Aída Trujillo

enero 23, 2012

Entrevista realizada, a mi persona, por EVA ÁLVAREZ, a través de su blog, OPINIONES INCORRECTAS

Filed under: "Más allá de la muerte" de Aída Trujillo,Aída Trujillo dice NO a los escritos de Angelita Trujillo,angelita trujillo,Antonio Gala,Arte Flamenco de España,“Archipiélago Gulag” de Aleksandr Solyenitsin,“Cien años de soledad” de García Márquez,“Como agua para chocolate” de Laura Esquivel,“Doña Flor y sus dos maridos” de Jorge Amado,“El maestro y Margarita” de Mijaíl Bulgákov,“La casa de los espíritus” de Isabel Allende,“L´Écume des jours” de Boris Vian,“Pedro Páramo” de Juan Rulfo,“Tormento” de Benito Pérez Galdós,Bailaoras de Flamenco,Blog Opiniones Incorrectas,blogs dominicanos,blogs internacionales,Boquechivo,Carmen Posadas,Cine español,cine internacional,Cuadros,democracia,Dictaduras,Diego El Cigala,Editorial Norma,El Camarón de la Isla,El escándalo Angelita en República Dominicana,Enrique Gabriel Lipschutz,Enrique Morente,escritores de trujillo,escritores dominicanos,escritores sudamericanos,Eva Álvarez,Fotografías,Fotos,Francisco Nieva,Frida Kalho,Gabriel García Márquez,Gandhi,gente de republica dominicana,Gerardo Iglesias,Isabel Allende,Jaime Mª de Oriol,Jaime Muñoz Trujillo,joan manuel serrat,Joaquín Cortés,Joaquín Sabina,Joe Cocker,Juan Diego,Juan Echanove,Ketama,La Casa de Caoba de Trujillo,La casa de los espíritus,La Hacienda Fundación de Trujillo,La Tati (actualmente Premio Nacional),Laura Esquivel,Libros sobre Rafael Leonidas Trujillo Molina,Liz Taylor,Lola Flores,Los Losada,Lucía Lipschutz de Gabriel,Luis Eduardo Aute,Marta Heredia,Martin Luther King,Músicos,Mujer de Ramfis Trujillo,Mundo del toreo,Nicolás Gabriel Trujillo,Octavia Ricart,Opositores de la dictadura de Trujillo,Paco de Lucía,Paco Rabal,Paz y Amor,Pedro Adolfo Ricart,Película Vidas Pequeñas,Pepa Martínez,periodico el nacional republica dominicana,premio nacional de novela de republica dominicana,Raúl del Pozo,Rafael Leonidas Trujillo Molina,Rafael Trujillo Ricart,Ramfis Trujillo,República Dominicana,Tantana Ricart,Tomatito — Aida Trujillo @ 3:12 pm
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,
Eva y su perrillo, Coco

Eva y su perrillo, Coco

Tengo el honor de publicar aquí, en mi blog, la entrevista que me hizo Eva Álvarez, a través de su blog, Opiniones Incorrectas, con permiso de ella, obviamente.

Pero merece la pena que lo visiten directamente, es sumamente interesante.  En el lado derecho de esta página, hay un enlace que, con tan sólo pincharlo, aparece.

Pero, para facilitaros el hacerlo,  transcribo el link:

http://oincorrectas.blogspot.com/
¡MUCHAS GRACIAS, EVA, POR PUBLICAR, EXACTAMENTE, LO QUE CONTESTÉ! 

 

 

Lunes 23 de enero de 2012
Entrevista a Aída Trujillo
Me enorgullece tener entre mis amigos a mucha gente importante. No los catalogo así por el hecho de ser conocidos, sino por su valía y las infinitas aportaciones que infunden a mi vida. Entre ellos, poseo la fortuna de contar con la escritora y bailaora dominico-hispana Aída Trujillo. Hija de Ramfis Trujillo -primer varón de Rafael L. Trujillo y María Martínez- y de la bella y distinguida Octavia -Tantana- Ricart -hija a su vez, paradójicamente, de Pedro Adolfo Ricart, férreo opositor al régimen de su abuelo paterno-, Aída Azilde Trujillo Ricart nació el 23 de agosto de 1952 en Santo Domingo, República Dominicana.

La vida de Aída ha transcurrido entre República Dominicana, España, Estados Unidos, Francia, Italia y Suiza, pero es en la península ibérica dónde ha residido por cincuenta años y el país que vio nacer a sus cuatro hijos: Carlos, Jaime -tristemente fallecido en 2010-, Haydée y Nicolás.

Como bailaora de flamenco, Aída alcanzó gran éxito y fue una reputada artista en Madrid. Actualmente, es una de las escritoras más conocidas y admiradas en la República Dominicana.

Su primera novela, “A la Sombra de mi Abuelo”, narraba su vida con un toque de fantasía mientras examinaba su relación con su abuelo Rafael, antes y después de la muerte de éste, explicando como aprendió a separar al abuelo del dictador para así continuar queriéndolo. Por esta obra recibió el Premio Nacional de Novela de República Dominicana en 2008, produciéndose un gran revuelo, ya que el maltratado pueblo temía que se quisieran disfrazar los horrores de la dictadura. Pasado el tiempo y después de que la gente se cerciorara de que Aída era una persona democrática, que repudiaba los métodos de tortura y asesinato de la tiranía de su antepasado, comenzó a ser una persona querida, incluso entre muchas víctimas del trujillismo.

