Aída Trujillo

junio 2, 2011

Publicación realizada por Monseñor Ramón Benito De la Rosa y Carpio a Listín Diario, en el 50 aniversario de la muerte de Rafael Leonidas Trujillo Molina, y mi respuesta

                    Puntos de vista 29 Mayo 2011, 10:46 PM

Rafael Leonidas Trujillo Molina

Rafael Leonidas Trujillo Molina

UN MOMENTO

Fin de una era

Monseñor Ramón Benito De la Rosa y Carpio

Monseñor Ramón Benito De la Rosa y Carpio

Mons. Ramón Benito De la Rosa y Carpio

Estudiaba en el seminario, en el año 1961, 21 años de mi existencia, y cuando supimos la noticia de la muerte de Trujillo hicimos fiesta en el seminario. 50 años después, los dominicanos celebran el fin de la Era de Trujillo.

El coche en donde Trujillo fue acribillado

El coche en donde Trujillo fue acribillado

Palacio Nacional de Santo Domingo

Palacio Nacional de Santo Domingo

Sin lugar a dudas, y como acontece con todos los gobernantes de la tierra, nos quedan cosas positivas de Trujillo: ahí está el Palacio Nacional, para poner un simple ejemplo, pero sin lugar a dudas que la Era de Trujillo nos trajo muchos males, no aprendimos a ser democráticos, a vivir en libertad, y todavía pienso que una de las consecuencias que nos dejó Trujillo es esta violencia, esta criminalidad que estamos viviendo actualmente, porque no aprendimos a respetar las leyes libremente, sino porque estábamos obligados en esa época, y porque vivíamos con orden obligados.

Ahora que vivimos en libertad sabemos la importancia de la democracia. Las dictaduras, aunque dejen bienes, hacen también mucho daño.

Ojalá no volvamos atrás y ojalá podamos seguir superando los daños que nos dejó la Era de Trujillo.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.

MI RESPUESTA AL LISTÍN DIARIO, ENVIADA EL 2 DE JUNIO DE 2011

(ESPERO QUE SE PUBLIQUE)

Estimado Sr. Franjul:

Me dirijo a usted para responder a un artículo que escribió, en su distinguido diario, nada menos que un sacerdote, en este caso, Monseñor Ramón Benito De la Rosa y Carpio.  No tengo el gusto de conocerle pero sé que es muy querido en nuestro país y que, por lo que he leído, su trayectoria ha sido intachable.

Monseñor De la Rosa y Carpio

Monseñor De la Rosa y Carpio

No quisiera, con esta misiva, herir a ningún creyente ni a nadie.  Si le escribo es porque me sorprendió que, un representante de Jesucristo, fuesen las que fuesen sus ideas político-sociales, afirme, sin ningún pudor (sic):  “Estudiaba en el seminario, en el año 1961, 21 años de mi existencia, y cuando supimos la noticia de la muerte de Trujillo hicimos fiesta en el seminario.”

¿Desde cuando un auténtico católico celebra la muerte de un ser humano?  ¿No nos manda, el V Mandamiento de la Ley de Dios, “No matarás”?  Que yo sepa, no existen excepciones a dicho mandato.  Quizás él, sí lo sepa.

Usted ya conoce sobradamente cual es mi idea sobre las dictaduras pues la he comentado, públicamente, en muchas ocasiones.  Pero, como creo en el fundador de la Iglesia, Jesús de Nazareth, me extrañó y decepcionó su escrito.

Jesús siendo apresado en el Huerto de Getsemaní

Jesús siendo apresado en el Huerto de Getsemaní

Como Monseñor sabe, mejor que usted y que yo, que cuando fueron a prender a Nuestro Señor, ocurrió lo que he copiado de los Evangelios:

“Viendo, pues, los que con Él estaban, lo que ocurría, le preguntaron: «Señor: ¿herimos a cuchillo?» Y sin esperar respuesta, uno de ellos, Simón Pedro, con su brío acostumbrado, desenvainó la espada, e hirió a un siervo del príncipe de los sacerdotes, cuyo nombre era Malco, seccionándole la oreja derecha.

