Aída Trujillo

septiembre 18, 2012

Publicaciones en el periódico El Nacional,11 de septiembre, fecha clave de la historia mundial

14 Septiembre 2012, 11:46 AM

Vivencias cotidianas de allí y aqui

11 de septiembre, fecha clave de la historia mundial

Escrito por: Aida Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

Atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York

Atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York

El 11 de septiembre ha marcado varios acontecimientos históricos mundiales, aunque el más reciente y, por ello, posiblemente, el más recordado, fue el  atentado que sufrieron las Torres Gemelas de Nueva York, en el año 2001.

Escalofriante imagen de personas lanzándose al vacío desde una de las Torres Gemelas

Escalofriante imagen de personas lanzándose al vacío desde una de las Torres Gemelas

El terrible hecho fue atribuido a la organización Al-Qaeda, cuyo fundador fue Osama Ben Laden. Alrededor de tres mil muertos fue el saldo que dejaron los terroristas, marcando, de forma funesta y nefasta, el principio de la primera década del siglo XXI.

Sin embargo, también existen otros sucesos que acaecieron en esta fecha y que ya forman parte de la historia. He aquí alguno de ellos.

Bombardeo del Palacio de La Moneda en Santiago de Chile durante el Golpe de Estado

Bombardeo del Palacio de La Moneda en Santiago de Chile durante el Golpe de Estado

El 11 de septiembre de 1973 esculpió una parte importante de la historia de Chile, ya que, un golpe de Estado liderado por Augusto Pinochet, derrocó a Salvador Allende, legitimo presidente de esa nación.

Augusto Pinochet junto a su esposa Lucía Hiriart

Augusto Pinochet junto a su esposa Lucía Hiriart

El susodicho golpe empezó de madrugada, con el alzamiento de la Armada de Chile, desencadenándose por todo el territorio del país y culminando con la muerte de Allende y la de miles de chilenos.

Pablo Milanés, el célebre cantautor cubano, dedicó, en su conocido álbum “La vida no vale nada”, una hermosa canción al malogrado mandatario, cuyo título es “A Salvador Allende en su combate por la vida”. De gran belleza musical y literaria, recomiendo que la escuchéis con atención, si no lo habéis hecho ya.

En la misma fecha del año 1971, falleció Nikita Kruschev, máximo dirigente de la URSS, entre 1953 y 1964. Kruschev participó en la Revolución bolchevique del 1917 y luchó en el Ejército Rojo durante la Guerra Civil, de 1918 a 1920.

Nikita Kruschev

Nikita Kruschev

Este célebre dirigente orientó la política soviética a un sentido más liberal, aunque siempre se mantuvo dentro del dogma comunista. Impulsó la reconciliación con Yugoslavia e intervino para abatir la revuelta anticomunista de Hungría en 1956 y en “romper” China en 1961.

Entre las medidas de apertura política destacaron el traspaso de la administración de los gulag del ministerio del Interior al de Justicia, hasta su supresión en 1956, y la aprobación de varias amnistías y revisiones de procesos que condujeron a la liberación de numerosos presos políticos.

Kruschev y Stalin en 1936

Kruschev y Stalin en 1936

Bajo este espíritu se creó en 1954 la posteriormente poderosa y temida KGB, a efectos de quitarle al ministerio del Interior los temas relacionados con la seguridad del estado. Aunque sus rivales en la cúpula del poder político lo acusaron de haber facilitado con su política imprudente las insurrecciones de Polonia y Hungría, y perjudicado a la industria pesada con sus megalómanos proyectos agrícolas en Asia, Kruschev les imputó ser estalinistas y logró apartarlos de la actividad política.

Kruschev y Eisenhower, con sus respectivas consortes, en el año 1959

Kruschev y Eisenhower, con sus respectivas consortes, en el año 1959

Kruschev marcó un nuevo estilo político en la URSS. A diferencia de lo que ocurrió durante el estalinismo, los rivales no fueron eliminados físicamente; simplemente, se los apartó del poder.

Otro 11 de septiembre, éste más agraciado que los anteriores, fue el del año 1945, ya que, el representativo saludo fascista, dejó de ser forzoso, en España.

Esta obligación se había implantado, de forma ineludible, una vez establecido el régimen del General Franco.