En 2011, puso en circulación “Más allá de la muerte”, obra en la que por fin se desvinculaba del tema familiar para dar rienda suelta a su creatividad. Desde mi posición de amiga, sé que si Aída pudiera siempre hubiera publicado temas en absoluto relacionados con sus ancestros, lo que ocurre es que es bien sabido lo dificultoso que resulta que un escrito vea la luz y hay temas que venden más que otros.

En la actualidad, Aída se encuentra trabajando en su tercer libro, dónde relata todo lo acontecido durante la agonía de su padre Ramfis, quien duró varios días hospitalizado desde su accidente de tráfico del 17 de diciembre de 1969 hasta el día 28 de ese mismo mes, cuando falleció.

Pese a publicar semanalmente en el diario dominicano “El Nacional”, Aída sólo utiliza el “Trujillo” para firmar y su firme propósito es no volver a mencionar a sus polémicos familiares nada más su nueva obra vea la luz.

En el tablao flamenco "El Corral de la Morería", de izda a dcha, Manuela Molina, Ricardo Torres, Aída Trujillo y Marta Heredia

En el tablao flamenco "El Corral de la Morería", de izda a dcha, Manuela Molina, Ricardo Torres, Aída Trujillo y Marta Heredia

1.- ¿Qué es lo que más destacarías de Verónica, la protagonista de tu nueva novela, “Más allá de la muerte”?

El auténtico amor, poco egoísta (por no decir nada), que siente por Manuel.  No soportaba que él hubiese muerto, prefería que siguiera en este mundo, disfrutando de la vida, aunque hubiese sido con otra mujer (si lo has leído detenidamente, ella misma lo dice). Es tan grande su amor que, a pesar del estado físico en el que lo sumió Hades, le reconoce y le besa siendo un ser, en aquel momento, realmente repugnante.  Recuerda que ella no necesitó el espejo de Afrodita sino que éste le sirvió a Manuel.

2.- ¿Te has inspirado en alguien conocido para crear algún personaje de “Más allá de la muerte”?

En las novelas, por mucho que lo sean, siempre hay algo de realidad.  Un hombre al que amé mucho era igualito que Manuel.  Y hay otros detalles que prefiero mantener en secreto, con todos mis respetos hacia ti.

Viñeta humorística "Boquechivo"

Viñeta humorística "Boquechivo"

3.- ¿Cuál de tus libros te ha costado ó te está costando más lágrimas?

¿Cuál crees tú?  El primero, por supuesto, “A la sombra de mi abuelo”. Primeramente porque, aunque fuese novela, tuveque indagar sobre las obras y hechos de Trujillo.  Los escritos, aunque sean en parte de ficción, tienen que tener una base.  Y más, los que son históricos.  Lo bueno es que, existen circunstancias, que ocurrían en casa, y que, por ello, ningún historiador podrá confirmar.   Sufrí mucho porque, lo que descubrí, no encajaba con la imagen que tenía de mi abuelo. Tardé, entre escribirlo y publicarlo, nada menos que once años.

Una vez puesto, el libro, en circulación, en el año 2008, los críticos, periodistas, Héroes del 30 de Mayo, y mucha gente, que ni se habían molestado en leerlo, me pusieron “verde”, alegando que era un escrito para restablecer la memoria histórica de mi abuelo.

Hasta el famoso “Boquechivo”, por su humor cínico, publicó una viñeta que me hizo mucho daño entonces. Pero ya le he perdonado, por querer aparentar ser culto/s y pretender criticar, desde su malvado humor, a alguien a quien no conocen, ni a su obra.

Incluso hubo un crítico, muy conocido aquí (porque en el extranjero no saben ni que existe, en términos generales), llamado Pedro Conde Sturla, que escribió un artículo basándose en frases sueltas, sin contexto, escritas en la contraportada de mi libro.

Como sabes, porque redactas muy bien y con mucha clase, no es lo mismo decir:  “Esta casa es bonita…” sin leer lo que le antecede y/o le sigue, si lo hay, que puede ser algo así como “comparada a las que hay en este pueblo”.

Editorial Norma, que fue quien lo publicó, utilizó frases “picantes” para provocar la curiosidad de la gente, en la contraportada.

