosto por la noche, víspera de mi cumple, "Irene" no nos dejó dormir...

Pero, el 22 de agosto por la noche, víspera de mi cumple, "Irene" no nos dejó dormir...

Organizando

Organizando

Por supuesto, traje mis queridas plantas

Por supuesto, traje mis queridas plantas

Chilling, mi perrito, se instaló haciendo honor a su nombre

Chilling, mi perrito, se instaló haciendo honor a su nombre

Yo, en la nueva casa

Yo, en la nueva casa

Blog de WordPress.com.