Franco aplicó el saludo fascista en España

Franco aplicó el saludo fascista en España

Saludo fascista a la salida de la División Azul, 1942

Saludo fascista a la salida de la División Azul, 1942

Emblemática y terrorífica, esta señal la utilizaban los seguidores de los movimientos fascistas.

Fue adoptada por el  Partido Nazi, como gesto de lealtad hacia su líder, Adolf Hitler, acompañada por una desgraciadamente conocida exclamación: ¡Heil Hitler!

Adolf Hitler

Adolf Hitler

General Justo José de Urquiza

General Justo José de Urquiza

En el año 1852 estalló una revolución en Buenos Aires, reacción en contra de las condiciones impuestas por Justo José de Urquiza, que colaboró con el dictador Juan Manuel de Rosas, pasando a ser gobernador de la provincia de Entre Ríos. Allí realizó reformas económicas y educativas de gran prestigio.

Después de ser ascendido a general, se opuso a Rosas, con la ayuda del Partido Federalista. Inició la lucha contra el centralismo de Buenos Aires que, temerosa de perder sus privilegios, se rebeló contra la Confederación. En 1859 dejó su cargo de presidente y continuó como gobernador de Entre Ríos.En 1862, el general Mitre se proclamó presidente. Su falta de apoyo al gobierno le hizo perder la confianza popular, enemistándolo con los federalistas radicales.

Bartolomé Mitre

Bartolomé Mitre

El 11 de septiembre las fuerzas militares de la ciudad se presentaron en la Plaza de Mayo, dirigidas por el general José María Pirán.

General José María Pirán

General José María Pirán

La Legislatura desconoció al Congreso Constituyente, retiró los diputados y reasumió el manejo de las relaciones exteriores. Buenos Aires quedó separada de la Confederación. Urquiza se retiró, muriendo asesinado, junto a sus hijos, por un grupo de insurrectos federalistas.

Carta de Bartolomé Mitre a José María Pirán

Carta de Bartolomé Mitre a José María Pirán

Otro 11 de Septiembre, el del 1714, Barcelona se rindió ante las tropas de Felipe V, poniendo fin a la guerra de sucesión en la que Cataluña se puso del lado del archiduque Carlos de Austria.

Archiduque Carlos de Austria

Archiduque Carlos de Austria

Felipe V

Felipe V

Desembarco del archiduque Carlos de Austria en Barcelona

Desembarco del archiduque Carlos de Austria en Barcelona

julio 1, 2011

Publicaciones en el periódico El Nacional, ¿Quien es Katrin Himmler? Versión ampliada.

23 de Junio 2011, 11:14 AM

Berlín 1940

Berlín 1940

Katrin Himmler

Katrin Himmler

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Escrito por Aída Trujillo Ricart

 

¿Quién es Katrin Himmler?

Hace poco, un familiar muy querido, me envió información sobre un libro, cuyo título es ”The Himmler Brothers”, que fue escrito por una sobrina-nieta del tenebrosa y cruelmente famoso Heinrich Himmler.

Heinrich Himmler

Heinrich Himmler

Este hombre, como sabemos, está considerado como el más grande asesino de la historia de la humanidad. Fue uno de los más connotados y perversos dirigentes de las siniestras SS y el ideólogo y organizador de los campos de exterminio del régimen nazi.

Auschwitz

Auschwitz

La creación del escrito empezó a producirse cuando Katrin, su autora, decidió investigar el oscuro pasado de sus antecesores. El texto se remonta hasta la época de sus bisabuelos, Joseph-Gebhard,  católico extremista, metódico y autoritario, y Anna Himmler.  Éstos fueron padres de tres hijos: Gebhart (1898-?), Heinrich (1900-1945) y Ernst-Hermann (1905-1945), abuelo paterno de ella.

El libro “The Himmler Brothers”, publicado en 2007 por Macmillan, ha sido traducido del alemán a varios idiomas. En él, Katrin describe, con detalle y sinceridad, los antecedentes culturales e ideológicos de su familia.

Cuando Katrin Himmler nació, su abuelo llevaba 20 años muerto. Ernst Himmler era el hermano menor del ejecutor de la solución final, Heinrich Himmler.

Cuando Katrin Himmler nació, su abuelo llevaba 20 años muerto. Ernst Himmler era el hermano menor del ejecutor de la solución final, Heinrich Himmler.

Relata la forma en la que los Himmler fueron educados y los acontecimientos que provocaron que, los tres hermanos, se alistaran en el partido nazi.