Una de ellas, creo que fue por ella por donde más se me atacó, la cuarta, dice lo siguiente:

“…Él, Ramfis Trujillo, no tenía derecho a olvidar y menos aún a plantearse el perdón.  No tenía ni siquiera el derecho a intentar dejar de lado todo, como hubiese sido su deseo. Su deber era indagar, descubrir y ajusticiar a los que habían cometido el magnicidio que había costado la vida a su progenitor…”

Está en la página 121 y, quien haya leído el libro podrá comprobar que, como contesté a ese señor y a otros tantos, aquel era un pensamiento que tuvo mi padre, no algo que yo opine, ni mucho menos. Odio la violencia, las venganzas, los homicidios…

Querida Aída, en parte me siento aludida en esta pregunta por un motivo. Recuerda que de aquella no éramos amigas, ni siquiera nos conocíamos. Pues bien, yo fui de las personas que se escandalizaron, por lo que antes de emitir opinión alguna, corrí a comprar el libro. Lo devoré y, a continuación, me di cuenta de lo grande que puede llegar a ser la manipulación de los medios, aunque no menos que la ignorancia que infunde el hablar sin saber. Admito que, pese a que ya te admiraba, durante una temporada sí opiné que otorgarte el premio sería contraproducente porque se podrían malinterpretar las bondades como abuelo, seduciendo y confundiendo a las nuevas generaciones. Pronto comprendí que para eso ya estaba Vargas Llosa y que tu irrupción en el panorama cultural dominicano era un soplo de aire fresco. Imagínate, ¡una Trujillo que condenaba la dictadura de su abuelo! A raíz de ahí te fui conociendo mejor, un tiempo después aconteció el “escándalo Angelita” y definitivamente te ganaste el cariño de todos los justos, demostrando ser una mujer íntegra y coherente.

4.- ¿Cuál consideras tu obra más madura?

Sin duda alguna, “Más allá de la muerte” por varios motivos.  El más importante es que, desde entonces, estoy escribiendo mucho más y refinando mi estilo. Al principio, el miedo me acompañaba y ya casi nada, aunque, en el arte (sabes que he sido bailaora de Flamenco), nunca se pierde del todo.  Al fin y al cabo, cuando uno se expone públicamente, en cualquiera de sus expresiones, está “desnudando” su alma.

5.- ¿Sobre qué te gustaría escribir que aún no lo has hecho?

Querrás decir publicar… Tengo una fila de novelas de amor y locuras esperando.  Es mi estilo, lo esotérico me llama, me pone, me encanta. Sin embargo, en estos momentos tengo que proseguir con la escritura de otra, que trata sobre los últimos días de vida de mi padre, q.e.p.d.,  pero siempre novelada, no soy historiadora, ni me gustaría serlo.

Se lo prometí a mi editor con la condición de que me dejase publicar, primero, un libro que no mencionara a mi familia, para demostrar que soy escritora y no oportunista, cosa que también han dicho de mí. No quiero que se me “encasille” en el tema Trujillo y, de hecho, si vuelvo a escribir sobre él, o algún miembro de mi familia paterna, será porque sienta que quiero hacerlo sobre mi propia persona y, claro, ellos, en algún momento tendrían que aparecer. Pero sería “de refilón” nada más y, como se dice aquí, por ahora “no estoy en eso”.

6.- ¿Qué sentiste cuando en 2008 te proclamaron Premio Nacional de Literatura?

El primero que me dio la noticia fue mi hermano Rafael, estando yo sentada, con un amigo, en un bar, en Madrid, contándole mis penas. Le contesté (sic): – Rafa, hoy “no está el horno para bollos”, no bromees conmigo porque me siento mal… ¡Déjalo para otro día! –

Él insistió pero no le creí, porque mi hermanito es muy bromista, hasta que me llamaron de la propia editorial.  Sentí incredulidad, en un principio, y, después tuve la sensación de estar flotando sobre una nube. No soy capaz de expresarlo con palabras.

7.- ¿Con qué autor sientes mayor similitud tanto literaria como personal?

En general con los que tienden a escribir realidad fantástica o ficción (que no siempre es tal, aunque pueda parecerlo).  Para mí, García Márquez, Laura Esquivel, Isabel Allende, y otros no menos importantes, han sido fuente de inspiración.  Personalmente, cuando perdí a mi hijo Jaime, el segundo de los cuatro que tengo, me sentí identificada con Isabel por haber perdido ella a su hijita Paula. Le escribí y me contestó muy cariñosamente.

Pero no puedo dejar de mencionar a la que fue mi suegra, que hoy en día es mi “madre cósmica”, como reza en la dedicatoria de esta, mi segunda novela publicada. Lucía Lipschutz de Gabriel, escritora, sobre todo de cuentos para niños y guiones de cine, y poseedora de una imaginación increíble, siempre me ha animado a seguir escribiendo y a vencer mis temores. También me aconsejó que no abandonase mi pasión: la magia y el humor en mis escritos.  Tengo que añadir que, aunque no es internacionalmente conocida, Lucía es una persona muy culta, tradujo del ruso al castellano el libro “Archipiélago Gulag”, de Aleksandr Solyenitsin, domina varios idiomas, incluso las llamadas “lenguas muertas”.  Siempre hemos comentado, y  así seguimos, en la familia Gabriel, que sigue siendo mía también, que, si no encuentras un diccionario o enciclopedia en su casa es… ¡porque no existe!  ¡Jajajajaja!  Mi hijo Nicolás, el menor, siempre dice que “El saber sí ocupa lugar porque, sino, fijaos en la casa de mi abuela”. Mi querida viejita es una enamorada de la literatura y el lenguaje y me ha ayudado mucho. ¡Bendita sea!

