Aída Trujillo

diciembre 16, 2012

Publicaciones en el periódico El Nacional, Rodrigo José Escobar, cuando un amigo se va

15 Diciembre 2012, 9:43 AM

De su madre para él...

De su madre para él…

Suspendido en el aire

Rodrigo Escobar

Rodrigo Escobar

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Escrito por: Aída Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

 

Rodrigo José Escobar, cuando un amigo se va

 

lagrimasEscribo, con lágrimas en los ojos, esta columna para rendir homenaje a la memoria del que fue un gran amigo para muchos. No era lo que el mundo considera “famoso”; muchos de ustedes no habrán tenido la suerte de conocerle.

Era un alma pura, amorosa y altruista. Ni siquiera era un conocido millonario aunque sí lo era en amor, amigos y en arte. Tuve la ocasión de ver alguno de sus cuadros que, al contemplarlos, me dejaron boquiabierta, tal era su belleza y esplendor.resplandor

Este joven, Rodrigo Escobar, oriundo de El Salvador, era íntimo amigo de mi hija Haydée, que fue quien me lo presentó. Su amistad era grandiosa y imagesdesinteresada.

Rodrigo con mi hija Haydée

Rodrigo con mi hija Haydée

Desde entonces, me cautivó su límpida, transparente y simpática persona. Era pintor y manejaba todo tipo de técnicas: óleo, acuarela, acrílico, tinta, serigrafía, sobre canvas y lienzos. Residía en Santo Domingo.

bailandoCuando venía a visitarnos, algo que hacía a menudo, muchas veces se ponía a bailar y a cantar Flamenco conmigo. Nunca olvidaré esa imagen tan deliciosa: la de su cara escuchando hasta “Cante Jondo”, con interés.

Gracia Montes

Gracia Montes

Incluso llegó a anotar el nombre de Gracia Montes, una gran “cantaora” de coplas españolas antiguas. Quedé impresionada aquel día pues, a la gente joven, no suele interesarle ese tipo de música.

Rodrigo y su madre, Vilma

Rodrigo y su madre, Vilma

Su muro de Facebook, y el de su madre, Vilma Herrera, la gran “Dama del Golf”, están repletos de palabras alentadoras cuando él aún luchaba, con un humor sorprendente, contra el cáncer que terminó arrancándole la vida. Y ahora, tras su partida, mucho más.

golfHe aquí un fragmento de su presentación en esa conocida red de contactos:

en blanco y negro“Admiro a las personas que siempre estan luchando por un ideal o metas que en su vida hayan trazado pos sí mismas. Soy una persona sencilla, camellador, con ganas de salir adelante con mis propios esfuerzos.Lo que nunca diré si es, si estaré o no, estaré ausente, callado o solo, tal vez inconsciente a mi estado, abandonado y quizas más de mí habrá, en mi corazón, maquinando pociones para mi camino, esperando ser amado o amar al que espera. (…) No sé si diré quien soy pero estoy ahí, como el mismo de siempre, contemplando y ausente, humilde y quizás me verá sonriéndole a tiempo. Me verá ahí sentado, esperando ser algo mejor que hoy. No sé si algo pasará pero seré siempre el mismo, lleno de amor y lleno de vida culminada por ángeles que me guian en mi vida, esperando ese momento.Te diré un poco de mí en un segundo, te diré como soy si me permites tratarte. (…) Te diré, mi vida es como el mar y el amor, como la playa de amplia. A veces se fragmenta en pequeñas cosas que me cuesta sentir (…), pero sigo en amor quieto y a veces callado.”

Rodrigo tenía 34 años de edad, cuando nos ha dejado, el pasado día 10. Era un ser noble y nunca guardó rencor a nadie. Siempre estaba dispuesto a ayudar a los demás. Tenía, además, esa chispeante locura que todo artista posee y era valiente y constante.

Sé que ahora está en el Cielo. Pido a Dios, con amor, que dé fuerzas a su madre, Vilma.con su madre

http://elblogderodrigoescobar.blogspot.com/2012/11/cuando-mi-mano-te-busca-entre-la.html?spref=fb

 

Rodri con Giselle y mi hijo Nicolás

Rodri con Giselle y mi hijo Nicolás

Hasta con los más jóvenes, como Giselle Sánchez y aún más jóvenes, como mi hijo Nicolás, sabía divertirse y hacerles sonreír.

 

Nunca te olvidaré, Rodri, con tu amor filial, cuando más lo necesitaba, endulzaste un poco mi vida.

Nunca te olvidaré, Rodri, con tu amor filial, cuando más lo necesitaba, endulzaste un poco mi vida.