El destino jugó un papel importante en su vida.  Heinrich y Gebhart conocieron personalmente a Hitler y fue cuando se alistaron en el partido nazi.  Posteriormente Ernst les imitó.

Heinrich consiguió una posición de mando desde donde siempre protegió a su hermano menor. Habitualmente imponía su voluntad sobre él y los demás subordinados. Al igual que muchos miembros del partido, este hombre decidió imponer los prejuicios racistas que causaron la muerte de más de 50 millones de personas.

Cursó estudios en los que obtuvo el título de Ingeniero agrónomo y posteriormente alcanzó un doctorado del mismo.

Los hermanos Himmler: Ernst, Heinrich y Gebhard

Los hermanos Himmler: Ernst, Heinrich y Gebhard

Ernst, por su lado, estudió Ingeniería eléctrica y se dedicó a las telecomunicaciones. A continuación, trabajó en el Ministerio de Propaganda y, bajo las órdenes de Joseph Goebbels, fue encargado de la estación oficial nazi de radio en Berlín.

Nacida en Alemania en el año 1967, Katrin completó sus estudios de Ciencias Políticas y, además de su idioma natal, domina el inglés y el español.

“Heinrich Himmler y sus SS no carecían de moral, sabían perfectamente que lo que estaban cometiendo era un colosal crimen”, asegura, en sus declaraciones, cuando se refiere a su tío abuelo, mentor de los campos de concentración nazis. “Pero, de acuerdo con su pervertida forma de verlo, esto era algo necesario.

Incluso los niños judíos debían ser eliminados, para evitar futuras venganzas por el asesinato de sus padres. Las SS estaban convencidas de que estaban haciendo ese repugnante, feroz e inhumano `trabajo´ por el bien de sus conciudadanos y por el futuro de un sólido imperio alemán”.

The Pianist (2002), película de Roman Polanski basada en la vida de Wladyslaw Szpilman durante el Holocausto

The Pianist (2002), película de Roman Polanski basada en la vida de Wladyslaw Szpilman durante el Holocausto

La descendiente de Himmler relata, entre otras cosas: “A los once años, cuando vi la película «Holocausto», comencé a tomar conciencia de la dimensión que tienen los asesinatos en masa.  Aunque en mi casa no se había tocado el tema, desde niña tuve la curiosidad por conocer mis antecedentes familiares.”

“No conocí a mi abuelo paterno. ” prosigue “Mi padre no lo mencionaba con frecuencia. Toda relación con ese pasado estaba `escrita y terminada´, según repetía él. A menudo encontraba, entre nosotros mismos, barreras que no podía ver ni entender. Mi abuela Paula, esposa de Ernst, murió en 1986, y siempre respondía con silencio y lágrimas.

Para ella, los doce años terribles del Tercer Reich fueron también los de su matrimonio con Ernst; desde su punto de vista personal, los más felices de su vida. Más tarde entendió, obviamente, que también su marido estuvo directamente implicado en el engranaje nazi.  Aún así, siempre le resultó muy difícil hablar de ello con mi padre.”

Fotografía de la cabeza de una víctima de Auschwitz, transformada en objeto de decoración. La esposa del comandante del campo de Buchenwald fue una reconocida coleccionista de ellos. Algunas familias alemanas los tuvieron en sus hogares, a modo de trofeo. Estos hechos demuestran el grado de complicidad del pueblo alemán en el holocausto.

Fotografía de la cabeza de una víctima de Auschwitz, transformada en objeto de decoración. La esposa del comandante del campo de Buchenwald fue una reconocida coleccionista de ellos. Algunas familias alemanas los tuvieron en sus hogares, a modo de trofeo. Estos hechos demuestran el grado de complicidad del pueblo alemán en el holocausto.

En su libro, Katrin nos relata el silencio en el aula de su colegio cuando un alumno le preguntó si era pariente de “ese Himmler”.  La maestra tuvo la delicadeza de disimular y lanzó balones fuera para distraer a los chicos.

Manuscrito de Heinrich Himmler

Manuscrito de Heinrich Himmler

“En realidad no lo he sufrido demasiado, por mi generación, ya distante de todo eso. Mis progenitores sí, y mucho, ya que fueron maldecidos y atacados. Mi padre vivió la hostilidad de la gente y, lo que era a veces peor, la admiración de los que le decían: ‘ Tu padre era un gran hombre, y tu tío, también’.”