8.- ¿Qué libro ya existente te gustaría haber escrito?

¡Uy, hay tantos!  Pero te puedo dar algunos ejemplos.  “Doña Flor y sus dos maridos”, de Jorge Amado, “Tormento”, de Benito Pérez Galdós, “El maestro y Margarita”, de Mijaíl Bulgákov, “L´Écume des jours”, de Boris Vian, “Pedro Páramo”, de Juan Rulfo, por supuesto, “Cien años de soledad”, de García Márquez, “La casa de los espíritus”, de Isabel Allende, “Como agua para chocolate” de Laura Esquivel…  Pero la lista sería interminable pues soy una lectora compulsiva

9.- ¿Con qué tres obras literarias no escritas por tí te quedarías?

Te contesto lo mismo que a la pregunta anterior… ¡Hay demasiadas para enumerarlas!

10.- ¿Tienes más inquietudes artísticas que la literatura?

"La mujer azul", óleo sobre lienzo, 1993

"La mujer azul", óleo sobre lienzo, 1993

Por supuesto.  Me gusta pintar y tengo, o he regalado, varios cuadros realizados por mí. Pero quisiera que, ese placer, permaneciese siendo un hobby.  Me gusta el arte en todas sus expresiones y hasta he trabajado en el séptimo, el cine.  Pero hay dos facetas que llevo en la sangre: la literatura y el Flamenco español.

11.- ¿Desde qué edad escribes, pese a no haber publicado?

Empecé a escribir “tonterías”, desde que tengo uso de razón.  Conservo un cuaderno de poesías y prosas que tracé en los años 70, pero no fue el primero.

12.- ¿Quién es tu ejemplo a seguir en términos generales?

Las personas que insisten en trabajar, y ganarse la vida, haciendo lo que les gusta, aunque pasen fatigas, como mi ex, Enrique Gabriel, el padre de mi Nicolás, el más joven de mis hijos.

Enrique es cineasta hasta la médula y no ha caído en la trampa de trabajar en cosas que no le agradan, sólo en ocasiones esporádicas, cuando el sobrevivir se lo exigía. Pero siempre se mantuvo en contacto con el mundo del cine.  Le conocí cuando era Ayudante de Dirección, habiendo entrado en su profesión desde abajo del todo, como lo que se denomina “meritorio”. Hoy en día es Director y Guionista, reconocido internacionalmente, de varios largometrajes, películas y reportajes.

"Vidas Pequeñas", dirigida y escrita por Enrique Gabriel

"Vidas Pequeñas", dirigida y escrita por Enrique Gabriel

13.- ¿Cuál fue el mejor momento de tu vida?

Cada una de las veces que recibía a mi recién nacido en los brazos.  Es una sensación también imposible de describir.  Pero debo reconocer que, durante la relación con Enrique, fui muy feliz, más que nunca. Con los “otros”, no.

14.- ¿A qué personaje famoso te sentiste realmente emocionada de conocer?

En primer lugar, voy a nombrarte a Gerardo Iglesias, aunque, aquel día ni me di cuenta de que era él, pues soy la más despistada del mundo, y, dos años después, fuimos novios durante un par de meses.  ¡Me encantaba ese hombre! Siempre le admiré por su honestidad, por eso lo “sacaron” de la política.

Tuve la dicha, y la fortuna, de conocer a mi ex cuñado, Jaime María de Oriol, que fue abogado, perteneciente a la familia Oriol, y cuyo tío, Antonio, fue Ministro de Justicia y se hizo tristemente famoso por haber sido secuestrado por la ETA.

Jaime dejó todo para dedicarse al mundo del cine.  Estuve trabajando en su productora, “Aries TV 92”, como asistente suya, que fue quien dio la oportunidad, al que entonces era mi pareja, Enrique Gabriel, para que su primer largometraje, “Krapatchouk”, como director y guionista del mismo, se hiciese realidad. Hoy en día, Jaime significa, en mi vida, un hermano y gran amigo.

En el 1973 conocí a Luis Eduardo Aute y a su mujer, Maritxu, grandes amigos desde entonces, y en su casa, me encontré con Joaquín Sabina.  En el 1975 tuve el placer de entablar amistad con Joan Manuel Serrat, a quien también quiero mucho, y en el 1977, a la que sigue siendo su mujer, Candela.

Aída y Joan Manuel Serrat, 25 de noviembre de 1977

Aída y Joan Manuel Serrat, 25 de noviembre de 1977

En el mundillo del toreo, conocí a los malogrados Paquirri y  Antonio Chenel “Antoñete”. También tuve el gusto de conocer a José María Manzanares, padre, a Palomo Linares y otros pues, en segundas nupcias, me casé con un torero, cuyo nombre no quiero ni pronunciar ni escribir, aunque es harto sabido de quien se trata.

Posteriormente trabé amistad con nuestro campeón, en materia de carreras de motos, Ángel Nieto que, aunque lejana, sigue perdurando.