«–¡Basta! –exclamó Jesús. Y, dirigiéndose a Pedro,dijo–: Vuelve tu espada a la vaina, porque todos los que se sirven de la espada, a espada morirán. O ¿piensas que no puedo orar a mi Padre, y me daría ahora más de doce legiones de ángeles? Pero, el cáliz que me dio mi Padre ¿no lo he de beber? Y ¿cómo se cumplirán las Escrituras, según las cuales conviene que así suceda?»

No quiso el Señor que sus enemigos tuvieran que echarle en cara el daño causado a un pobre hombre por sus discípulos; «y tocando la oreja del siervo, le sanó».”

Pintura obra de Francisco de Zurbarán

Pintura obra de Francisco de Zurbarán

No conozco ninguna historia en la que Jesús celebrase el fallecimiento de nadie.  Si Monseñor la conoce, me gustaría que nos la contase.  Otra cosa es sentir alivio por haberse librado de cualquier tipo de dictadura o imposición injusta.

También quiero recordarle, pues por su forma de expresarse parece haberlo olvidado, lo que fue la tristemente famosa “Santa Inquisición”, que de santa no tenía nada.  Tenía pensado hablar de ello en mi columna semanal en El Nacional, curiosamente.  He recabado, pues, bastante información que iré publicando por capítulos, pues la historia es muy larga, muy extensa y… ¡terrible!

Este tribunal eclesiástico fue establecido, como sabemos, para inquirir y castigar los delitos contra la fe. Sus orígenes se encuentran en la persecución de las herejías populares del siglo XII.

Desde sus comienzos hasta su total finalización, acontecieron millones de barbaridades, crímenes y refinadamente rebuscadas torturas pues, al parecer, no fue abolida definitivamente hasta el año 1834.  Muchos siglos dan para mucho.

Instrumentos de tortura de la Santa Inquisición

Instrumentos de tortura de la Santa Inquisición

Tomás de Torquemada

Tomás de Torquemada

Reina Isabel La Católica

Reina Isabel La Católica

Pero, lo que no he encontrado, por más que he investigado, es que la Iglesia celebrase su abolición, ni tampoco el fallecimiento del también tristemente famoso Tomás de Torquemada, el primer gran Inquisidor de España, en el siglo XV, y confesor de la Reina Isabel la Católica.

Quiero recordarle también que, en la época en la que su vocación le llamó a convertirse en sacerdote, Trujillo firmó el Concordato con la Iglesia (año 1954), cuyo Papa era entonces, Pío XII.  Éste bendijo el armamento de Hitler y la Iglesia gobernaba, junto a su dictador, Francisco Franco, en España.

Pío XII junto a Hitler

Pío XII junto a Hitler

Si me equivoco, también le ruego a Monseñor que me lo haga saber, para poder informar bien a mis lectores.  Pero lo de España lo he vivido y sufrido en carne propia y, lo de la unión de Trujillo con la Iglesia, también.

Francisco Franco bajo un palio

Francisco Franco bajo un palio

Estuve presente en ese viaje, aunque aún no había cumplido los dos años de edad, pues fui bautizada por Franco y su señora, Dª Carmen, antes de viajar a Roma.  Mi madre, que era muy católica, conservaba un pergamino con la imagen de Pío XII, en el que bendecía a Trujillo y a su familia.  Al fallecer ella, lo destruí, por la rabia que me producía ver tanta hipocresía.  Ahora me arrepiento de ello pues era un documento bastante valioso.

Los libros, a partir del siglo XVI, debían tener, antes del texto y después de la portada, una serie de páginas, denominadas preliminares, que le daban legalidad a la obra para poder ser leída, comprada y distribuida en el reino español.

Los libros, a partir del siglo XVI, debían tener, antes del texto y después de la portada, una serie de páginas, denominadas preliminares, que le daban legalidad a la obra para poder ser leída, comprada y distribuida en el reino español.

Trujillo junto al Papa Pío XII

Trujillo junto al Papa Pío XII

Monseñor prosigue, en el arriba mencionado artículo (sic): “Ahora que vivimos en libertad sabemos la importancia de la democracia. Las dictaduras, aunque dejen bienes, hacen también mucho daño.  Ojala no volvamos atrás y ojala podamos seguir superando los daños que nos dejó la Era de Trujillo”.