“Éste, constantemente, temió que el suyo hubiese estado envuelto en los asesinatos, aunque, por entonces, nunca compartió conmigo ese miedo. Crecí con la consciencia de que Heinrich fue un criminal al contrario del resto de la familia. Hasta el día en que él mismo me pidió que acudiese al archivo de Berlín”.

Anna Frank

Anna Frank

En 1997 Katrin accedió a los archivos federales nazis en Berlín, después de haber contraído matrimonio con un hombre judío, Dani, descendiente de una familia diezmada en la década de los 40.

Después, ambos viajaron a Cracovia, para investigar sobre las atrocidades y exterminio de gran parte de la familia de él.  Encontraron, además, documentos sobre la autorización de su tío-abuelo Heinrich del exterminio judío en Europa.

Cracovia

Cracovia

En Polonia pudieron atestiguar algunos de los sitios donde se cometieron los mayores genocidios de la era nazi.

Existen miembros de la familia de Katrin que todavía apoyan esa terrorífica ideología.  Sin embargo, ella afirma: “Sí, es así, pero para ser honesta, no tengo relación con ellos.  Por supuesto, a Gudrun, la hija de Heinrich, no le gusta en absoluto mi libro, ya que sigue siendo una activista de derechas y una defensora de su ‘buen padre´'”, añade.

Gudrun Himmler Burwitz

Gudrun Himmler Burwitz

A partir del año 2007, Katrin Himmler prorrumpió en la vida pública como escritora y como reconocida familiar directa de aquellos perpetradores. Ha recibido amenazas, la mayoría de ellas por correo y/o por teléfono, pero, según explica, nunca de parte de judíos, sino de miembros y familiares de partidos neo-nazis.  Éstos la acusan de escribir en contra de “la grandeza del nacional socialismo”.

La lista de Schindler y en el centro, una imagen del empresario

La lista de Schindler y en el centro, una imagen del empresario

Esta todavía joven mujer es madre de un muchacho que ha aprendido mucho sobre la historia y el pasado de ambas familias.  Según ella misma declaró “No parece que le suponga un problema comprenderlo”. Opina que su hijo, ocupa una posición especial que le permite establecer puentes entre los dos bandos: el de los autores de los crímenes y el de las víctimas.

“Mi compromiso con mi hijo es que conozca toda la verdad. Deseo que viva y estudie por un mundo mejor, libre de prejuicios. Comprendo que es muy difícil entender la razón por la cual un lado de su familia trató de exterminar al otro lado.”

Al habérsele hecho otra pregunta muy personal: “Por diferentes motivos te separaste de tu esposo. ¿En algún momento de enojo llegaste a pensar que esto era debido a que él es judío?  ¿En alguna ocasión él te recriminó el hecho de ser la nieta de un nazi?” Katrin respondió que no había sido nunca así.  Añadió que Dani, su ex marido, siempre será el padre de su hijo y que, sus diferencias conyugales, nunca estuvieron relacionadas con la religión ni con la política.

La lista de Oskar Schlinder salvó a 1.200 personas, 60 de los liberados por el empresario continúan con vida.

“Creo que es absurdo negar el holocausto. Las pruebas son contundentes, absolutas, indiscutibles y de dominio público. Basta con ir a los diferentes campos de exterminio y/o a las bibliotecas y archivos. Algunos tratan de manejar la historia según su conveniencia. Y es cierto que el peor ciego es el que no quiere ver…

Tumba de Schlinder

Tumba de Schlinder

“La historia une a Alemania como iniciadora de ambas guerras mundiales. Al ver mi apellido dentro de la lista de los responsables de la Segunda Guerra Mundial, decidí preguntar a mis padres, tíos y primos. Mis padres intentaron decirme siempre la verdad sobre lo que sabían, aunque no les resultaba fácil, como es obvio.”

Moneda de los años 40, con su esvástica correspondiente

Moneda de los años 40, con su esvástica correspondiente

El Reichsparteitag de Nürnberg

El Reichsparteitag de Nürnberg

Katrin

Katrin

“Otros familiares, sin embargo, afirmaban que ese capítulo de la historia familiar estaba cerrado. Algunos incluso se atrevían a decir que, el antecedente familiar nazi, era el mayor orgullo familiar.”

Al tomar conciencia del rol que había tenido buena parte de su familia durante el período nazi, Katrin reconoce haber sentido vergüenza y culpa.