Cuando trabajaba en el Tablao Flamenco Los Canasteros, tuve el honor de conocer a muchos artistas, cuya mayoría siguen siendo amigos, otros han fallecido, como Lola Flores, Paco de Lucía, El Camarón de la Isla, Enrique Morente, los Losada, Marta Heredia, Ketama, Diego El Cigala. La Tati (actualmente Premio Nacional), Joaquín Cortés, Tomatito, Pepa Martínez, que se convertiría en cuñada mía y, por desgracia, falleció en el año 1993, y un larguísimo etcétera, dentro del ámbito de mi profesión de la época.

Conocí a Anthony Quinn, que estuvo en el tablao una noche en la que coincidió con Joe Cocker, Antonio Gala, Paco Rabal, Francisco Nieva, Carmen Posadas, escritora y amiga desde el año 1974, el pintor Tino Grandío, los actores Juan Echanove y Juan Diego, el periodista Raúl del Pozo y muchos más.

Con Anthony Quinn en "Los Canasteros"

Con Anthony Quinn en "Los Canasteros"

Espero que, a los que no menciono, me perdonen pues no les olvido pero la lista también sería interminable.

En el año 1995, en un estupendo restaurante madrileño, “Alkalde”, tuve la suerte de conocer nada menos que a Gabriel García Márquez.  Y tengo un librito, que entonces llevaba en el bolso, y que nada tiene que ver con él, con un autógrafo suyo.  También conocí, en una “première”, al actor Anthony Hopkins, pero no me atreví a acercármele.  Me había “enamorado” de él, que sustituyó a Richard Gere en mi corazón, por su arte… ¡Imagínate!, y, cuando me enamoro, me vuelvo muy tímida, aunque pueda parecer mentira. ¡Jajajaja!

Pero debo añadir que he conocido a gente importante en mi vida, que no son conocidos por nadie, no son famosos:  mis amigos verdaderos, mis queridos feriantes, Juani y Quique, quienes me dieron trabajo en la Feria de Torrejón, cuando me hizo falta, médicos, abogados y otros profesionales sin cuya ayuda desinteresada no hubiese podido continuar. Y, nuevamente, un largo etcétera…

15.- ¿Crees que la gente cambia para con uno cuando se tiene y cuando no?

Los verdaderos amigos, sean consanguíneos o no, permanecen, “con y sin”.  Los otros se largan.  Pero, aunque duela, es un aprendizaje fantástico.  Mi querida amiga Pilita, Pilar Rodríguez Soto, que falleció apenas tres meses antes que mi Jaime, en el 2010, y era una reconocidísima “Marchante de Arte” y propietaria de la Galería Fauna´s de Madrid, siempre me decía – Aída, a enemigo que huye… ¡puente de plata!” -.

16.- ¿Con qué faceta de tu vida te quedarías?

Ante todo y sobre todo con mis hijos, que es lo que más amo en este mundo.  Le pido a Dios, al Universo, o lo que haya, que no me quite a ninguno más. ¡No lo soportaría!  Me quedo con tener criterio propio, con ser demócrata, con ser buena y comprensiva, con hacer el bien, con mis amigos verdaderos… En definitiva, ¡me quedo con el AMOR!  Aunque, el ganar unas buenas “perrillas” tampoco me vendría mal, ¿eh? ¡Jajajajajaja!

17.- ¿Quién te inculcó el amor por los animales?

Me crié rodeada de perros.  El preferido de mi padre, Adonis, me salvó de ahogarme en la piscina de casa de mis abuelos paternos, y, aunque era un egoistón y engreído, por naturaleza, fue él quien, sin dudarlo, me sacó y me libró, con tres años de edad, de una muerte segura.

Pero ha existido, y existe, también el amor por los caballos, los pájaros en libertad, y mi abuelo, no el dictador, el otro (he aprendido a diferenciarlos), que nos dejaba “ordeñar” las vacas que tenía en San Cristóbal, en la finca “Fundación”.  Era una casa preciosa, “La Caoba” que, como muchas otras cosas, han dejado deteriorarse en vez de convertirla en una escuela, un ayuntamiento, una residencia para la Tercera Edad,  o cualquier otro organismo nacional.  Ese es un grave defecto de mi tierra natal: la dejadez.

18.- ¿Te has planteado escribir teatro?

Me encantaría, pues lo adoro, pero todavía, no me siento capaz de hacerlo.  Sin embargo, la respuesta sería sí, y también escribiría un guión de cine.

19.- Tu color de pelo rojo ya te caracteriza, ¿por cuál te lo cambiarías?

De momento no quisiera cambiarlo pero, o iría a “más fuerte”, es decir a algo alborotador, o volvería al mío auténtico, que es el castaño oscuro.  Canas, ¡ni hablar!  Si las tuviese tan bonitas como una amiga mía, que parece habérselas teñido, lo haría. Pero, como no es así, me deprimen y me hacen saber que “me estoy abandonando”.

20.- ¿Qué personaje histórico te hubiera gustado ser en una vida anterior?

Admiro a muchos de ellos pero sufrieron demasiado para querer haber vivido sus experiencias.  Por ejemplo Gandhi o Frida Kalho, Martin Luther King, etc.  Quiero haber sido yo misma, pero con la sabiduría adquirida con la madurez.  Y, por otro lado, por su belleza, profesión y valentía, pues hizo cosas que, en su época, y aún hoy en día, se ven fatal, quizás Liz Taylor.  Una rebelde, como yo.