 

julio 17, 2011

Publicaciones en el periódico El Nacional, Historia y costumbres del arte Flamenco español (continuación), versión ampliada

15 Julio 2011, 1:20 PM

Para realizar el cuadro  “El baile” (1914-1915), Sorolla ejecutó  ElvPara realizar el cuadro  “El baile” (1914-1915), Sorolla ejecutó varios bocetos.

Para realizar el cuadro “El baile” (1914-1915), Sorolla ejecutó varios bocetos.

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Historia y costumbres del arte Flamenco español (continuación)

Escrito por: Aida Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

Hace mucho empecé a narrar sobre este maravilloso arte musical, prometiendo continuar haciéndolo. Por motivos personales sentí cierto rechazo a seguir haciéndolo. Empero, creo que ya es hora de que retome este tema cultural y artístico, que llevo literalmente en la sangre y prendido en el alma.

Peineta antigua de carey

Peineta antigua de carey

En esta ocasión voy a referirme a la etimología, o proveniencia, de la palabra que lo define y que algunos atribuyen al siglo XIX.

Pero, al no existir certeza de ello, se han planteado varias hipótesis al respecto. Algunas incluso relacionan su origen con las aves zancudas del mismo nombre, alegando que el lenguaje corporal de sus intérpretes recuerda a dichas aves. Mi opinión personal no coincide en absoluto con esta afirmación que considero absurda.

Marius Schneider

Marius Schneider

Marius Schneider, en cambio, defiende que, el origen del término, puede estar no en su similitud con el estilo de los bailaores sino relacionado con la simbología medieval.

Otras hipótesis, como lo es la de Blas Infante, aseguran que se le denomina así por ser la música de los “fellah min gueir ard” y que proviene de esta expresión andalusí que significa “campesino sin tierra”.  Según él, muchos moriscos  se integraron en las comunidades gitanas, compartiendo su carácter de minoría étnica, marginada por la erudición dominante.

Infante supone que en ese “caldo de cultivo” surgió el cante flamenco, que expresaba el dolor que ese pueblo sentía por la aniquilación de su cultura.

Sin embargo, no aportó ninguna fuente histórica documentada que avalase su teoría. Teniendo en cuenta la fuerte defensa que realizó, a lo largo de su vida, por una reforma agraria en Andalucía, que atenuase la mísera situación del jornalero, esta paráfrasis da la impresión de ser más ideológica y política que histórica.

Blas Infante

Blas Infante

Los escritores que, como Blas Infante, plantean ideas originales en cuanto a la relación moriscos-flamenco han sido silenciados o severamente criticados.

Por su parte, el Padre García Barrioso, imaginó que el origen del vocablo pudiese corresponder a la expresión árabe marroquí, fellah-mangu, cuyo significado es “los cantos de los campesinos”.

Asimismo, Luis Antonio de Vega aportó las expresiones felahikum y felah-enkum, que tienen el mismo significado.

Felipe Pedrell

Felipe Pedrell

Luis Antonio de Vega

Luis Antonio de Vega

Otras teorías nos dicen que la palabra flamenco deriva de su origen en Flandes.

Por ejemplo, según Felipe Pedrell, el Flamenco, como arte, llegó a España desde esas tierras en la época de Carlos V.

Carlos V de España y I de Alemania

Carlos V de España y I de Alemania

Algunos se basan en que, en los bailes y cantes que se organizaron para dar la bienvenida al monarca, se le jaleaba al grito de “¡Báilale al flamenco!” Sin embargo es sabido que este término surgió varios siglos después de ese hecho histórico.

Se dice que, el motivo por el que a los gitanos se les denomina también flamencos, es debido a un primer estudio de Demófilo, en el 1881.

Éste argumentó que este género musical debe su nombre a que sus principales iniciadores eran conocidos en Andalucía bajo dicho apelativo.

"Sevilla gitana", grabado de Gustavo Doré

"Sevilla gitana", grabado de Gustavo Doré

George Borrow

George Borrow

En 1841, George Borrow, escribió un libro cuyo título es “Los Zíncali”, que refuerza la afirmación de Demófilo.

The Zincali, de George Borrow

The Zincali, de George Borrow

Sin embargo, existe un absurdo empeño, por parte de algunos, en demostrar que el origen musical del Flamenco está fuera de Andalucía, afirmando que es un arte importado. Evidentemente, no hay que olvidar las influencias de los métodos musicales de la antigua Grecia, de la cultura árabe, de la india, ni de la hebrea. La escala musical india, llamada swaragrama, es equivalente a nuestra escala mayor.