Cientos de judíos, en el interior del campo de concentración de Auschwitz, en 1945, lugar donde se asesinaron a cerca de seis millones de personas.

Cientos de judíos, en el interior del campo de concentración de Auschwitz, en 1945, lugar donde se asesinaron a cerca de seis millones de personas.

Recuerdo anual del holocausto. Los judíos salvados por Schindler encabezan en Polonia la 'Marcha de la vida'. Ludwik Kuczer, 87, uno de los judíos salvados por Schindler, durante el homenaje

Recuerdo anual del holocausto. Los judíos salvados por Schindler encabezan en Polonia la ‘Marcha de la vida’. Ludwik Kuczer, 87, uno de los judíos salvados por Schindler, durante el homenaje

Bombardeo de Londres 1940

Bombardeo de Londres 1940

Asedio de Varsovia

Asedio de Varsovia

“Más tarde me di cuenta de que no debía sentirme culpable por lo que otros habían hecho. Pero aún hoy siento cierta responsabilidad, no sólo como descendiente, sino también como alemana de una generación más joven, que tuvo el privilegio de crecer en paz y democracia.”

“En general, creo que todos deberíamos conocer nuestro pasado familiar y nacional, ya que este influye en nuestras biografías, en nuestra actitud y en la forma en la que nos relacionamos. Ser consciente de ello nos ayuda a actuar de una forma responsable y tolerante respecto a los demás”.

Katrin, presentando su libro

Katrin, presentando su libro

Para redactar “Los hermanos Himmler (Historia de una familia alemana)”, Katrin necesitó ayuda de su familia política, que sufrió en carne propia los horrores de la persecución y la matanza instituida.

A través de sus suegros pudo confirmar el hecho de que el antisemitismo estaba ya muy propagado en Alemania, antes del nazismo.  Esto fue algo que convirtió al país en terreno fértil para el horror que había de producirse a posteriori.

“Muchos no eran fundamentalmente antisemitas, pero admitían, cada vez con más frecuencia, las represiones contra los judíos. Es muy posible que esa propaganda jugase un papel importante pues, la matanza en sí, no estuvo planeada desde el principio. Sin embargo, cuando se empieza a describir a alguien como no-humano, como escoria, cualquier radicalización es posible”, sugiere la historiadora.

“Durante mi investigación, tuve miedo de lo que me podría encontrar. Pero al mismo tiempo tenía la sensación de que la verdad no podía ser peor que `saber a medias´, o el terror irracional que envenenaba nuestra vida.”

“Lo que acabé descubriendo resultó ser terrorífico. Sin embargo, el enterarme de lo que ellos habían hecho, me hizo sentir mejor, a nivel personal. Salir de dudas, dar la cara al pasado, aunque te toque directamente, es mejor que vivir entre tinieblas.  Cuando finalmente tienes el coraje suficiente para romper el tabú y empezar a hacer preguntas, sientes alivio, aunque la verdad sea extremadamente dolorosa”.

Personalmente, he encontrado, en sus declaraciones, a una descendiente que se ha atrevido a dar la cara a la participación directa de sus antecesores en una espantosa época, que marcó a muchas generaciones, y que no debe caer en el olvido, aunque produzca pesadillas, como me ocurre a mí.

 Por supuesto, compraré su libro.

¡Felicidades, Katrin, por tu coraje y empaque!

¡Hay mucho, mucho más que, quizás, podamos entender en su escrito, al ser ella familiar directa de esa tenebrosa familia!

junio 2, 2011

Publicación realizada por Monseñor Ramón Benito De la Rosa y Carpio a Listín Diario, en el 50 aniversario de la muerte de Rafael Leonidas Trujillo Molina, y mi respuesta

                    Puntos de vista 29 Mayo 2011, 10:46 PM

Rafael Leonidas Trujillo Molina

Rafael Leonidas Trujillo Molina

UN MOMENTO

Fin de una era

Monseñor Ramón Benito De la Rosa y Carpio

Monseñor Ramón Benito De la Rosa y Carpio

Mons. Ramón Benito De la Rosa y Carpio

Estudiaba en el seminario, en el año 1961, 21 años de mi existencia, y cuando supimos la noticia de la muerte de Trujillo hicimos fiesta en el seminario. 50 años después, los dominicanos celebran el fin de la Era de Trujillo.