*Fotografías de los álbumes privados de Aída Trujillo, cedidas personalmente para el blog Opiniones Incorrectas

 

abril 5, 2011

Publicaciones en el periódico El Nacional, En memoria de la gran Elizabeth Taylor (versión ampliada)

31 Marzo 2011, 12:54 PM

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Escrito por: Aida Trujillo

En memoria de la gran Elizabeth Taylor

Desde niña, fui admiradora de Liz Taylor por ser una actriz dotada de gran personalidad, belleza y unos ojos, que se transformaban según el papel que interpretase, y que eran de un increíble color violeta.

Nacida en Londres, el 27 de febrero del año1932, era hija de estadounidenses de clase media alta, consagrados al comercio del arte. Al estallar la Segunda Guerra Mundial, la familia regresó a su país y se estableció en Los Angeles.

Liz hubo de presentarse a varios castings, meta profesional que le fue impuesta por su madre, empeñada en que se convirtiese en actriz.

A la edad de diez años fue fichada por la Universal, debutando en el cortometraje “There’s One Born Every Minute” (1942). Después fue contratada por la Metro Goldwyn Mayer, convirtiéndose en una de las niñas prodigio más importantes del cine de entonces. Se estrenó, con éxito, en “La Cadena Invisible” (1943), película protagonizada por la perra “Lassie”, dirigida por Fred M. Wilcox.

En este primer ciclo intervino en diversos films pero, el salto definitivo al estrellato, llegó con “Fuego De Juventud” (1944), dirigida por Clarence Brown.

Esta película, que también protagonizó Mickey Rooney, cambió la vida de Liz de forma radical. La M.G.M. modificó substancialmente las cláusulas de su contrato, convirtiéndolo en uno de extensa duración, y elevándola a la categoría de estrella.

En el film, otro animal también es protagonista, un caballo de carreras. Mickey Rooney interpretó el papel de un aventurero oportunista que llegó, por azar, a la residencia de una familia inglesa. La hija menor, Velvet Brown (Elizabeth Taylor), sentía una pasión incontrolable por los caballos y había ganado un hermoso ejemplar, jugando a la lotería. Entonces, él la convenció para presentarlo al Grand National, la carrera más importante de Inglaterra.

Boda con Nicky Hilton Jr.

Boda con Nicky Hilton Jr.

Convertida en mujer, la hermosa actriz fue, en la época, la más afamada de Hollywood, debido también a sus agitadas andanzas sentimentales, que iniciaron en 1950, al contraer  matrimonio con el millonario Nicky Hilton Jr. Este primer enlace duró menos de un año.

Tras divorciarse, Liz se casó con el actor Michael Wilding.  Ya entonces, mientras seguían unidos, corrieron rumores de que la pareja se estaba deteriorando.  Ellos los desmintieron y Liz declaró que tenían intención de adquirir una casa más amplia con el propósito de atestarla de hijos.  Finalmente, el enlace duró desde el 21 febrero de 1952 hasta el 30 de enero de 1957.

Con Mike Todd, 23 de enero de 1957

Con Mike Tod, 23 de enero de 1957

Con Michael Wilding y sus hijos, Michael y Cristopher, 1955

Con Michael Wilding y sus hijos, Michael y Cristopher, 1955

Después de divorciarse de Wilding, Liz, volvió a probar suerte y, pocos días después   contrajo matrimonio con el productor Mike Todd, con el que estuvo casada de 1957 a 1958, año en el que enviudó, a causa de un accidente aéreo en el que él falleció.  Con Todd procreó a su tercer hijo, una niña, Liza.

Funeral de Mike Todd

Funeral de Mike Todd

No pasó mucho tiempo antes de que se enamorara de nuevo, esta vez de un cantante y actor ocasional: Eddie Fisher, con quien estuvo emparejada entre 1959 y 1964.  Eddie estaba casado, por aquel entonces, con la mejor amiga de Liz, Debbie Reynolds.  Pero aquel hecho no fue un impedimento para la pareja, que inició un romance que acabó en boda, a pesar del escándalo que provocó.

Debbie Reynolds declaró que “sólo era porque Mike Todd había muerto y, siendo Eddie su mejor amigo, Liz pensó que era bueno estar con él para, de ese modo, poder hablar de su difunto marido”.  Según se dice, Carrie Fisher (Princesa Leia), no le guardó rencor a Lyz por romper el matrimonio de sus padres: “Si mi padre tenía que dejar a mi madre por otra mujer, estoy muy agradecida de que fuera Elizabeth”, fue una de sus declaraciones.

Carrie y Eddie Fisher

Carrie y Eddie Fisher

La unión con Eddie Fisher duró cerca de media década, pero tocó a su fin cuando ella conoció al hombre con el que se casaría dos veces, el actor Richard Burton.

Con él vivió uno de los idilios más sonados del momento. Aunque ambos estaban casados, nada ni nadie pudo interponerse entre ellos y su mutuo y apasionado amor.