Los gitanos, que llegaron a España desde el Indostán, en la India, hace cinco siglos, carecían de sistema musical propio pero hicieron suya la música andaluza, aportándole una expresión característica y de gran fuerza.

Gitanos es el nombre dado en España a los pertenecientes a esa etnia, tanto en el pasado como en el presente, aunque antaño se les conoció como “castellanos nuevos”, “germanos” y “flamencos”.

Aunque no se tiene evidencia del motivo por  el que fueron denominados así, existen teorías que apuntan hacia un origen jergal del léxico germánico. Éste sostiene que esta palabra deriva de “flama” y que define el temperamento fogoso de los gitanos.

En el mismo sentido, el diccionario de la Real Academia Española dice que “flamenco” significa también, coloquialmente,  “chulo o insolente”, siendo un ejemplo de ello la expresión “ponerse flamenco”.

diciembre 16, 2010

Publicaciones en el peródico El Nacional, La muerte de uno de los más grandes del arte Flamenco, Enrique Morente

16 Diciembre 2010, 11:29 AM

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Escrito por: Aida Trujillo

La muerte de uno de los más grandes del arte Flamenco, Enrique Morente

 

“Temprano levantó la muerte el vuelo…” Al igual que Serrat, aunque diferente, Morente realizó una interpretación musical de la famosa “Elegía” de Miguel Hernández. Hace poco publiqué una frase contenida en una canción suya, “Mi pena es muy mala porque es una pena que yo no quisiera que se me quitara”, refiriéndome a mi dolor por la pérdida de mi hijo Jaime.

 

Enrique Morente

Enrique Morente

Enrique Morente, uno de los grandes artistas del Flamenco contemporáneo, de grandes y valiosas inquietudes, nos acaba de dejar, siendo aún joven y gran creador.

 

Me duele inmensamente su súbito fallecimiento pues tuve el gusto de entablar amistad con él cuando era “bailaora”, además de proferirle una gran admiración.  Enrique nació en Granada y el día de Navidad habría cumplido 68 años, aunque gozaba de tanta energía que parecía mucho más joven.  Era una excelente persona, un gran conversador, con un especial sentido del humor y una personalidad asombrosa.

 

Contrajo matrimonio con Aurora Carbonell, “bailaora” y miembro de una conocida estirpe gitana y artista.  De su unión nacieron tres hijos, entre ellos la cantante Estrella Morente, de hermosa voz cristalina, casada con el torero Javier Conde.

Estrella Morente

Estrella Morente

 

Enrique ingresó como “niño cantor” en la catedral de Granada, aunque después se afanó en distintos oficios, antes de probar suerte en Madrid en donde empezó a triunfar en el mundo del Flamenco.

Morente y Habichuela

Morente y Habichuela

 

Su último trabajo ha sido “El Barbero de Picasso”, un álbum que narra la amistad que unió a Pablo Picasso y a su peluquero, Eugenio Arias. Basado en él, el cineasta Emilio Ruiz Barrachina rodó un documental en el que participó toda la familia del “cantaor”.

 

Antes de internarse en la madrileña Clínica La Luz, en donde perdió la vida, el artista visitó el museo Reina Sofía y cantó junto a los cuadros de Picasso para dicho documental. Aún no se conoce la decisión del tribunal ante el cual su familia ha presentado una denuncia por presunta negligencia médica, tras haber sido sometido a una operación quirúrgica.

 

Enrique Morente, un creador único, deja un enorme vacío en el Flamenco y en nuestros corazones.  Se le ha adjudicado el título de gran innovador del género pues la osadía y la provocación marcaron su extensa carrera, dedicada a fusionar este arte con todas las músicas imaginables. Junto al guitarrista Paco de Lucía y al inolvidable Camarón de la Isla, estaba considerado como una de las figuras más emblemáticas del mismo.

Hace poco, mientras participaba en las mezclas de “El barbero de Picasso”, hacía planes para una próxima creación, junto al percusionista Mark Roadh. “Nunca he pretendido innovar sino crear y expresarme”, declaró con motivo de la reedición de “Omega”, el disco que supuso una inflexión en su carrera. Participó en colaboraciones con celebridades del rock y otras tendencias como son Señor Chinarro, Pat Metheny y un largo etcétera, aunque antes había grabado al menos una docena de álbumes clásicos.

Creó su propio sello discográfico, “Discos Pobreticos”, y grabó con casi todas las grandes compañías aunque últimamente había firmado una exclusiva con Universal. En su casa del Albaicín, el querido artista granadino instaló su estudio y en su ordenador reposan muchos proyectos inconclusos. ¡Descansa en paz, amigo!