El coche en donde Trujillo fue acribillado

El coche en donde Trujillo fue acribillado

Palacio Nacional de Santo Domingo

Palacio Nacional de Santo Domingo

Sin lugar a dudas, y como acontece con todos los gobernantes de la tierra, nos quedan cosas positivas de Trujillo: ahí está el Palacio Nacional, para poner un simple ejemplo, pero sin lugar a dudas que la Era de Trujillo nos trajo muchos males, no aprendimos a ser democráticos, a vivir en libertad, y todavía pienso que una de las consecuencias que nos dejó Trujillo es esta violencia, esta criminalidad que estamos viviendo actualmente, porque no aprendimos a respetar las leyes libremente, sino porque estábamos obligados en esa época, y porque vivíamos con orden obligados.

Ahora que vivimos en libertad sabemos la importancia de la democracia. Las dictaduras, aunque dejen bienes, hacen también mucho daño.

Ojalá no volvamos atrás y ojalá podamos seguir superando los daños que nos dejó la Era de Trujillo.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.

MI RESPUESTA AL LISTÍN DIARIO, ENVIADA EL 2 DE JUNIO DE 2011

(ESPERO QUE SE PUBLIQUE)

Estimado Sr. Franjul:

Me dirijo a usted para responder a un artículo que escribió, en su distinguido diario, nada menos que un sacerdote, en este caso, Monseñor Ramón Benito De la Rosa y Carpio.  No tengo el gusto de conocerle pero sé que es muy querido en nuestro país y que, por lo que he leído, su trayectoria ha sido intachable.

Monseñor De la Rosa y Carpio

Monseñor De la Rosa y Carpio

No quisiera, con esta misiva, herir a ningún creyente ni a nadie.  Si le escribo es porque me sorprendió que, un representante de Jesucristo, fuesen las que fuesen sus ideas político-sociales, afirme, sin ningún pudor (sic):  “Estudiaba en el seminario, en el año 1961, 21 años de mi existencia, y cuando supimos la noticia de la muerte de Trujillo hicimos fiesta en el seminario.”

¿Desde cuando un auténtico católico celebra la muerte de un ser humano?  ¿No nos manda, el V Mandamiento de la Ley de Dios, “No matarás”?  Que yo sepa, no existen excepciones a dicho mandato.  Quizás él, sí lo sepa.

Usted ya conoce sobradamente cual es mi idea sobre las dictaduras pues la he comentado, públicamente, en muchas ocasiones.  Pero, como creo en el fundador de la Iglesia, Jesús de Nazareth, me extrañó y decepcionó su escrito.

Jesús siendo apresado en el Huerto de Getsemaní

Jesús siendo apresado en el Huerto de Getsemaní

Como Monseñor sabe, mejor que usted y que yo, que cuando fueron a prender a Nuestro Señor, ocurrió lo que he copiado de los Evangelios:

“Viendo, pues, los que con Él estaban, lo que ocurría, le preguntaron: «Señor: ¿herimos a cuchillo?» Y sin esperar respuesta, uno de ellos, Simón Pedro, con su brío acostumbrado, desenvainó la espada, e hirió a un siervo del príncipe de los sacerdotes, cuyo nombre era Malco, seccionándole la oreja derecha.

«–¡Basta! –exclamó Jesús. Y, dirigiéndose a Pedro,dijo–: Vuelve tu espada a la vaina, porque todos los que se sirven de la espada, a espada morirán. O ¿piensas que no puedo orar a mi Padre, y me daría ahora más de doce legiones de ángeles? Pero, el cáliz que me dio mi Padre ¿no lo he de beber? Y ¿cómo se cumplirán las Escrituras, según las cuales conviene que así suceda?»

No quiso el Señor que sus enemigos tuvieran que echarle en cara el daño causado a un pobre hombre por sus discípulos; «y tocando la oreja del siervo, le sanó».”

Pintura obra de Francisco de Zurbarán

Pintura obra de Francisco de Zurbarán

No conozco ninguna historia en la que Jesús celebrase el fallecimiento de nadie.  Si Monseñor la conoce, me gustaría que nos la contase.  Otra cosa es sentir alivio por haberse librado de cualquier tipo de dictadura o imposición injusta.

