Aída Trujillo

mayo 3, 2012

Publicaciones en el periódico El Nacional, El robo de un animal de compañía puede causar mucho daño

DEBIDO A LA URGENCIA DE ESTE ASUNTO PUES, SE TRATA DE LA PÉRDIDA E INTENTO DE RECUPERACIÓN DE MI PERRO, CHILLING, HE DECIDIDO SUBIR ESTE ARTÍCULO A MI BLOG, HOY MISMO, Y NO ESPERAR HASTA MAÑANA, QUE ES CUANDO SALDRÁ EN EL NACIONAL.

ESTOY SEGURA DE QUE COMPRENDERÁN MI FORMA DE PROCEDER YA QUE, LA TRISTEZA, ESTÁ HACIENDO ESTRAGOS EN MÍ.  GRACIAS POR ENTENDERME…  Chilling, mi perrito querido

4 de mayo 2012, 11:47 AM

 

Vivencias cotidianas de allí y aquí

Escrito por: Aida Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

El robo de un animal de compañía puede causar mucho daño

En numerosas ocasiones hemos oído que, a algunas personas, les han robado su animal de compañía. Creo que, los que realizan ese tipo de actos, no son conscientes del daño que pueden causar a quienes se los sustraen y al propio animal, a quien lo arrancan de su familia y del entorno al que están habituados. 

Y, lo que es peor, después de satisfacer su capricho, suelen abandonarlos, algo que considero espantoso, dejándoles en cualquier parte, a su suerte y sin remordimientos.

Como he comentado en otros escritos, me encuentro en España, por motivos de salud. Ayer me llamó por teléfono mi hija y me dio la triste noticia de que le han robado a mi perrito. Se lo había dejado a ella para que me lo cuidase y, en la playa, aprovechando un momento de descuido, se lo llevaron, sin más.

Chilling representa mucho para mí, ya que, gracias a su amorosa compañía, hallé en él bastante consuelo, tras la muerte de mi hijo Jaime. Tan solo tenía dos meses de edad cuando le adopté y ahora, el día 9, cumplirá dos años. Para él, yo soy su madre.  Un perro feliz y mimado

Su robo ha coincidido, por si fuese poco, con que hoy, día 2 de mayo, mi hijo Jaime habría cumplido 39 años, de haber estado vivo. Se me han juntado dos penas muy grandes.

Puede que haya personas que piensen que un perro es solo eso, un simple animal, sin sentimientos. De hecho, he visto, en no pocas ocasiones, como les maltratan,  Y eso es lo que más me preocupa, aparte de la tristeza por su desaparición, que no le traten bien.

Le encanta la playaPero sé que muchos de ustedes comprenderán mi desazón y mi tristeza.

Muchos estarán de acuerdo con la famosa cita de Diógenes de Sinope, más conocido como “Diógenes el Cínico”: “Cuanto más conozco a la gente, más quiero a mi perro.” Y es que, en general, ese noble animal ofrece su amor incondicional, se alegra con el amor que le das y te brinda un sinfín de cosas positivas más, sólo con estar a su lado y atenderle con cariño.Diógenes el Cínico, rodeado de perros

Pido, desde estas líneas, a las personas que se llevaron a Chilling, mi querido perro, que me devuelvan ese pedazo de corazón que me han arrancado.

Se lo llevaron en Cabarete, pero me temo que, los que lo hicieron, estuviesen allí de paso. Sabían que mi hija era su dueña y no les importó causarnos este dolor.

Hemos puesto carteles por todas partes de la zona, incluso en Facebook. Pero pueden ponerse en contacto conmigo, o con ella, y les aseguro que no habrá, por mi parte, ningún tipo de rencor, sólo agradecimiento, si lo hacen.

Mi hija, Haydée, con Chilling, volviendo del mar

Mi hija, Haydée, con Chilling, volviendo del mar

Él es un Schnauzzer, un perro pequeño que no es muy común en la República Dominicana, de color oscuro y con la barbita y las patitas blancas.  Es, además, muy glotón, dormilón y curioso.

Para esas personas, el llevárselo, ha sido un capricho. Para mí, el haberme privado de su amorosa presencia ha sido como haberse llevado a un hijito.

Va a cumplir, en estos días, dos años y, repito, su presencia en mi vida resultó ser un bálsamo, cuando mi hijo falleció. Ha sido mi fiel compañero, pues vivo sola, en fin, para mí representa más que cualquier cosa material, no tiene precio.