Aída Trujillo Ricart               https://aidatrujillo.wordpress.com/

 

agosto 3, 2010

Publicaciones en el periodico El Nacional de República dominicana, Flamenco parte I

25 Marzo 2010, 12:20 PM

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Escrito por: Aida Trujillo (Flamenco (1))

Camarón de la Isla

Camarón de la Isla

Durante más de una década mantuve a mis hijos y mi casa bailando y cantando Flamenco en los famosos “Tablaos” del Madrid de la época.  Algunos de ellos aún perduran.  Debuté, y actué durante mucho tiempo, en el famoso “Los Canasteros” que había sido fundado por Manolo Caracol.   A él no lo llegué a conocer, porque cuando falleció, yo apenas era una niña.  “El Corral de la Morería”, que aún sigue en pie, fue como una segunda casa para mí.  Manuel del Rey, su dueño, nos dejó no hace mucho y su esposa, Blanca del Rey, “bailaora” exquisita, que maneja el mantón de Manila con redomada elegancia, sigue con la labor de su marido.

En El Corral de la Morería 1982

En El Corral de la Morería 1982

En estos locales pude conocer y, en algunas ocasiones, entablar amistad con artistas del calibre de Paco de Lucía, El Camarón de la Isla, Lola Flores, Carmen Sevilla, Paquita Rico, Enrique Morente, Lucero Tena, Ricardo “El Rumbero”, Faíco, Losada, Ketama y un largo etcétera.

Tengo el gusto y el honor de poder contarles anécdotas sobre esta singular cultura y la gente que la rodea, gitanos o payos.  Más variopinto de lo que se conoce, en términos generales, el mundo del Flamenco no deja indiferente.

Importante y hermoso es el cante, que no se interpreta del mismo modo cuando es para escuchar o cuando lo es para acompañar al baile.  Ocurre lo mismo con la guitarra clásica española.  El ritmo de “las palmas”, al compás, produce un efecto de percusión que incita a bailar o a cantar sin necesidad de ningún otro instrumento musical.  Lo crean o no.

Paco de Lucía

Paco de Lucía

Cuando yo era pequeña nadie podía imaginar que ya el Flamenco fluía por mis venas.  Ni siquiera yo que era de carácter tímido.  Recuerdo que, hasta en el coro del colegio, obligada a participar por las monjas, simulaba cantar moviendo mis labios.  Pero  mi garganta no emitía sonido alguno, tal era la vergüenza que me producía que se escuchase mi voz.

Cuando cumplí los catorce años de edad me encontraba con mi madre en Málaga, una de las capitales de provincia de Andalucía.  En agosto se celebra allí una feria muy importante.  Por entonces, aquel evento se desplegaba en pleno centro de la ciudad que se engalanaba con las típicas “casetas”, farolillos y guirnaldas multicolores.

Fue en aquella primera ocasión cuando tuve el placer de presenciar la actuación de distintos artistas.  Resulté sorprendida de mi estremecimiento al oír los acordes de las guitarras.  Quedé pasmada al observar la belleza plástica de aquellos cuerpos, de hombres  y mujeres, moviéndose al son de una música imposible.  La mayoría de las voces, que entonaban canciones que no había escuchado hasta entonces, me transportaron a otro planeta.

La Faraona

La Faraona

Yo no conocía lo que aquello significaba, no lo entendía, a pesar de mi ascendencia gaditana. Nadie me había introducido a aquel arte.   Pero “aquello” me cautivó, me magnetizó.  Eso es el arte, para mí.  Algo que te eleva sin tener que “entenderlo”.  Entonces pedí a mi madrecita, que en Gloria esté, que me llevase cada noche a las “casetas”.  Ella accedió.  Después, cuando me acostaba, yo no podía conciliar el sueño evocando aquella belleza que me había vuelto loca de pasión.  De hecho, el Flamenco fue mi primera pasión.  Latente en todo mi ser, esperaba a ser despertada.  Aquella feria en Málaga fue la que me la reveló.

De regalo de cumpleaños pedí unas castañuelas, que no sabía manejar, y un vinilo pequeño, de esos de 45 revoluciones.  Sin embargo, hasta mucho tiempo después, no me atreví a llevar a término mi descubrimiento.  Me conformaba con escuchar y ver a los numerosos artistas que tuve, y tengo, el gusto de conocer.  Jamás hubiese imaginado que aquel arte iba a conseguir que pudiese, en el futuro, mantener dignamente mi casa, a conocer otra cultura y, como embajadora del mismo, a visitar otros países.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.