Primera boda con Richard Burton, 1964

Primera boda con Richard Burton, 1964

Por entonces, formaron la pareja con más glamour del panorama cinematográfico mundial, a pesar de mantener  una relación desmesuradamente tormentosa. Contrajeron matrimonio en el año 1964 y adoptaron una hija, María Burton.  Se divorciaron en el 1974 y volvieron a enlazarse en el 1975, separándose definitivamente en el año 1976.

Segunda boda con Richard Burton, 1975

Segunda boda con Richard Burton, 1975

Tras su divorcio, Liz se casó dos veces más. En 1976, con el político John Warner, y, finalmente, con el que fue su último marido, el albañil Larry Fortensky, con quien convivió entre 1991 y 1996.  Se dice de ella que sentía la necesidad de formalizar todas sus relaciones amorosas. Contrajo, en total, ocho matrimonios con siete hombres diferentes.

Con el político John Warner

Con el político John Warner

Boda con Larry Fortensky, 1991

Boda con Larry Fortensky, 1991

Elizabeth Taylor interpretó una extensa filmografía que confirmó su gran valía y fue recompensada por tres nominaciones al Oscar, una de ellas por “La Gata Sobre El Tejado De Zinc”. Durante este período conoció a dos de sus mejores amigos, Rock Hudson y Montgomery Clift y obtuvo, por fin, la preciada estatuilla por su intervención en “Una Mujer Marcada” (1960), cuyo director fue Daniel Mann.

Fotograma de Una Mujer Marcada

Fotograma de Una Mujer Marcada

Tras ese gran triunfo protagonizó “Cleopatra” (1963), dirigida por Joseph L. Mankiewicz, cuyo rodaje fue complicado, largo e inmensamente costoso. Durante la filmación de la espectacular película, compartió reparto con Rex Harrison y Richard Burton.  Fue entonces cuando conoció al que se convirtió en su quinto marido.

En los años 70 su carrera decayó estrepitosamente y ella fue alejándose gradualmente del cine para dedicarse a causas sociales, como la lucha contra el SIDA, impulsada por la muerte de su amigo Rock Hudson. Estuvo al frente de numerosas campañas de recaudación de fondos para la lucha contra esa enfermedad, motivo por el que recibió el Premio Príncipe de Asturias en 1992 y el título de Dama del Imperio Británico en el 2000.

Con Michael Jackson

Con Michael Jackson

También fue conocida por su gran amistad con Michael Jackson, que fue llamado, por ella y por primera vez, “Rey del Pop”, en un acto de entrega de premios. Michael le dedicó la canción “Liberian Girl”, y le escribió otra, con motivo de su cumpleaños en 1997, titulada “Elizabeth I love You”. La actriz estuvo siempre a su lado en los momentos más duros, incluso cuando fue acusado de abusar de menores.

Tras una larga estancia en el hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles, Elizabeth Taylor, falleció el pasado 23 de marzo a los 79 años de edad. ¡Descanse en paz!

Aída Trujillo Ricart               https://aidatrujillo.wordpress.com/

OTRAS NOTAS SOBRE LA GRAN ACTRIZ:

Con sus hijas, Liza Todd y María Burton

Con sus hijas Liza Todd y María Burton


Liz nos dejó estando acompañada de sus hijos Christopher y Michael Wilding, Liza Todd y María Burton. Y es que, el gran poderío que proyectó siempre en la gran pantalla, contrasta con numerosas enfermedades con las que tuvo que enfrentarse a lo largo de su vida.  Tuvo que ser intervenida quirúrgicamente en más de veinte ocasiones, sufría de diabetes desde hacía años y, finalmente, se vio obligada a utilizar una silla de ruedas, a causa de una osteoporosis.

“Su legado nunca desaparecerá”, ha declarado su hijo Michael. Mi madre era una mujer extraordinaria que vivió la vida al máximo, con gran pasión, humor y amor. Aunque su pérdida es devastadora para todos los que estábamos unidos a ella y la queríamos, siempre nos inspirará su perdurable contribución a nuestro mundo”.

Algo más sobre su filmografía (aunque hay más):

– Años 40: Alma rebelde (1943), adaptación de la célebre novela de Charlotte Brontë, en donde interpretó a una niña llena de vitalidad, acompañada de un lujoso reparto, encabezado por Joan Fontaine y Orson Welles.  “La cadena invisible (1943),  la primera aparición de la perra Lassie en la pantalla, Liz estuvo acompañada de otra estrella infantil de la época, Roddy McDowall. La película obtendría el Oscar a la mejor fotografía. “El Coraje de Lassie” (1946), “Mujercitas” (1949) de Mervyn Leroy y “Vivir con papá“, de Michael Curtiz.

Fotograma de la película National Velvet

Fotograma de la película National Velvet

– Años 50:  “El Padre de la Novia” (1950), “Quo vadis” (1951), “El Padre es Abuelo” (1951), “Un Lugar en el Sol” (1951), “Ivanhoe” (1952), en la que enamoraba a su propio hermano, interpretado por el actor Robert Taylor.  “La Senda de los Elefantes (1954), El Árbitro de la Elegancia (1954), “Beau Brummell” (1954), “La Última vez que vi París” (1954).  La célebre “Gigante” (1956), en donde compartió cartel con James Dean, película de acre recuerdo por ser la última del actor, que moriría en un accidente de tráfico.