Hay muchos perros que están huérfanos, abandonados, que son regalados. Si quieren tener uno, es fácil encontrarlo, a través de asociaciones que se dedican a ello y también a través de la prensa o el “boca a boca”.

Por ello, si alguien consigue reconocerlo ya que, repito, su raza se ve poco en nuestro país, le suplico, encarecidamente que se ponga en contacto conmigo o con mi hija.

Dios se lo pagará. Aunque, también, mi hija, ha ofrecido una recompensa monetaria, si les interesa más que la bendición del Todopoderoso.

Aída Trujillo Ricart                                     http//aidatrujillo.wordpress.com/

 

 

ANUNCIO PUESTO POR MI HIJA EN CABARETE Y EN FACEBOOK:  

PUBLICACIÓN MÍA EN FACEBOOK:

ESTOY TAN TRISTE QUE NECESITO REPETIR EL MENSAJE QUE PUSE EN MI MURO. ADEMÁS, SE ME OLVIDÓ, POR LA OFUSCACIÓN Y EL DOLOR QUE SIENTO, EL PONER UNOS NÚMEROS DE TELÉFONO DE CONTACTO, POR SI DECIDEN DEVOLVERME A MI PERRO, O ALGUIEN LO ENCUENTRA. MI HIJA PUSO EN SU MURO UN CARTEL CON LOS SUYOS, 849 205 10 18  Y TAMBIÉN EL 809 963 7873. VOY A AÑADIR OTRO QUE ES EL DE UNA AMIGA QUE VIVE EN CABARETE: 829 399 14 55.

¡LOS QUE ME HAN ROBADO A MI PERRITO, CHILLING, HAN ROBADO UNA PARTE MUY IMPORTANTE DE MI ALMA, DE MI SER! SI LEEN ESTO, POR FAVOR, DEVUÉLVANLO. ¡SOY SU MADRE DESDE QUE TENÍA 2 MESES DE EDAD! ¡TENGAN COMPASIÓN! PARA USTEDES ES UN MERO CAPRICHO, PARA MÍ ES UN HIJITO…

CUANDO FALLECIÓ MI HIJO JAIME, SU COMPAÑÍA FUE UN BÁLSAMO PARA MÍ. ¡LES RUEGO QUE ME LO DEVUELVAN, CREAN O NO EN DIOS! ES SIMPLEMENTE UN ACTO HUMANITARIO.

¡POR FAVOR, LOS QUE VIVEN POR MI ZONA, O EN OTRO LUGAR, AYUDENME A ENCONTRARLE! ES UN SCHNAUZZER, NO HAY MUCHOS EN REP. DOMINICANA DE ESA RAZA, ATIENDE POR EL NOMBRE DE CHILLING, ES AMOROSO, AUNQUE ES DE COLOR OSCURO, TIENE LA BARBITA Y LAS PATITAS DELANTERAS BLANCAS. ES UNA GRAN PARTE DE MI SER. ¡AYUDENME, POR FAVOR!

Anuncios

diciembre 13, 2011

Agradecimientos por el almuerzo de Navidad, que nos fue ofrecido por Don Radhamés Gómez Pepín, Director del periódico El Nacional, en nombre de su propietario, Don José Luis Corripio Estrada

12 de diciembre de 2011, Cabarete        

Agradecimientos por el almuerzo de Navidad, que nos fue ofrecido por  Don Radhamés Gómez Pepín, Director del periódico El Nacional, en nombre de su propietario, Don José Luis Corripio Estrada

 

Se acercan, para mí, fechas que, hace algo más de un año, resultaban ser alegres. Épocas  que festejaba con mis hijos, familiares y amigos, como espero que ustedes las celebren: con gozo desbordante, la casa adornada para la ocasión, música, baile y sabrosos manjares.

Recuerdo que pasaba muchas horas en la cocina, desde por la mañana, preparando esa cena especial para mis seres queridos.

Sin embargo, a partir de las del 2010, me resultan dolorosas, tristes, angustiosas, nostálgicas,  por un motivo muy poderoso: el fallecimiento de mi hijo Jaime, en el mes de julio del mismo año.

Desde entonces no acepto invitaciones de ningún tipo, para celebrarlas. Por supuesto, tampoco adorno mi hogar ni preparo nada especial.

Al contrario, prefiero acostarme temprano para que, sobre todo la Nochebuena, a la que considero una fiesta absolutamente familiar, pase rápidamente.