Hace cincuenta años que se supone que se supone que vivimos en democracia.  Que no se me malinterprete.  He afirmado, y sigo haciéndolo, que no creo en dictaduras, ni de derechas ni de izquierdas.  Pero tampoco creo en las religiosas, que pueden llegar a ser aún peores.

Juan Pablo II junto a Fidel Castro

Juan Pablo II junto a Fidel Castro

Juan Pablo II junto a Pinochet

Juan Pablo II junto a Pinochet

Pío XII junto a Mussolini

Pío XII junto a Mussolini

Imagino que en el 1884, cincuenta años después de ser abolida definitivamente la Inquisición, muchísimas personas pensarían lo mismo que Monseñor.  “Ahora que vivimos en libertad, que no nos van a mandar a la hoguera por cualquier cosa (una herejía era fumar tabaco, por ejemplo), que no nos van a torturar por no pensar como ellos quieren, sabemos la importancia que esa abolición tiene. Ojala nunca volvamos atrás y podamos superar los múltiples daños causados por ese malévolo tribunal eclesiástico.”

Señor Franjul, le agradezco su atención y le mando un cordial saludo,

Aída Trujillo Ricart

abril 15, 2011

Publicaciones en el periódico El Nacional, Curiosidades: Inventos españoles a lo largo de la historia, primera parte

 14 Abril 2011, 12:26 PM

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Escrito por: Aida Trujillo

 Curiosidades: Inventos españoles a lo largo de la historia, primera parte

 El pasado domingo, día 10, concluyó el Salón Internacional de Invenciones de Ginebra, en donde se expusieron mil nuevos proyectos nuevos, dieciocho de ellos, españoles. La mayoría desconoce los muchos inventos que se han hecho en España, cuando la realidad es que este país se ha caracterizado, constantemente, por ello. He aquí un registro de los más conocidos y un breve relato biográfico sobre sus creadores:

Submarino de Isaac Peral

Submarino de Isaac Peral

Isaac Peral (1851-1895), ingeniero y marino, en el año 1887, diseñó y construyó un submarino propulsado eléctricamente que revolucionó la navegación subacuática. Sus pruebas resultaron un éxito, pero la marina española desautorizó el proyecto. Su invento se desechó aunque contaba con todas las funciones básicas de los submarinos militares modernos. 

Peral enfermó de cáncer y meningitis y murió con 44 años sin recibir ningún tipo de reconocimiento.

Emilio Herrera Linares (1879-1967)  fue un ingeniero militar que diseñó el primer traje espacial. España podría haber sido pionera en la carrera espacial, gracias a la inventiva, conocimientos y dedicación de este español que se enfrentó a Franco. Pero Herrera sólo obtuvo reconocimiento en el extranjero ya que su pertenencia al Bando Republicano hizo que tuviera que exiliarse, falleciendo en Ginebra.

Isaac Peral

Isaac Peral

Emilio Herrera y su traje espacial

Emilio Herrera y su traje espacial

Llegó a ser Presidente dela República en el exilio y hasta tuvo sus más y su menos con Einstein. Su “escafandra de vuelo” fue utilizada como base para diseñar los modernos trajes de astronauta.

Juan de la Cierva(1895-1936), aviador y científico español, inventó el autogiro, precursor del helicóptero, en 1920. El primer aparato se elevó aproximadamente 200 metros en 1923, y realizó tres vuelos sucesivos. De la Cierva continuó desarrollando sus diseños, haciendo volar un autogiro a través del Canal de la Mancha en 1928, y desde Inglaterra a España en 1934. Sin embargo, no vivió lo suficiente para ver su autogiro convertido en helicóptero. Irónicamente murió en un accidente aéreo cuando el avión en el que viajaba de Londres a Amsterdam se estrelló durante el despegue.

Juan de la Cierva y su autogiro

Juan de la Cierva y su autogiro

Torres Quevedo y su calculadora

Torres Quevedo y su calculadora

Las calculadoras científicas posteriores descienden del invento de Leonardo Torres Quevedo (1852-1936). En la misma época, Torres inventó el Telekino, el primer sistema de control a distancia, el primer mando a distancia, la máquina de escribir; el puntero láser y  un modelo de dirigible semi rígido. Otro gran invento suyo fue el teleférico (1887), con el nombre de aerotransbordador o aerocar. Su invento fue objeto de burlas en Suiza pero, tras construir un funicular en San Sebastián en 1907, se convirtió en un gran éxito mundial. El más famoso de todos se construyó en 1916 en las Cataratas del Niágara y todavía sigue utilizándose hoy en día.