También quiero recordarle, pues por su forma de expresarse parece haberlo olvidado, lo que fue la tristemente famosa “Santa Inquisición”, que de santa no tenía nada.  Tenía pensado hablar de ello en mi columna semanal en El Nacional, curiosamente.  He recabado, pues, bastante información que iré publicando por capítulos, pues la historia es muy larga, muy extensa y… ¡terrible!

Este tribunal eclesiástico fue establecido, como sabemos, para inquirir y castigar los delitos contra la fe. Sus orígenes se encuentran en la persecución de las herejías populares del siglo XII.

Desde sus comienzos hasta su total finalización, acontecieron millones de barbaridades, crímenes y refinadamente rebuscadas torturas pues, al parecer, no fue abolida definitivamente hasta el año 1834.  Muchos siglos dan para mucho.

Instrumentos de tortura de la Santa Inquisición

Instrumentos de tortura de la Santa Inquisición

Tomás de Torquemada

Tomás de Torquemada

Reina Isabel La Católica

Reina Isabel La Católica

Pero, lo que no he encontrado, por más que he investigado, es que la Iglesia celebrase su abolición, ni tampoco el fallecimiento del también tristemente famoso Tomás de Torquemada, el primer gran Inquisidor de España, en el siglo XV, y confesor de la Reina Isabel la Católica.

Quiero recordarle también que, en la época en la que su vocación le llamó a convertirse en sacerdote, Trujillo firmó el Concordato con la Iglesia (año 1954), cuyo Papa era entonces, Pío XII.  Éste bendijo el armamento de Hitler y la Iglesia gobernaba, junto a su dictador, Francisco Franco, en España.

Pío XII junto a Hitler

Pío XII junto a Hitler

Si me equivoco, también le ruego a Monseñor que me lo haga saber, para poder informar bien a mis lectores.  Pero lo de España lo he vivido y sufrido en carne propia y, lo de la unión de Trujillo con la Iglesia, también.

Francisco Franco bajo un palio

Francisco Franco bajo un palio

Estuve presente en ese viaje, aunque aún no había cumplido los dos años de edad, pues fui bautizada por Franco y su señora, Dª Carmen, antes de viajar a Roma.  Mi madre, que era muy católica, conservaba un pergamino con la imagen de Pío XII, en el que bendecía a Trujillo y a su familia.  Al fallecer ella, lo destruí, por la rabia que me producía ver tanta hipocresía.  Ahora me arrepiento de ello pues era un documento bastante valioso.

Los libros, a partir del siglo XVI, debían tener, antes del texto y después de la portada, una serie de páginas, denominadas preliminares, que le daban legalidad a la obra para poder ser leída, comprada y distribuida en el reino español.

Los libros, a partir del siglo XVI, debían tener, antes del texto y después de la portada, una serie de páginas, denominadas preliminares, que le daban legalidad a la obra para poder ser leída, comprada y distribuida en el reino español.

Trujillo junto al Papa Pío XII

Trujillo junto al Papa Pío XII

Monseñor prosigue, en el arriba mencionado artículo (sic): “Ahora que vivimos en libertad sabemos la importancia de la democracia. Las dictaduras, aunque dejen bienes, hacen también mucho daño.  Ojala no volvamos atrás y ojala podamos seguir superando los daños que nos dejó la Era de Trujillo”.

Hace cincuenta años que se supone que se supone que vivimos en democracia.  Que no se me malinterprete.  He afirmado, y sigo haciéndolo, que no creo en dictaduras, ni de derechas ni de izquierdas.  Pero tampoco creo en las religiosas, que pueden llegar a ser aún peores.

Juan Pablo II junto a Fidel Castro

Juan Pablo II junto a Fidel Castro

Juan Pablo II junto a Pinochet

Juan Pablo II junto a Pinochet

Pío XII junto a Mussolini

Pío XII junto a Mussolini

Imagino que en el 1884, cincuenta años después de ser abolida definitivamente la Inquisición, muchísimas personas pensarían lo mismo que Monseñor.  “Ahora que vivimos en libertad, que no nos van a mandar a la hoguera por cualquier cosa (una herejía era fumar tabaco, por ejemplo), que no nos van a torturar por no pensar como ellos quieren, sabemos la importancia que esa abolición tiene. Ojala nunca volvamos atrás y podamos superar los múltiples daños causados por ese malévolo tribunal eclesiástico.”

Señor Franjul, le agradezco su atención y le mando un cordial saludo,

Aída Trujillo Ricart

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.