No obstante, el sábado día 10 pasado, al suculento almuerzo, en el que no faltó el típico lechón asado dominicano, de “mi querido periódico”, como le suelo llamar, sí acudí, al igual que hice el año pasado.

Estoy tan agradecida a su propietario, Don José Luis Corripio Estrada, y a su director, Don Radhamés Gómez Pepín, por su trato y personalidad, que no he querido dejar de aceptar ese regalo que nos han hecho, invitándonos a los que colaboramos en él.

D. Radhamés Gómez Pepín, Director de El Nacional

D. Radhamés Gómez Pepín, Director de El Nacional

 

Hotel Barceló Lina

Hotel Barceló Lina

D. José Luis Corripio Estrada (Pepín), propietario de El Nacional y de importantes empresas en la República Dominicana

D. José Luis Corripio Estrada (Pepín), propietario de El Nacional y de importantes empresas en la República Dominicana

Asistí acompañada por mi hija Haydée, algo más animada que el año pasado, por su adorable presencia.

El ambiente y la amabilidad del personal del Hotel Barceló Lina, en Santo Domingo, resultó muy agradable y, la verdad sea dicha, ambas pasamos un rato realmente encantador.

Con mi hija Haydée, durante el almuerzo

Con mi hija Haydée, durante el almuerzo

Me alegró el haber tenido la oportunidad de reencontrar a personas muy valiosas como son el propio Sr. Corripio Estrada, tan simpático como de costumbre, a Don Rafael Molina Morillo, fundador de la Revista ¡Ahora!, del vespertino El Nacional y actual director del matutino El Día, y a otros honorables compañeros.

Con el Dr. D. Rafael Molina Morillo, ganador del Premio Nacional de Periodismo 2010

Con Dr. D. Rafael Molina Morillo, ganador del Premio Nacional de Periodismo 2010

Eché en falta a algunos de ellos, periodistas, escritores, o pertenecientes a otras profesiones, que también forman parte de nuestro equipo, cuyas obligaciones les habrán impedido el personarse en el convite.

Quiero agradecer, con estas líneas, a todos los lectores que me siguen cada semana, a través del diario o del blog, prometiéndoles que intentaré publicar artículos que les resulten cada vez más agradables e interesantes.

Con amor,     

Aída Trujillo Ricart

 

octubre 23, 2011

“Más allá de la muerte”, entre las 10 novelas más vendidas en Librería Cuesta de Santo Domingo, cuarto lugar

Filed under: "Más allá de la muerte","Más allá de la muerte" de Aída Trujillo,Bismar Galán,blogs dominicanos,blogs internacionales,Edgar Núñez,Ediciones Unidas del Caribe,escritores de trujillo,escritores dominicanos,escritos míos en este blog,España,Fotografías,Fotografías de Edgar Núñez,Fotografías de Rafael Trujillo Ricart,Fotos,Guillermo Cote,Haydée Inchausti Trujillo,Haydée Trujillo,Librería Cuesta,Librería Cuesta de República Dominicana,Librería Cuesta de Santo Domingo,Libros,Literatura dominicana,Literatura Internacional,Los 10 libros más vendidos en República Dominicana,Los 10 libros más vendidos en Santo Domingo,Novela "Más allá de la muerte",Novelas de amor,premio nacional de novela de republica dominicana,Rafael Trujillo Ricart,República Dominicana,Trujillo,Uncategorized — Aida Trujillo @ 6:36 pm
Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

 

                                                                  FOTOGRAFÍA DE LA PORTADA:  EDGAR NÚÑEZ

                                                        IMAGEN DE LA PROTAGONISTA:  HAYDÉE I. TRUJILLO


                                                  FOTOGRAFÍA DE LA AUTORA:  RAFAEL TRUJILLO RICART

 

                                                                         EDICIONES UNIDAS DEL CARIBE

 

Me produce una inmensa alegría el que, sin tener que recurrir al monotema, Trujillo, mi novela, “MÁS ALLÁ DE LA MUERTE”, haya conseguido el cuarto lugar en las ventas de la LIBRERÍA CUESTA, la más importante de REPÚBLICA DOMINICANA.

 

SINOPSIS REALIZADA POR EL RECONOCIDO ESCRITOR, DE ORÍGEN CUBANO, BISMAR GALÁN:

  Una lucha incesante contra el dolor, los recuerdos, las divinidades y toda una cadena de obstáculos que se le interponen a Verónica en su intento de regresar con vida a la tierra, a su amado Manuel.  Es una entrega total en defensa del auténtico amor, en una mente que se asienta, sueña, divaga…  Obsesión que se convierte en el hilo conductor de esta dinámica narración de Aída Trujillo.  Espacios reales e imaginarios, terrenales y del más allá, donde se yergue la pasión de una solitaria y singular mujer. 