Precisamente, ahora han salido a la luz unas impresionantes declaraciones que, sobre él, hizo Liz en una entrevista, hace catorce años. “Cuando Jimmy tenía 11 años, su madre murió y él comenzó a sufrir abusos por parte del pastor de su iglesia. Creo que aquello le atormentó durante el resto de su vida. De hecho, sé que fue así”. El contenido de la entrevista no había sido desvelado hasta ahora debido a un pacto que se hizo con el periodista que la realizó.

Fotograma del film La Gata sobre el Tejado de Zinc

Fotograma del film La Gata sobre el Tejado de Zinc

El Árbol de la Vida” (1957), “La Gata sobre el Tejado de Zinc” (1958), “De Repente, el Último Verano” (1959), dirigida por Joseph L. Mankiewicz.

– Elizabeth Taylor compartió protagonismo, en múltiples películas, con Richard Burton, además de “Cleopatra“, en donde su salario fue de un millón de dólares:

Divorce His, Divorce Hers, 1973

Divorce His, Divorce Hers, 1973

Hotel Internacional” (1963), “Castillos en la Arena” (1965), “¿Quién teme a Virginia Wolf?” (1966), película por la que Liz ganó su segundo Oscar, “La Mujer Indomable” (1967), “The Comedians” (1967), “Doctor Fausto” (1968), “La Mujer Maldita” (1968), “Pacto con el Diablo” (1972), por la que ganó el Oso de Plata a la mejor actriz en el Festival de Berlín, “Bajo el Bosque Lácteo” (1973) y, para la televisión, “Divorce His, Divorce Hers” (1973).

 

– Algunos de los films que rodó en su última etapa profesional fueron:  “Miércoles de Ceniza” (1973) de Larry Peerce, “El Pájaro Azul” (1976) de George Cukor, “El Espejo Roto” (1980) de Guy Hamilton, “The Flinstones. Los Picapiedra” (1994), adaptación de la serie de dibujos animados, producida por Steven Spielberg.

Algo más sobre su labor humanitaria y amistades (aunque hay mucho, mucho más):

La noticia de la muerte de Liz Taylor causó un gran impacto en Hollywood y las reacciones de las celebridades no se hicieron esperar.

Con Debbie Reynolds, Shirley MacLaine y Joan Collins

Con Debbie Reynolds, Shirley MacLaine y Joan Collins

“Elizabeth, a todos los niveles, fue una persona íntegra. Bondadosa, generosa, valiente”, dijo Jane Fonda en un comunicado.

Jane Fonda y Taylor compartieron escenas en “The Blue Bird” (1976).

Michael Caine, vía Twitter, escribió: “Muy triste escuchar acerca de mi preciosa amiga Elizabeth Taylor. Era un genial ser humano”.

El británico y la actriz coincidieron en el filme “Zee and Co.” (1972).

Por su parte la popular presentadora de televisión Barbara Walters dijo que había estado en contacto con Taylor los días previos a su muerte.

“Estábamos en contacto. Pensé que saldría adelante”, dijo Walters en el programa Good Morning America, del canal ABC. Además explicó que su amiga le había comentado que de todas las películas que rodó a lo largo de su carrera, le gustaría que el público la recordara por “Who’s Afraid of Virginia Woolf?”, filme por el que ganó uno de sus dos Óscar.

Larry King, ex presentador de la CNN, dijo a través de Twitter que la muerte de Taylor, “Una gran amiga”, supone el adiós a “una gran estrella y una mujer con agallas”. “Era tan especial… No veréis a alguien igual de nuevo”, escribió.

A través de esa red social se fueron acumulando millones de mensajes de usuarios anónimos, pero también de compañeros de profesión como las actrices Kirstie Alley o Marlee Matlin.

“Elizabeth… gracias por las lecciones de vida que me enseñaste… sufrimiento y alegría… eres la estrella más luminosa del universo. Amor eterno”, escribió Alley, mientras que Matlin, ganadora del Óscar por “Children of a Lesser God” (1986), dijo estar “muy sorprendida y triste” por el fallecimiento.

“Se va una auténtica leyenda de Hollywood. Que en paz descanse”, añadió.

Barbra Streisand

Barbra Streisand

Tras conocer la noticia de su fallecimiento, Barbra Streisand pronunció las siguientes palabras: “La muerte de Liz representa el fin de una era, no sólo porque ella fuese una gran estrella, sino por su labor humanitaria. Dio la cara a la lucha contra el Sida. Fue una mujer divertida y generosa”.

Con el actor Montgomery Clift

Con el actor Montgomery Clift

Elizabeth Taylor realizó un apoyo activo a las campañas contra el SIDA desde mediados de los 80, una época donde la enfermedad era aún un tabú para muchos.

Liz, 75 cumpleaños

Liz, 75 cumpleaños

Blog de WordPress.com.