Teleférico de Torres Quevedo

Teleférico de Torres Quevedo

Fue un español, el comandante e ingeniero Julio Cervera (1854-1929), quien once años antes que Marconi, logró transmitir la voz sin cables de Alicante a Ibiza.
Julio Cervera

Julio Cervera

No obstante, el invento de la radio se le ha atribuido al italiano, a quien le sobraban los apoyos, contrariamente al español que carecía de ellos y de una patente, lo que explica su anonimato.

 El origen de los cigarrillos data del siglo XVI, cuando los indigentes sevillanos comenzaron a acumular los desechos de las hojas de tabaco, que después trituraban y enrollaban con papel de arroz. Esta práctica fue exportada por los marineros a todo el mundo pero fue en España donde se empezó a manufacturar a comienzos del siglo XIX.   Continuará. 

Plantación de Tabaco del Siglo XIX

Plantación de Tabaco del Siglo XIX

 

NOTA ABREVIADA SOBRE LA HISTORIA DEL TABACO (Fuente: http://www.vegasdelcaribe.com)

Hablar de tabaco, y por ende, hablar del cigarro puro, es hablar de historia. Se desconoce la fecha exacta en que comenzó a cultivarse esta planta, aunque ciertas investigaciones estiman que la entrada dela Nicotiana Tabacumen Cuba tiene lugar a través de los Aravacas y lo datan entre el dos mil y tres mil años antes de Cristo. No obstante, este cultivo para Europa fue desconocido hasta que en el año 1492 Cristóbal Colón descubrió “el puro”, al mismo tiempo que el Nuevo Mundo.

Los Mayas y el Tabaco

Los Mayas y el Tabaco

 Cuando desembarcaron en Cuba lo primero que vieron fue a un gran número de indios; hombres y mujeres, que sostenían un pequeño tizón encendido en la mano para prender fuego a unas hierbas, con las cuales se ahumaban según su costumbre. Posiblemente, Colón desconociera que había descubierto el tabaco a la vez que América, fueron necesarios cien años para que el tabaco circulara en algunos puertos españoles como Sevilla, Cádiz, Moguer, Cartagena. El resto de Europa no tardaría en conocer las excelencias de la nueva planta. 

 El tabaco ha sido sagrado en América y mágico en Europa. En América del sur, fue considerado como medicina milagrosa, elemento imprescindible de las ceremonias religiosas y militares, alucinógeno e incluso complemento dietético. Para los brasileños, es un mito donde se dice que el tabaco es un atributo de Dios, que es su representante en la tierra. Para los Mayas del Yucatán, las estrellas fugaces son las cenizas incandescentes de sus enormes cigarros, el trueno es el ruido de dos gruesas rocas que hacen chocar al modo de lumbre y los relámpagos son las chispas que se desprenden; en cuanto a las nubes, son el humo de los puros del dios de la lluvia, por ello ofrecían sus primeras cosechas a los dioses. Los Indios del Caribe utilizaban el tabaco para drogarse, el indio vivía envuelto en humo.

La primera conquista del puro, fuera de su área original, fue Birmania. Desde la introducción del tabaco este pueblo quedó prendado de sus excelencias de tal forma que se agujereaban el lóbulo de la oreja, para introducir en él, el puro.

Rodrigo de Jerez, primera "víctima del tabaco"

Rodrigo de Jerez, primera "víctima del tabaco"

Para los primeros fumadores de Europa, el tabaco era una fuente de placer, tenían razones para oponerse a los detractores del tabaco y a los grandes que quisieron hacer de él un medicamento. Rodrigo de Jerez, descubridor junto a Colón de las Américas, sucumbió a los placeres del tabaco y de regreso a España quiso disfrutar del placer de fumar la nueva planta ante su familia y amigos y al ser sorprendido echando humo por la boca fue confundido con un poseso del demonio y enviado a prisión por el Santo Oficio. De esta forma el tabaco se cobraría su primera víctima.