  Y luego, un final de esos que dejan el dulce-amargo de lo que suponemos que debe de ser y no es, o de lo que es y creemos que no debe de ser.

Bismar Galán

Bismar Galán

julio 7, 2011

Publicaciones en el periódico El Nacional, Anécdotas de nuestro país: Después de una mañana de surf en Playa Patos

30 Junio 2011, 12:35 PM
Vivencias cotidianas de allí y aquí

Anécdotas de nuestro país

Escrito por: Aida Trujillo Ricart (https://aidatrujillo.wordpress.com/)

El otro día, mi hija Haydée, se fue a practicar surf con unas amigas a una playa llamada Patos. No la conozco, y creo que no lo haré pues prefiero el mar en calma.

De izquierda a derecha, Cristina, Estefanía y Haydée

De izquierda a derecha, Cristina, Estefanía y Haydée

Según me comentó ella misma, que es demasiado intrépida para mi gusto, las olas estaban fuertes, medían el doble de altura que su estatura. El caso es que, las tres, Cristina, Estefanía y ella, regresaron a casa sanas y salvas.

Mi hija aseguró que, a pesar del enfurecido mar, lo pasó muy bien. Las otras, parece ser que no tanto. Yo, en mi sin vivir de madre, siempre le recomiendo que se dedique a otras aficiones, durante su tiempo libre, menos peligrosas.

Podría, como yo, pintar al óleo, bailar, etc. Pero no, a ella le gustan los deportes de riesgos con el “subidón” de adrenalina que conllevan.  En eso no nos parecemos en absoluto.

El caso es que, cuando regresó a casa, lo hizo portando un ramillete de flores preciosas, que me ofreció con gran cariño. Unas eran blancas y las otras rojas. De las primeras, muy bellas, no conozco el nombre. Me recuerdan un poco a las hortensias, pero sus pétalos son más grandes. Las segundas sé que son coralinas, pues tengo una jardinera pequeña en casa con una de esas plantas que brindan, como casi todas, lindas flores.

Pero lo más encantador del asunto, que quiero compartir con ustedes, es cómo fue que Haydée las consiguió. Por obligaciones laborales, tenía que viajar a Puerto Rico y no regresaría hasta el pasado domingo.

De pronto, por el camino de vuelta, mi hija detuvo su vehículo. Había visto a una doña que llevaba aquellas flores que, después, me trajo. Entonces, al parar, le preguntó que si las vendía, pensando en dejarme su cariño, simbolizado en ellas.

La señora, entre sorprendida e indignada, contestó que no. Las había recogido ella misma para llevarlas a la tumba de su madre. “Eso no se vende”, le aseguró.

Sin embargo, curiosa por su interés, le preguntó para qué las quería. Mi hija contestó que deseaba llevárselas a su mamá. La doña, una mujer no muy mayor, la miró de forma compasiva y le preguntó si también ella había perdido a la suya. Haydée, con un nudo en la garganta, le contestó negativamente. Entonces la mujer, más curiosa aún, quiso averiguar cual era, entonces, el motivo por el que deseaba traérmelas.

Mi hija le explicó que se marchaba de viaje, que iba a estar unos días fuera del país y añadió que yo estaba triste porque, el mes que viene, se cumplirá el primer aniversario del fallecimiento de su hermano Jaime, mi hijo.

Mi hijita Haydée

Mi hijita Haydée

La señora se conmovió visiblemente y le ofreció, entonces, su ramo.  Mi hija, en un principio, no quiso aceptarlo. Se detuvo a considerar el valor y  el fin de aquellas florecillas y la importancia que tenía para esa persona. Pero la doña insistió, quizás evocando a su perdida madrecita.  Haydée le hizo un regalito económico, cuando ella la convenció para que se las llevase, y le aseguró que iría a buscar más.

El caso es que, al final, me trajo mi hermoso ramito, que coloqué en un jarroncillo de cristal, al lado de la foto de mi hijito, emocionada por su detalle amoroso.

Estas son las sencillas, pero maravillosas, anécdotas que ocurren cada día y que, por desgracia, muchas veces no nos paramos a considerar.

Mucha gente, a pesar de su miseria, sigue siendo bella y generosa en su interior, que es lo más importante.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.