Mosaico en memoria de Rodrigo de Jerez

Mosaico en memoria de Rodrigo de Jerez

Los españoles fueron los primeros en disfrutar del placer de fumar tabaco y en sufrir los castigos y prohibiciones. Enla Iglesia, no tuvo buena aceptación y las arbitrariedades inquisitoriales incapaces de reconocer más humo que el del incienso dejaron paso a las prohibiciones regias propiciadas unas veces por superstición y otras, las más, por intereses convencionales y económicos.

Tardaría mucho tiempo , antes de que el puro se aceptara como goce y placer, a este lado del Atlántico. En España Felipe II prohibió por Real decreto la venta privada del tabaco en Panamá so pena de multa y destrucción del tabaco requisado. Posteriormente firmó el primer decreto que regulaba el comercio del tabaco en Cuba, y solo en Cuba, puesto que ya se había considerado como el mejor del mundo. El propio médico de este monarca, curaba el asma con las hojas secas de tabaco enroladas de forma que se pudiese aspirar el humo. 

Felipe III toma una decisión radical prohibiendo durante diez años el cultivo de tabaco en las islas de Cuba; Margarita y Puerto Rico, en Cumaná y Nueva Andalucía, se pretendía que los nativos se dedicasen a trabajar en las minas de oro y otro tipo de cultivo más rentables para la corona. Hasta dos años antes de la muerte de este monarca no se reconocería el gran poder económico del oro pardo tropical que suponía el cultivo del tabaco.

Felipe III

Felipe III

 España, siendo la primera colonia en América, fue la primera e recibir las semillas de una variedad mexicana Nicotiana Tabacum, se fomentó su cultivo en Cuba y se importaron esclavos de África, para aumentar la superficie de plantación, ya que los indios autóctonos prácticamente habían desaparecido. España se empeñaba en mantener su monopolio.

Madrid prohibió a sus súbditos, so pena de muerte, vender tabaco a los extranjeros. Toda la producción del imperio debía enviarse a Sevilla, donde la Casa de Contratación de Indias estaba apoderada para garantizar la distribución mundial del tabaco. Pero Madrid pronto tuvo plena conciencia del gran valor de “la perla de las antillas” y a partir de mediados del S. XVII la entrada del tabaco procedente deLa Habana en España estuvo sometida al pago de derechos de aduana y su cultivo que fue declarado “regalo de la corona”. Cuba se convirtió en el país privilegiado en la producción y envíos de tabaco, no sólo a España sino a todo el imperio “ no hay nada más importante que el tabaco”, se decía allí, por entonces. En Sevilla fue construida una fábrica a finales del S. XVII, para producir tabaco de mascar utilizando las mejores hojas de las vegas tabaqueras. 

Cigarreras de Sevilla, parte del óleo del pintor Walter Gay

Cigarreras de Sevilla, parte del óleo del pintor Walter Gay

Es a comienzos del S. XIX cuando el tabaco deja de ser un medicamento para convertirse en un placer, único goce supremo, símbolo de bienestar. Desde su descubrimiento, el consumo del puro estuvo confinado prácticamente a su área originaria, a partir de este siglo, con el progreso cultural y religioso se comenzará a consumir el cigarro puro, “la única voluptuosidad” en su forma natural. Los consumidores de rapé son cada vez más escasos, y la costumbre de mascar tabaco casi ha desaparecido. En este siglo, se registran las primeras marcas de puros, con los nombres Bernardino Recunrrel y Cabañas y Carvajol. Posteriormente se unirían otras como Montecristo, Fígaro, Punch, Upmann. En Europa, se había estado consumiendo tabaco en todas sus formas, de mascar, en infusión, fumar en polvo, pero no el puro. 

Con la aparición y desarrollo del barco a vapor favorecerá la multiplicación de los intercambios, las marcas, las fábricas y las plantaciones que las abastecen, el movimiento es tan fuerte que a mediados del siglo, el cultivo de las Vegas del tabaco adquiere tanta importancia que acaba recibiendo el modesto pero indiscutible nombre de calidad de La Habana, a este tabaco se le empieza a conocer como habano.

………….. (Para seguir leyendo este interesante artículo, dirigirse a la web arriba reseñada)

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.